Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

4 recomendaciones para recuperar la motivación en un momento como este

19/02/2020 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Mónica Roman

Crear una empresa no es fácil, pero mucho menos mantener la rueda del negocio funcionando año tras año en un país como el nuestro.Si una vez más te encontrás haciendo malabares para cuidar lo que lograste, si la rentabilidad está estancada y te sentís atrapado en el día a día es lógico que te hagas malasangre y decaiga tu motivación con la empresa.

El país es el que tenemos y sin duda afecta los resultados del negocio, pero si dedicaste una buena parte de tu vida a desarrollar una empresa que lleva años en el mercado, tu próximo paso tiene que ser para consolidar la rentabilidad y tener más libertad independientemente de lo que suceda en el contexto y de la situación en que te encuentres hoy.

Para lograrlo estas son las 4 recomendaciones más serias y responsables que podemos darte:

1. No pongas más esfuerzo, ni le pidas más a tu gente

Uno tiende a pensar que en momentos difíciles hay que poner el hombro y trabajar el doble para lograr más cosas. Esto antes daba resultado, porque una empresa que nació de la nada necesitaba suplir con esfuerzo lo que no podía comprar con dinero.

Antes, cuanto más le dabas, más crecía y más ganabas. Ahora, aunque dupliques el esfuerzo, no podes moverla ni cambiar el número. Porque traspasó el estadio en el que el esfuerzo podía superar cualquier cosa. Con el tamaño que tu empresa tiene hoy seguir poniendo esfuerzo sin ver resultados es aumentar la confusión y la desmotivación. Hay que parar la exigencia desmedida porque resta más de lo que suma. Hoy en día lo que más impacta en la rentabilidad es la claridad y el dominio del negocio.

2. Confiá en la trayectoria de tu negocio:

Si tu empresa sigue funcionando a través del tiempo, no hay errores. La primera medida del éxito es la trayectoria. Aunque añores la fuerza emprendedora que alguna vez tuviste, hoy estás en un mejor momento que en ese entonces. La trayectoria indica que tu idea, tu visión y tu manera de hacer las cosas fue valorada por el mercado. Esto implica que sobreviviste a los cambios de reglas de juego en la Argentina, a la competencia informal, a las demandas de los empleados, a la velocidad de los cambios tecnológicos y a las exigencias del cliente. Creaste anticuerpos que no tienen los que recién están empezando.

Una empresa con una trayectoria de más de cinco años tiene que poder funcionar por sí misma siendo rentable, sin necesidad de que el dueño esté pendiente 24 x 7 (aunque todavía no hayas encontrado la manera de despegarte).

3. Salí cuanto antes de esa situación:

Si como dueño o dueña de una pyme, después de haber intentado solucionar situaciones de complejidad, empezas a sentir que hagas lo que hagas nada va a cambiar, ese sentimiento es más alarmante que los problemas que pudiera estar teniendo la empresa. Sos la persona más importante y lo que más tenes que cuidar en esos momentos es lo que pensas acerca de tu propio poder para cambiar las cosas.

Si estás en una espiral de estrés y frustración respecto de los resultados de la empresa es importante salir de ahí, si es necesario con ayuda especializada, para empezar a tener buenos resultados cuanto antes. Es como si uno estuviera excedido de peso y después de poner "fuerza de voluntad" en varias tentativas de dietas y ejercicio estuvieras cada vez peor. En ese caso lo mejor no es seguir intentando en soledad para encontrarte al año siguiente con más kilos y menos confianza, lo ideal es acudir a alguien que sea experto en ayudar a las personas a bajar de peso y salir lo antes posible de ese circulo negativo.

4. Buscá una solución que funcione de verdad:

No pongas parches como, por ejemplo, cambios de personas, ideas que ves en internet o soluciones informáticas. No es porque no sirvan sino porque, si no hay una dirección clara, te consumen energía y expectativas para terminar en lo mismo.

Para tener una dirección clara y progresar de verdad no hay nada mejor que trabajar con una consultoría o asesoramiento empresario profesional. Que sea profesional no significa que sea burocrática ni académica. Significa que entienda rápidamente la situación tu negocio y las palancas básicas para potenciarlo y consolidarlo.

Hay muchos motivos por los cuales uno no se decide a hacerlo. Porque le fue mal en otro momento, porque siente que su realidad es muy particular, que su empresa es muy desprolija para que la entienda alguien de afuera, porque cree que le va a llevar tiempo ver los resultados o porque ya no quiere poner expectativas y terminar frustrado. Pero estas son sólo suposiciones que uno se hace, porque un buen equipo de consultores te entiende y entiende a tu empresa, no está para juzgar sino para brindarte claridad y mejorar los resultados cuanto antes. Está demostrado que una buena consultoria, adecuada a la realidad de la empresa, es la solución de máxima que permite no sólo afianzar la rentabilidad y mejorar la calidad de vida del empresario, sino ayudar a que esa obra que él formó tenga un impacto positivo para los hijos.

Un negocio que recién empieza tiene que ir haciéndose a sí mismo por ensayo y error pero una empresa que lleva años en el mercado no se puede dar el lujo de no contar con una consultoría para lograr consolidación. Porque hay un valor mucho más grande en juego. Por eso, llegado a esta altura del recorrido, el mérito no está en que sea uno el que hace y piensa todo solo sino en elegir lo más conveniente para la empresa y para la vida personal.

Apenas uno toma esa decisión aparece nuevamente el alivio y la motivación. A tal punto que al poco tiempo uno se encuentra pensando: Por qué no lo hice antes?

El camino que recorriste, la empresa que construiste y los resultados que fuiste logrando tienen tanto valor para tu familia, para los clientes y para tus colaboradores que merecen reflejarse en tu vida. Pero el único que puede brindarte el premio de un futuro rentable sos vos, no a través de tu trabajo sino de tu claridad acerca de lo que queres y de tu decisión de hacerlo.

Fuente: https://www.linkedin.com/pulse/4-recomendaciones-para-recuperar-la-motivaci%C3%B3n-en-un-momento-roman/

imageTwitterimageLinkedinimageFacebookimageTumblrimageemail

Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (14228 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
281
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.