Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

El Tío Sam cabalga de nuevo

25/02/2019 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los últimos encuentros entre las grandes potencias han dejado claro que el nuevo Orden Internacional está modificándose con el paso de los meses y las desastrosas consecuencias que producen a sus propios intereses

Las mal llamadas sanciones económicas que no son otra cosa que una guerra sin cuartel para repartirse el mercado internacional, dañan más a los mercados de quienes las están imponiendo, que a los paises sancionados.

La Guerra sin cuartel en el mercado de las armas está dejando con el culo al aire a los hasta ahora amos de la venta ilegal de armas y sus aliados.

El enfrentamiento dentro de la OTAN y las desavenencias a la hora de plantear una estrategia común mantienen a esta alianza militar paralizada y sin saber qué hacer ante las iniciativas de los países externos a la misma.

Alemania y Francia ya se planean seriamente la creación de un ejército europeo frente a las locuras del Tío Sam, en lo que se ha venido en calificar irónicamente como “Trumputin” que no es otra cosa que la reedición de una nueva “Guerra Fría” entre los EE.UU. y Rusia.

Esta Nueva Guerra fría sin embargo poco o nada tiene que ver con la vivida en tiempos de la Unión Soviética, ya que en esta nueva etapa de la historia emerge China como gran potencia y la Unión Europea se desmarca constantemente de muchas de las iniciativas de su aliado en la OTAN.

Los escenarios económicos han cambiado y con ellos los interese geoestratégicos de las grandes potencias económicas y militares del planeta.

Así las cosas podemos decir que vivimos tiempos cambiantes, tiempos de mudanzas que nada tienen que ver con el pasado y que van a producir nuevos escenarios de guerra militar y económica.

El rotundo fracaso de la política del Tío Sam en Oriente Medio y la recuperación del papel protagonista de Rusia en la escena internacional hace presagiar nuevos tiempos, sobre todo con el papel primordial de China en todos los terrenos.

El desarrollo alcanzado por China en la Carrera Espacial y en el campo de la tecnología militar, pone en cuestión el propagandístico liderazgo de los EE.UU. y va camino de superarlo.

En Nuevo Orden Internacional está cambiando constantemente

Si a esto añadimos que ese falso liderazgo de los EE.UU. nunca ha sido cierto, ya que han sido los rusos los pioneros y los más avanzados en la Carrera Espacial, las consecuencias son fáciles de prever a medio plazo.

La alianza de Rusia y China, al margen de la dormida organización de los BRICS, está poniendo patas arriba todo lo que sucede en este planeta.

De nada han servido las cacareadas sanciones de los EE.UU. y la UE, a la hora de modificar el escenario internacional a su favor.

Lejos de ello han hecho el ridículo más espantoso de los últimos tiempos después de su intervención en IRAK y de sus consabidos golpes de mano en Libia, Siria y Afganistán, sin contar con el fracasado intento por detener la carrera nuclear de IRAN.

A todo esto hay que sumar la nefasta política seguida en relación con Venezuela y el agónico sistema político y económico de Nicolás Maduro.

El silencio cómplice ante la situación en Filipinas, Cisjordania, Yemen, Haití y el resto de países en los que alimentan el odio y el enfrentamiento mientras sus pueblos sufren las dramáticas consecuencias.

Mientras tanto los misioneros evangelistas protestantes se multiplican por todo el planeta con sus mensajes subliminales que fomentan el oscurantismo, el racismo y la xenofobia alentados por el USAID y los Cuerpos de Paz de los EE.UU. ante la indiferencia de la UE y de otros muchos gobiernos cómplices aliados.

La religión sigue siendo la mejor arma para combatir a la insumisión de los pueblos oprimidos, usada por unos y por otros, alentando el nacionalismo frente a la pluralidad y el mestizaje de los pueblos.

La decadencia del Imperio Romano se reedita con la invención del judeocristianismo de forma sistemática, para mantener a los pueblos en el oscurantismo y la confusión con el fin de mantener la dominación de las clases dominantes cada vez más minoritarias y egoístas.

 

@ordosgonzalo

gonzalo alvarez-lago  garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1284 noticias)
Visitas:
3247
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.