Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

"Después de la potabilización del agua, la vacunación es la herramienta que ha salvado más vidas en el mundo"

0
- +
24/07/2020 00:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La crisis del coronavirus ha tenido muchos daños colaterales más allá de la propia enfermedad. Y es que, debido al colapso del sistema sanitario y al miedo de los pacientes a acudir a los centros de salud ha hecho que se descuiden otros problemas de salud.

También ha afectado de manera significativa a las vacunaciones, que se ha reducido considerablemente debido a la pandemia, lo que puede tener consecuencias para la salud pública. La doctora María Garcés-Sánchez, Pediatra en el CS Nazaret Valencia, y miembro del Área de Vacunas FISABIO y del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, nos habla de estas consecuencias y de la importancia de retomar, cuando antes, el calendario de vacunación.

Durante los meses más duros de la pandemia, descendieron considerablemente el número de vacunaciones. ¿Fue por miedo o por la saturación del sistema sanitario?

Desde el punto de vista de los padres, lo cierto es que muchos estaban realmente asustados de traer a los niños a los centros de salud. A algunos tuvimos que convencerlos de que vinieran. Desde el punto de vista profesional, lo primero que tuvimos que hacer fue poner medios para que la gente no dejara de poner las vacunas. En mi centro de salud, por ejemplo, generamos dos circuitos. Un circuito 'sucio' y uno 'limpio'. En el limpio solo venían los niños a revisión y vacunación con un horario estricto y en el que fueran solo uno de los padres para evitar aglomeraciones y que se encontraran con otros padres. El circuito 'sucio' se dejaba para los niños con síntomas o que pudieran tener algún tipo de enfermedad. Eso nos permitió mantener la cobertura vacunal, pero lo cierto es que, en otros centros, por ser más pequeños, no pudieron hacerlo.

¿Qué tipo de vacunas son las que dejó de poner y en qué edades se tiene que poner más hincapié?

Se dejaron de poner en toda la población, pero es cierto que las que más no preocupan son los niños más pequeños, hasta los dos años porque es hasta esa edad cuando se ponen las vacunas importantes. A partir de cierta edad, ya son refuerzos y si se demora un poco la vacunación no es tan preocupante, porque ya están vacunados. La triple vírica, por ejemplo, dependiendo de las comunidades, descendió la vacunación entre un 20 y un 30%, y eso es mucho. Y es la una de las vacunas que más preocupa.

¿Qué consecuencias puedes tener el retraso en estas vacunaciones? ¿Es probable reaparezcan enfermedades ya casi desaparecidas en España como el sarampión, mucho más mortal que el COVID?

Erradicar enfermedades es muy difícil, porque para que un virus se pueda erradicar se tiene que dar la característica que solo afecte al ser humano. La única enfermedad que podemos decir que se ha erradicado es la viruela, y la siguiente que se quiere conseguir es la polio. Lo que sí podemos hacer es controlarlos mediante las vacunas, y es lo que hemos hecho con la polio y el sarampión en España, que según la OMS somos un país libre de estas enfermedades. Durante las semanas que estuvimos confinados, el riesgo de contraer estas u otras enfermedades infecciosas es muy bajo, pero ahora que ya no estamos confinados y que, además, esperamos que venga gente de fuera, si tenemos menos niños vacunados, tenemos más riesgo de que haya un brote de estas enfermedades infecciosas. El sarampión, por ejemplo, es muy contagioso, por eso tenemos que alcanzar un grado de inmunidad y de vacunación muy alta, en torno al 90-95%, para que, en caso de que apareciera el caso de nuevo, no se generara un brote.

¿Se están retomando esas vacunaciones? ¿O algunas dosis son ya irrecuperables?

Todas las dosis son recuperables, por eso, tanto desde el Ministerio de Sanidad como desde el Comité Asesor de Vacunas, hemos insistido a los pediatras para que hagan una captación de la vacunación activa, llamando a todas las familias para citarlas para retomar el calendario de vacunación. Desafortunadamente, cada comunidad autónoma funciona de una forma, y hay algunas, como la valenciana, que dispone de un registro de vacunas que está completamente 'lincado' a la historia clínica del paciente, lo que es una ventaja a la hora de recaptar niños, pero no en todas lo hay.

Se habla de adelantar la campaña de la vacuna de la gripe este año. ¿Puede tener algún efecto negativo?

La campaña de la vacunación de la gripe se programa en función de cuando se espera que sea la epidemia y, precisamente en los últimos años la gripe tiende a aparecer más tarde de lo que lo hacía habitualmente, en torno a febrero cuando antes era en torno a navidad, enero... Una vez nos vacunamos de la gripe, el pico de protección se produce en torno a un mes o mes y medio, y a partir de ahí, la inmunidad baja. Así que, por un lado, adelantarla la campaña está bien porque este año va a ser muy difícil llevarla a cabo, pero por otro, hay que ser muy cuidadosos a la hora de elegir las fechas para que los anticuerpos estén todavía en la sangre de los pacientes cuando aparezca el virus y sea efectiva. Porque, en realidad, la vacuna no te protege de la gripe, sino que evita una enfermedad grave por la gripe.

La vacunación de la gripe en España se recomienda a población de riesgo, como mayores, sanitarios, crónicos... pero a la hora de la verdad, poca gente se vacuna. ¿Servirá la crisis del COVID para concienciar a la población de la importante de vacunarse también contra la gripe?

Yo confío en que sí. Y es responsabilidad de los responsables sanitarios informar a la población de los beneficios de ponérsela. Es una vacuna que tenemos disponible en estos momentos y tenemos que aprovecharla, y es una pena que no se alcancen coberturas más elevadas. Todos los profesionales vinculados al mundo de las vacunas somos conscientes de los beneficios que tiene esta vacuna, pues no sólo protege de las complicaciones más derivadas de la gripe, como la neumonía, también reduce mucho las muertes por infarto e ictus, pues la infección de la gripe multiplica entre 6-10 veces el riesgo de infarto2 y por 3-8 veces el de ictus.

Y las medidas de higiene, mascarillas... ¿servirán también para frenar el contagio de la gripe, que se trasmite más o menos de la misma manera?

Sin duda. Y se está viendo en el hemisferio sur, sobre todo el Australia. Si todos seguimos las recomendaciones, que no sé si la gente está más concienciada, evitaremos también la transmisión de otras enfermedades de trasmisión aérea.

Y es que, el trabajo que nos viene de cara al otoño invierno es muy duro, porque, aunque parece que según los últimos estudios, los niños no trasmiten ni contagian mucho, los niños tiene cuadros víricos y catarrales con síntomas compatibles con los de la COVID prácticamente hasta mayo, así que todo lo que hagamos por evitar también esos cuadros, mejor. Ya sea gripes, catarros, y más aún brotes de otras enfermedades infecciosas, como el sarampión. Eso sería ya terrorífico.

Todo el mundo espera con ansia la vacuna contra el coronavirus, pero a la vez crecen los movimientos antivacunas. ¿Por qué cree que ocurre esto?

Es debido a una falta de información. La gente que no tiene información suele cometer errores, y ahora hay mucha gente que se informa a través de webs no autorizadas, que no tienen información fidedigna. Pero los datos objetivos están ahí... Como que, a principios de los 80 todavía había medio millón de casos de polio en el mundo que generaban parálisis, y hoy quedan 22 o 23 casos. Por suerte, lo que la inmensa mayoría de la gente necesita es simplemente que le informen adecuadamente. Luego ya hay otra gente que es muy integrista para todo tipo de cosas.

Estas semanas hemos conocidos los resultados prometedores de dos vacunas, las de Moderna y la Oxford. ¿Es optimista al respecto o cree que se nos está dando demasiadas esperanzas?

Optimista siempre, porque son muy buenas noticias, pero faltan muchos pasos aún y hay que ser cautas, pues, aunque se generen anticuerpos, aun no sabemos si estos anticuerpos sirven para parar al virus, pero eso no se puede probar. A las vacunas se les exige la máxima seguridad porque es un medicamento que se les pone a las personas sanas. Tenemos que esperar a los resultados de las fases dos y tres, porque este virus sigue siendo muy desconocido y ha conseguido expandirse del modo que lo ha hecho cuando nadie lo esperaba.

La ventaja es ver cómo las empresas farmacéuticas se han unido entre ellas y toda la investigación que está destinada a vacunas en el ámbito público están trabajando codo con codo para desarrollarlas. Ahora mismo creo que hay 26 vacunas en desarrollo humano en fase dos y algunas en fase tres. Este desarrollo global que se está haciendo de vacunas es un beneficio para el ser humano. Y creo que hay que alentar a todos los organismos internacionales para que esta vacuna llegue a toda la población a nivel mundial. Pero esta vacuna y todas, porque esta pandemia también ha afectado a las vacunaciones de países más desfavorecidos, lo que puede afectar a la propagación de otras enfermedades a nivel mundial.

Y es que, después de la potabilización del agua, la vacunación es, sin duda, la herramienta que ha salvado más vidas en el mundo. Es un momento de aprendizaje, y me produciría muchísima tristeza que la gente no fuera de darse cuenta de lo que suponen las enfermedades infeccionas y el peso que tiene la prevención de las mismas.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (42651 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.