Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Teresa Da Cunha Lopes escriba una noticia?

Seguridad social: el debate ausente de los programas electorales

10/07/2017 23:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay toda una capa de la población mexicana que no se puede permitir planificar para su jubilación. Es un problema grave que los políticos "olvidan" en sus programas pero, que está en el centro de las preocupaciones de los electores

Seguridad social: el debate ausente de los programas electorales

Por Teresa Da Cunha Lopes

Hay toda una capa de la población mexicana que no se puede permitir planificar para su jubilación. Es un problema grave que los políticos "expulsan" de sus programas de campaña y que la academia silencia. A esos millones de los excluidos de los sistemas de seguridad social, los "olvidados", de las políticas públicas, se suman otros millones de trabajadores que sufren penurias financieras; recortes de prestaciones laborales y los efectos del retroceso de las pensiones.

Los primeros saben que nunca tendrán jubilación, de los últimos, muchos no esperan poder jubilarse y, si llegan a hacerlo, tienen poco de lo que vivir aparte de la cobertura mínima de una Seguridad Social en crisis. De hecho, según datos oficiales, "87% de los formales y 79% de los informales coinciden en que deben hacer algo para atender esta necesidad".

Es un problema ineludible que no ha sido debidamente abordado, porque el desprecio de la derecha por los pobres y el conservadurismo incompasivo del populismo han trasladado la falacia de la narrativa "que los pobres "lo tienen fácil" gracias a las ayudas públicas, a actitudes de desdén político por los "pobres".

Desprecio que se ha extendido, últimamente, al trabajo en una sociedad en que la narrativa mediática exalta las "virtudes" del consumismo salvaje y ridiculiza la ética del trabajo.

Actitudes y comportamientos amplificados porque hay demasiados mexicanos ricos —y, en particular, miembros de nuestra élite política— que parecen no tener ni idea de cómo vive la otra mitad.

Es evidente que la seguridad social es un pilar fundamental de la calidad de vida de las poblaciones y que debe estar inscrita en el paradigma de las democracias modernas. Además, tener seguridad social es un anhelo de la grande mayoría de los mexicanos(as). Según la "Sexta Encuesta Anual Ahorro y Futuro: Trabajadores Formales e Informales", donde se entrevistó a 3, 000 miembros de la Población Económicamente Activa del 30 de octubre del 2016 y el 17 de noviembre del mismo año, " 75% indica que está dispuesto a cambiarse a un empleo que les ofrezca seguridad social o prestaciones" (Veáse El Economista, en su edición electrónica del 3 de mayo 2017).

De ahí que debería ser una obligatoriedad encontrar soluciones nacionales para una cobertura universal de los mexicanos. También es verdad que ningún país tiene un sistema de seguridad perfecto. Sin embargo, las familias mexicanas podrían fácilmente tener mucha más seguridad de la que tienen. Tan solo haría falta que los políticos y los expertos dejasen de hablar alegremente de la necesidad de recortar las "ayudas sociales" y empezaran a fijarse en cómo viven realmente muchos de sus conciudadanos. y lo que es realmente importante para los electores.


Sobre esta noticia

Autor:
Teresa Da Cunha Lopes (231 noticias)
Visitas:
1724
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.