Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

PODEMOS en fase menguante

25/06/2020 00:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El controvertido acceso al poder, la total ausencia de autocrítica y la negativa a reconducir la situación, son actitudes contrapuestas a las que ilusionaron a los hombres y mujeres que en su día se incorporaron a Podemos

Superado el grueso de la crisis sanitaria, las primeras encuestas sobre la intención de voto indican que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias es con mucho el más perjudicado por esta pandemia, pues la tendencia electoral a la baja de la formación morada es de tal calibre que aún atendiendo a las estimaciones más favorables la repercusión de su impacto haría que pasara de los 35 escaños que tiene actualmente a los 27 que alcanzaría en el supuesto de celebrarse ahora nuevos comicios, con el agravante que tan pronunciado descenso de representación supondría además que el bloque de la izquierda perdería la mayoría frente al de la derecha.

Tal circunstancia es indicativa que Unidas Podemos. ya no tiene el apoyo de la mayoría de los españoles de izquierdas, aún cuando Iglesias no pierde la oportunidad de maniobrar para afianzar su liderazgo a cualquier precio, como así ocurrió tras ganar recientemente Vistalegre III con un pírrico 10% de los votos de sus afiliados, ya que la mayoría militante en una actitud de notorio desencanto optó por mantenerse al margen.

Pero esta deriva no es nada nuevo, pues ya comenzó en el transcurso de Vistalegre II, cuando la derrota de los defensores de la vía del 15- M indujo un cambio irreversible en la naturaleza de la organización morada que tras aquella capitulación pasó a funcionar como un partido político tradicional dirigido desde la sala de mandos con mano de hierro por alumnos instruidos en las Juventudes Comunistas sobre prácticas de poder interno que aplicaron con disciplina prusiana los “notables” del aparato con Iglesias al frente auxiliado por Echenique, Montero, Mayoral y Monedero, bajo cuyas órdenes el vuelco acentuó la escala de decadencia de Podemos.

Desde entonces la estructura de funcionamiento podemita se ajustó estrictamente al prototipo de una formación comunista de corte clásico, es decir, estableciendo una composición marcadamente jerarquizada y burocratizada en línea a imponer la nueva orientación y a la vez laminar todo rastro del hacer político de sus antecesores, para cuya configuración se asignaron cargos de confianza en “plural” correspondencia con las lealtades personales prestadas.

Afirmar al efecto que del formato político de Podemos solo queda su filiación de origen, por lo demás, consecuencia de su toma por asalto se convirtió en un hábitat políticamente inhóspito donde el leninismo de Iglesias impide cualquier cohabitación con los proclives al espíritu del 15- M al quedar sometida su hegemonía al imperio de las camadas de relevo del viejo PCE, transformándose con eso en la organización mas antidemocrática y cesarista del país.

La extinción de los círculos como herramienta de participación y de relación activa con la sociedad, cercenó la finalidad de empoderar a la gente y dar protagonismo a los ciudadanos

En la actual tesitura una vez extinguidos los círculos, e impuesta la más absoluta y férrea verticalidad, como no podía ser de otro modo el nuevo staff comunista se mostró más proclive en aplacar toda reacción interna que preocupación real por dar solución a la problemática social, en una tendencia de achicar receptividad y acentuar la salvaguarda, una actitud en correspondencia con la docencia recibida, más orientada a la intriga política que al desempeño de funciones de gobierno, lo que al margen de sus aleccionados y disciplinados acólitos proyecta hacia el electorado una imagen pública de Podemos deprimente y de nula receptividad,

Queda probado pues que el transito al comunismo ocasionó una pérdida de referéndum social que impide que el actual Podemos pueda ofrecer al electorado aquel proyecto de país que fuera referente de su propia génesis, tal es así que tras seis años de Podemos y nueve del 15 M, el impacto del bajón sufrido en términos de poder institucional es de tal calibre que ponen en serio peligro la continuidad de la formación política.

La extinción efectiva de los círculos como herramienta de participación y de relación activa de la organización con la sociedad, impidió cumplir la finalidad de empoderar a la gente y dar protagonismo a los ciudadanos que por tal motivo dejaron de participar o optaron por abandonar definitivamente el proyecto por pérdida de entusiasmo, y todo porque la gran mayoría de los hombres y mujeres que recalaron en PODEMOS se inscribieron en la formación con el ánimo de hacer política de forma y manera distinta, y eso es algo que para nada está sucediendo a tiempo presente.

Atrás queda el 15 M, de las asambleas, del «no nos representan, mientras el actual PODEMOS cerrado a cal y canto a la participación directa, dejó de ser el azote de la casta y tras renunciar a las “nuevas formas de hacer política” se conforma por la continuidad y por ser una parte inoperante de ese Partido Comunista decrépito y extemporáneo, sin influencia alguna en la vida política española, facilitando de ese modo la continuidad y supervivencia de un Régimen decadente como el dimanante del 78.

Cúmulo de avatares que hicieron crecer la decepción de quien pudo constatar como la idea original de Podemos se desvanecía, una frustración que se acentuaba en tanto electoralmente no solo decaía en las urnas sino que aceleraba su desplome, un deterioro que no tendrá vuelta atrás en tanto se mantenga en su seno el anacronismo bolchevique como estrategia de afianzamiento en el poder, y no se opte por la reconciliación con la democracia participativa aplicando la descentralización del partido para que las decisiones se tomen de abajo hacia arriba y no al revés.

Con esta trayectoria el 12 de Julio en Galicia el descalabro está servido


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
6485
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.