Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Maricel Cifuentes escriba una noticia?

Cuando los piropos pasan a ser acoso

28/01/2011 04:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existen muchas mujeres que están pasando por esta situación, donde los piropos pasan a ser acoso

Es cierto que los hombres y las mujeres tenemos distintos conceptos de lo que es un piropo, y es aún más diferente nuestra opinión sobre cuándo corresponde decirlos.

“A las mujeres nos gusta que nos digan que somos lindas, nos sube el ánimo y el ego." Esto es cierto, en especial cuando te lo dicen con tino, y no cuando un hombre te lo dice en la oreja y te ves obligada a aclarar y dar a respetar tu espacio.

Hay cierta vulnerabilidad en ser mujer. Para nosotras no es fácil trabajar rodeada de hombres, mucho menos con tipos que se creen regios y cancheros. No es que seamos perseguidas (personalmente, no es mi caso), pero sí estamos concientes que en ocasiones y desafortunadamente sucede que en el trabajo existe algún tipo que nos molesta y los piropos que fueron en algún momento a hora es un acoso. Esto no es una exageración a mi me ha pasado. En conversaciones intimas con amigas, me he dado cuenta que no he sido la única que a pasado por esta situación. “Me da mucha rabia que no seamos capaces de divulgar este tipo de situaciones y callamos” Si, lo hacemos por miedo a las burlas, al que dirán y la indeferencia de los demás, sobretodo por temor de perder el trabajo. Es raro que cuando ocurren casos como este, en vez de recibir ayuda de tus compañeros, ocurre todo lo contrario te dejan sola; te hacen el vació como si uno fuera quien provocó la situación.

Basta de Viejos verdes en la oficina y en los distintos lugares de trabajo

¿Por qué cuento esta historia? Porque existen muchas mujeres que están pasando por esta situación, que por permitir piropos de alguien, ése se aprovecha y comienza toda una relación de acoso, a pesar de que le insistas en que deje sus “comentarios desatinados y proposiciones indebidas” se burla y continúa.

Basta de dejarnos pasar a llevar, debemos encontrar a alguien que nos escuche y tome medidas al respecto.

Por lo general los puestos de jefatura están ocupados por hombres, pero creedme siempre existen hombres criteriosos y con un corazón bueno.

Basta de Viejos verdes en la oficina y en los distintos lugares de trabajo.


Sobre esta noticia

Autor:
Maricel Cifuentes (52 noticias)
Visitas:
988
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.