Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Sociedad de insectos desaparece, como lo hará el ciclo humano

21
- +
03/03/2019 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estamos sujetos a un mundo infinito, pero, sustraídos a una forma corporal, donde el movimiento es fundamental para comprender y razonar nuestra realidad

Aventis

El conocimiento, no se construye al azar. Es una etapa de formación, donde el alma reproduce nuestra memoria en categorías que evolucionan, acorde con nuestro crecimiento espiritual. Por esto, el hombre se encuentra en un constante movimiento, es para ver su naturaleza propia y reproducirla. El alma debe pasar por una etapa de curación y sanidad, hasta lograr salir de las fricciones. En este punto, llegamos a la salvación de nuestro cuerpo físico para ser transformado. En este sentido, nuestra materia a través de un conjunto de técnicas, asumirá su forma para vérsela con Dios o el ente espiritual que nos domina.

Así que, la física, matemática y la teología nos relacionan con el universo, somos parte de un mundo global, donde se incorporan los insectos, los animales, las técnicas materiales. Donde se hará siempre una recurrencia en los ciclos de formación para modelarnos a una realidad.

De esta manera, estamos sujetos a un mundo infinito, pero, sustraídos a una forma corporal, donde el movimiento es fundamental para comprender y razonar nuestra realidad. En esos ciclos, debemos tener respeto por los estadios, porque corremos el riesgo de permanecer en la ignorancia y, eso es desnudar nuestra materia corporal.

En consecuencia, debemos aprender a construir nuestro mundo, como un principio universal. Ahora, tenemos que aprender a construir nuestra casa espiritual, en base, a los principios materiales de la sensibilidad, forma y conocimiento en una unidad del tiempo, porque, de nosotros van a salir nuevas generaciones.

No hay analogías entre nosotros mismos por las leyes de la contrariedad, esto es peligroso porque podemos permanecer en la ignorancia y, solo el mundo contextual que nos rodea constituye una concepción lineal de una verdad.

La contrariedad se hace patente por la inducción. Y debemos tender un puente para transformar una de otra, sin llegar a las ofensas. Esto, indica precariedad en el conocimiento, los contrarios son los extremos a partir de las cuales se produce la generación entre las cosas que difieren en cuanto a la especie y, cuya distancia entre extremos es máxima. Entonces, hay que entender entre tendencia y privación. Cada uno, constituimos una unidad universal y global, como consecuencia, poseemos una privacidad que debe ser entendida y respetada.

En cierto modo, se entiende el mundo de las ideas. Como, mediante el mundo sensible captamos la forma de una realidad y materializarla en un concepto universal. De esta manera, existe la oportunidad de comunicarnos, nunca injuriarnos, menos mediante un sistema electromagnético, todo queda grabado en una unidad mecanizada que es un robot con memoria. Ellos, están ahí por causa nuestra.

Dependemos de la dialéctica histórica

Así, de esta manera afirmamos o negamos el bien, como causa de todas las cosas. De este modo, los pensadores, acertamos con otros, algunos principios de causales, porque, somos parte de ese mundo universal que, hoy se encuentra globalizado y controlado por países que manejan unidades electromagnéticas. Recordemos, somos energía y sinergia.

El contenido de una realidad dada encierra, la semilla de su transformación en una nueva caracterización y forma y, su cambio es un proceso necesario, en el sentido que es el único camino por el que una realidad contingente se hace actual.

La interpretación dialéctica de la actualidad erradica la tradicional oposición entre contingencia, posibilidad y necesidad, y las integra a todas en una unidad universal y globalizada. Como momentos de un mismo proceso comprensivo.

La necesidad, es el proceso en el que esta realidad contingente alcanza su forma adecuada. Hegel, lo llama el proceso de la actualidad.

Ante la naturaleza, tenemos que tener una actitud positivista, propia de la autorrealización y la realidad dada posee las posibilidades reales de contenido, no podemos seguir en el proceso de destrucción de los insectos y creándonos odios y adversidades. Es urgente, liberar nuestras verdades y, dejar atrás lo viejo, recuerden somos materia en proceso de transformación y, estamos obligados a cumplir un ciclo.

 Desde Aristóteles, los cambios históricos habían sido contrastados con los cambios de la naturaleza, es un mundo de depredadores, pero, necesarios para equilibrar el mundo y su definición universal, los cambios son para algo mejor y darles cumplimiento a los ciclos.

Hegel expresaba que el mundo oriental fuese conocido por su despotismo, el mundo grecorromano sólo la democracia y, el mundo germánico solo la monarquía., de allí procede la unidad del Estado y la sociedad, como un espíritu de unidad nacional, la historia de una nación debe ser entendida, como un concepto de autoconciencia y de libertad.  Nos aniquilando el uno del otro, desde los herbecidas hasta las armas ultramodernas.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (970 noticias)
Visitas:
171
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.