Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Rouco tenía razón

08/04/2014 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Durante el funeral de Estado del 31 de marzo por el primer primer ministro de la democracia, Adolfo Suárez, el cardenal Rouco Varela recordó en su homilía que había evitado "hechos y actitudes que causaron la Guerra Civil, y que la pueden volver a causar".

Esas quince palabras provocaron convulsión y rechazo en todas las fuerzas políticas, con excepción del PP. Lo condenaron por tratar asuntos políticos. No debería haberlo hecho, pero ello no impide reflexionar sobre su advertencia.

En aquellos días la Assemblea Nacional Catalana (ANC), organización popular que de momento tiene 51.000 socios que influyen decisivamente en la Generalidad, preparaba su programa definitivo para imponer el referéndum separatista el próximo 9 de noviembre y proclamar la independencia el 23 de abril de 2015.

Y aprobaba definitivamente este último sábado la toma del control "se oponga quien se oponga" de puertos, aeropuertos, fronteras, policía y medios de comunicación públicos ese 23 de abril: una revuelta, un golpe de Estado.

La ANC fue quien organizó el 11 de septiembre en la fiesta de la Diada, a 1, 6 millones de personas, según la Generalidad, en una cadena humana de unos 400 kilómetros desde la frontera de Francia hasta la Comunidad valenciana, territorio que exige anexionar a Cataluña, las islas Baleares, parte de Murcia, Aragón y sur de Francia.

Artur Mas y su Generalidad parece que no podrán echarse atrás en su independentismo. Las milicias populares de la ANC, como podríamos llamarles, siguen creciendo y calentando la emotividad patriotera. Y pueden aparecer milicias contrarias a estas, lo que llevaría a ambas a sangrientos enfrentamientos.

Además, el Estado no puede entregarle por las buenas a los independentistas sus poderes ni las armas con las que defiende su soberanía.

Rouco tiene razón, aunque no debiera hablar de política: el independentismo está reviviendo el alzamiento de Lluís Companys de 1934, apaciguado con las armas por la República, aunque sólo hasta 1936, cuando Franco inició la guerra civil tras avisos tan alarmistas de laicos y de religiosos como los del arzobispo de Madrid.

-------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1431
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.