Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Guillenbloguero escriba una noticia?

Ventajas y desventajas de las bombillas de bajo consumo

29/11/2018 08:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las bombillas de bajo consumo están presentes en la mayoría de los hogares españoles. Cuentan con varias ventajas sobre las bombillas tradicionales, y también algún que otro inconveniente

Las bombillas de bajo consumo son una de las revoluciones de la luz verde, ya que producen un ahorro energético de hasta un 80%, lo cual supone un gran ahorro para las familias y un buen servicio para el medio ambiente. Su tecnología permite ser responsable con el consumo eléctrico, sin embargo también cuentan con desventajas, estos son los pros y contras de estos dispositivos.

Ventajas de las bombillas de bajo consumo

Las bombillas de bajo consumo son más ecológicas. Al gastar menos energía provocan que se genere menos CO2. Se calcula que el ahorro por bombilla llega a ser de hasta media tonelada.

Los gases de efecto invernadero también se ven reducidos por este tipo de dispositivo. Los gases invernadero generan gran parte del calentamiento global, cada bombilla de este tipo ahorra unos 350 kilos de este residuo a la atmósfera.

El ahorro es también evidente para los usuarios. Como veremos, la bombilla tiene un precio inicial más alto que las bombillas habituales, sin embargo consumen menos y por lo tanto acaban por generar menos gasto.

Por supuesto, son más eficientes. Para producir la misma cantidad de luz que las normales utilizan entre un 50 y un 80% menos de energía que las incandescentes.

Desventajas de las bombillas de bajo consumo.

Su duración respecto a las habituales es de unas ocho veces mayor. Las bombillas de bajo consumo fabricadas actualmente tienen una vida útil muy larga.

Entre las desventajas encontramos que el color es diferente respecto al de las incandescentes. Para el ojo humano esa diferencia es visible, sin embargo el efecto óptico acaba por desaparecer al acostumbrarse la vista al color de la luz.

El precio inicial de una bombilla de bajo consumo es mayor respecto al precio de las bombillas normales, a medio y largo plazo acaban por compensar ya que el consumo es menor y supone un ahorro evidente.

Las bombillas incandescentes funcionan al más alto nivel desde que son activadas, sin embargo las de bajo consumo necesitan unos segundos para funcionar a plena potencia.

Uno de los puntos más criticados de las bombillas de bajo consumo ha sido que utiliza de dos a cinco miligramos de mercurio para su fabricación. El mercurio es altamente tóxico, por lo que si se rompe una de estas bombillas habrá que limpiar la zona de manera que los restos no entren en contacto humano.

A la hora de reciclarlas, y debido a su contenido de mercurio, se deben depositar en contenedores especiales.

A pesar de que tienen sus desventajas, los beneficios de usar bombillas de bajo consumo los superan con creces. Si tienes alguna pregunta o sugerencia puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.


Sobre esta noticia

Autor:
Guillenbloguero (8 noticias)
Visitas:
4004
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.