Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El "no" a otra prórroga, un plan B y Ayuso como contrapeso: Casado se coloca en las antípodas del Gobierno de Sánchez

0
- +
18/05/2020 05:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pablo Casado ha encontrado, de nuevo, su perfil propio en plena pandemia por el coronavirus. La estrategia del PP gira en torno a tres ejes: pasar a votar "no" en la quinta prórroga del estado de alarma -en la cuarta ya se abstuvo-, un plan B alternativo al del Gobierno de Pedro Sánchez y el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso como buque insignia frente a los políticas de Moncloa. Casado, con todo esto, se ha distanciado del todo de Sánchez. Ya lo estaba, pero estas semanas esas fricciones se han hecho todavía más evidentes.

Génova considera que el estado de alarma "ya no es necesario" para la desescalada, y cree que Sánchez apuesta por esta fórmula porque "está cómodo acumulando todo el poder". Los populares lo han comparado con "una especie de estado de excepción". De esta forma, en la próxima votación se sumarán al bloque de Vox y JxCat, que son previsiblemente las formaciones que mantengan el voto en contra.

La voz del PP es cada vez más dura y más crítica. El partido "entiende" las manifestaciones que se están produciendo en la calle contra el presidente del Gobierno ante la "indignación" y el "enfado" de "muchos españoles" por su gestión en la crisis del coronavirus. A su entender, los ciudadanos tienen derecho a expresar su "insatisfacción" contra el Ejecutivo, que está "haciendo muy mal las cosas" y ha "mentido sistemáticamente".

En palabras de la vicesecretaria Ana Beltrán, el Ejecutivo quiere "ocultar" y "minimizar" la repercusión de esas protestas que se están produciendo en la calle. "La izquierda, se ha visto muy claro, cómo es capaz de perseguir movimientos sociales que están en toda España pidiendo la dimisión de Sánchez", sentenció. Esas movilizaciones no han sido defendidas de forma explícita por la formación, pero las consideran otra forma de desgaste a la coalición.

Ante lo que consideran una "incapacidad" por parte del Gobierno central, el PP ha presentado su propio plan para la desescalada, bajo el lema 'Activemos España'. Este se divide en tres áreas: sanidad, economía e interior. Casado considera que el confinamiento ha llegado "demasiado lejos" y que lo ideal sería "preservar la salud de los españoles" al mismo tiempo que "se reactiva la economía". La máxima del PP es clara: "Hay plan B". Y es el que se ha presentado en Génova, pero que al mismo tiempo no cuenta con el aval del Ejecutivo. Tanto es así que para la quinta prórroga del estado de alarma Moncloa está negociando con todas las formaciones excepto con los populares y con Vox.

Pablo Casado, en ese contexto, ha encontrado el apoyo de sus presidentes autonómicos. Pero un nombre resalta por encima del resto: Isabel Díaz Ayuso. La presidenta de la Comunidad de Madrid, rodeada de polémicas, se ha convertido en el contrapeso al Gobierno central. La presidenta madrileña y el no pase de su comunidad a la fase 1 de la desescalada ha sido la gota definitiva para acentuar las críticas contra Sánchez.

Ayuso cree que el Gobierno le está haciendo "oposición" a ella, y "no al revés", y ha censurado que intente darle "lecciones de Sanidad". La presidenta ha criticado las decisiones "arbitrarias e improvisadas" que se están tomando respecto a la autonomía y ha rechazado que intenten dar "lecciones de Sanidad" mientras les quieren situar como "un Gobierno insensato" que pone en peligro a los suyos.

"No he dejado de recibir campañas de desprestigio directo por parte del PSOE diciendo que era una insensata y que ponía en riesgo la vida de las personas cuando fuimos nosotros los que despertamos al país cerrando los colegios", recalcó Ayuso, que se ha convertido durante esta crisis en uno de los referentes más claros del PP.

La de Ayuso ha sido, sin duda, la voz más dura contra Sánchez y su gestión. "No pueden estar vendiendo la Sanidad de Madrid como la están poniendo, como si fuéramos tercermundistas y no estuviéramos preparados, cuando hemos sorprendido al mundo con nuestra capacidad sanitaria", comentó. Ese es el tono y ese es el perfil que han elegido los populares. Casado no quiere saber nada de Sánchez, ni viceversa. Quedó claro en el Congreso: es casi inimaginable que se pongan de acuerdo. Por eso cada uno va por su lado.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (31104 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
39
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.