Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Xoel López: "Yo creo que el amor es la respuesta; no tengo un dios, el amor es mi guía"

19/11/2017 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

PAULA ARENAS

  • "A veces uno tiene que dejar de ser cosas que creía que era", dice el músico recién publicado su trabajo 'Sueños y pan'.
  • "La independencia total no existe, siempre hay cosas de las que dependemos".
  • "El amor es un arte, tienes que trabajarlo como un arte".

image

Después de Paramales, el gallego Xoel López se ha metido más aún en su propia carne para sacar y darnos hasta la última gota de su sangre en Sueños y pan (Altafonte). Un disco de diez canciones en el que resulta más complicado que nunca elegir cuál será la que más 'suene' y con el que cierra la trilogía Atlántico.

¿Su trabajo más personal?

Sí, en el sentido de que las canciones reflejan más mis inquietudes. Me he ido quitando capas y me siento más libre para ser yo mismo. Uno se va encontrando cada vez más a sí mismo. Hay edades que marcan. Es mi primer disco con 40 años, los cumplí este verano. Y son bonitos.

¿Se ha quitado entonces muchos miedos?

Sí, y prejuicios y cosas que crees que eres. A veces uno tiene que dejar de ser cosas que cree que tiene que ser, que fingía ser.

¿Pesaba el temor a no ser tan independiente como se espera?

Sí, pero en el fondo siempre dependemos de cosas. La independencia total no existe.

¿Su trabajo más libre?

Quiero pensar que todos lo han sido, en el sentido de que reflejaban el momento que los compuse, pero igual el reflejo de esta etapa es más libre porque yo he alcanzado libertades y seguridades en mi vida. Me siento más seguro para ser yo mismo, pero esa búsqueda es eterna.

Es que si uno deja de buscarse...

Dejaría de crear, claro. Es el aliciente para seguir, pero no solo en el arte, en la vida, igual. Si en la vida dices: hasta aquí he llegado y esto es lo que soy, mal vamos.

Pues hay unos cuantos, ¿no le parece?

Sí, sí los hay. Hay muchos de mentalidad conservadora que no quieren salir de ese lugar.

También mucho más amor en este disco...

Creo que es un disco de amor, sí, y lo he pensado en esos términos.

La canción Insomnio, que en principio es algo malo, lo convierte en la mayor declaración de amor del álbum...

Sí, ya que me quedo vagando por los mundos fantásticos de la creatividad y me voy a perder que sea para transformarlo en algo emocionante y que le dé un sentido a la vida. Yo creo que el amor es la respuesta, yo no tengo un dios, el amor es mi guía.

El amor ¿única trinchera que nos queda?

Creo que el amor está denostado, porque se ha convertido en un concepto de usar y tirar, un objeto de consumo. Y luego está ese otro concepto tan molesto y falso del amor romántico que ha hecho tanto daño a la sociedad. Yo también he pasado por ahí y he tenido que pelear. El amor es un arte, hay que trabajarlo como un arte. Para amar tienes que conocerte. Pero parece que sea difícil, la gente habla poco de amor y menos del más profundo. Es todo efímero. Pero bueno, yo de esto solo puedo hablar de mí.

Como su música...

Sí, por supuesto. Es una de las grandes falacias del arte: decir no hay nada mío. Es mentira, es imposible. Siempre estás proyectando tus inquietudes, miedos, anhelos...; tu personalidad.

¿Le sorprendió la necesidad de rabia que demostró haber con su canción Todo lo que merezcas?

Me alucinó y me di cuenta de la necesidad que había de soltar la rabia. Cuando la hice me sentí cohibido, me daba pudor hablar de esos sentimientos que todos tenemos pero que parece que no es para estar orgullosos por culpa de ese buenismo que parece que tienes que poner la otra mejilla.

Es tan falsa, tan mentirosa esa actitud..

Sí, totalmente. Es que a este a ese y otro los quiero mandar a la mierda y lo necesito, y ahí hice la canción.

Unió en un mismo sentimiento este tema a muchos... Cosa rara...

Hay cosas básicas que son las mismas. Los sentimientos se parecen, lo que cambia es cómo los gestionamos y cómo nos engañamos. Los sentimientos en el fondo son los mismos pero cómo nos engañamos mucho, algunos quieren llamarlo de otra manera, y no, es esto. Lo digo como si fuera un sabio...

¿Por qué siempre esa necesidad de mezclar sonidos?

Porque tiene que ver con mi vida, me crie en un ambiente de diversidad. Mis padres viajaban mucho y no estaban muchas veces en casa, eran muy sociables. Mucha gente venía a casa y eran todos muy diferentes. Era una casa de puertas abiertas para mis amigos también. Y en mi casa había muchos libros, discos, películas, en una época en la que todo eso era mucho más preciado.

Ahora más facilidad de acceso y menos interés, ¿por qué?

El problema es generar el interés y creo que ha de irse a la educación para cambiarlo. Da igual que las cosas estén allí si no te interesan.

Ya que habla de sus padres, ¿cómo le ha cambiado serlo a usted?

Compongo lo que me pasa, así que me cambia y condiciona, era inevitable que me cambiara. De repente te encuentras cantando una canción a tu hijo.

¿Le ha quitado algunos de los miedos de los que hablaba?

Sí, porque es como que te toca tirar para adelante. Te enseña y te coloca en el mundo real. Y te deja sin tiempo para agobiarte. En otras generaciones tener hijos era más por inercia, hoy se elige más. Me encanta que haya quienes no los tienen porque lo deciden así. Que ya no es que los tengan por tener. Aunque también haya arrepentidos.

¿Lo importante es bailar a pesar de todo? Lo ha dicho usted...

La vida es un equilibrio entre todo lo malo que siempre estuvo, está y estará y todo lo bueno que podemos vivir. Creo que pensar que todo es maravilloso sería ingenuo y pensar que todo es una mierda sería una ingenuidad también.

¿Y lo fácil también?

Eso en arte siempre ha ido muy bien; el gran reto es hablar de lo bueno. Lo malo nos sirve de marco, hace de contraste.

¿El mundo más raro en el que se ha perdido?

Siempre ha sido un lugar emocional.

¿Cuál?

La soledad. La estación más oscura y difícil por la que he pasado es la soledad. Es el que más he sufrido. El más raro: el sentimiento de ausencia de uno mismo. A veces he sentido que estaba ausente de mí mimo, porque no consigo asimilar todo lo que me pasa.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (53002 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2419
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.