×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Red Coaching EuropeoMiembro desde: 12/04/22

Red Coaching Europeo
452
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    13.335
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    50
Veces compartidas
1
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 11º
Recientes
  • 11º
Visitas a noticias
12/04/2022

A nuestro juicio promueve estrategias innovadoras y muy bien fundamentadas, la cual, sugiere una visión integradora en un análisis y revisión muy prometedor, nuevo en el mundo de la psicología y el coaching,

 

cOaching Para

Personalidades adictivas

Extracto Obra

 

PRÓLOGO

Con  gran  placer  y  profundo  honor  acometo  la  tarea  de  realizar  estas  breves  líneas  de  presentación de la obra del humanista y psicólogo consultor analista CEO RodnieC. Galleani G. titulado Coaching para Personalidades Adictivas1. Es un extenso trabajo de

investigación que representa para el autor una obra que significa utilidad social a nivel mundial. Se  fundamenta  en  experiencias,   conocimientos  e  investigaciones,   que  contienen  una función  educativa  dicotómica:  indagar  y  modificar  conductas   perjudiciales  para  una  sociedad cosmopolita y pujante que tiene en las relaciones sociales un pivote fundamental de   desarrollo.  Para  ello  acomete  el  uso  de  técnicas  metodológicas  de  estudio,   análisis,   e interpretación  de  datos  que,   a  pesar  de  corresponder  a  una  disciplina  científica,   el  

autor logra reproducidos con un lenguaje sencillo capaz de ser comprendido por cualquier lector, lo que  le  otorga  una  importancia  fundamental  en  este  tipo  de  revisiones  de  carácter académico. A partir de un estudio de la conducta, bajo estándares metodológicos rígidos, basados en métodos  de  optimización  e  inducción  pedagógica,   el  autor  demuestra  una  lucidez  y  superación  significativa  a  nivel  profesional  y  académico.  El  trabajo  se  desarrolla  en  un conjunto  extenso  de  capítulos  que  van  desde  los  principios  éticos  de  coaching,   los  elementos  societales  inherentes  a  su  técnica  y  disciplina,   hasta  la  presencia  de  valores  y costumbres   capaces   de   generar   un   aporte   significativo   al   proceso   de   cambio   y endoculturación humana, necesario en cada proceso de reforma humana y social.

Evalúa en una extensa cita de autores como Echeverría, Whitmore, Ramírez, Vilaseca entre muchos otros y experiencias vividas, las características fundamentales de la personalidad humana lo que le ubica como un material de importancia singular en la dicotomía: técnica y pedagogía del perfeccionamiento del coaching como un instrumento de acompañamiento social y cambio personal. Trata los temas invocados, como es el caso de la adicción con un carácter epistémico que lo lleva de conceptos y apreciaciones etimológicas al desarrollo de experiencias compartidas de acompañamiento y transformación. Así cada uno de los planteamientos de coaching, son abordados con la severidad pedagógica que distingue a su autor y que le dignifica como una de las autoridades pedagógicas en cuanto la teoría y a la practica en esta materia. Por tal razón felicito al autor y auguro que esta obra se convertirá en una referencia fundamental en los temas relativos a la psicología, coaching y acompañamientos académicos para la transformación personal y humana.

Es dable destacar que otro de sus aportes significativos es que, a través de una gama de estrategias prácticas, permite la prevención y el autocuidado y por lo tanto permite tomar acciones necesarias para ello.

 

La estructura del libro, muestra por parte del autor un conocimiento acabado del tema, ya que recoge un número significativo de investigaciones en la materia, tanto a nivel nacional como internacional. De esto se desprende toda una revisión y un aporte significativo sobre la figura del coach, y su relación con algunos principios éticos que refuerzan su labor en materia de salud mental y adicciones, actualizando la importancia del coaching en tanto a su definición y aportes a los principales lineamientos de su quehacer. Por tanto, la obra que se presenta resulta ser de suma utilidad y aporte. El autor a través de sus páginas denota una pasión y una rigurosidad por el tema. En éstos tiempos que corren, en que predomina la imagen y la rapidez, el hecho de tomarse un tiempo para escribir sobre un tema tan importante como éste, ya en sí es un aporte significativo. Estoy seguro, que este libro resultara ser un aporte muy importante para aquellos que estén interesados por la salud mental de las personas.

 

 

1Luis  Manuel  Marcano  Salazar.  Escritor  Venezolano.  Abogado,   Licenciado  en  Historia  por  

la  Universidad Central  de  Venezuela,   Licenciado  en  Educación  por  la  Universidad  Católica  

Andrés  Bello  de  Caracas, Licenciado  en  Comunicación  Social  por  la  Universidad  Católica  

Santa  Rosa,   Especialista  en  Relaciones Internacionales y Globales por la Universidad Central de

Venezuela, Especialista en Derecho Procesal  Civil, egresado  con  honores  de  la  Maestría  en  

Ciencia  Política  de  la  Universidad  Simón  Bolívar  de  Caracas (politólogo) Doctor en Derecho

y Doctor en Relaciones Internacionales de P.U de Estados Unidos Wyoming, profesor  Universitario  

en  la  Universidad  Católica  Andrés  Bello  y  Doctor  en  Historia  por  la  Universidad

Católica  Andrés  Bello  (Suma  Cum  Laude),   Doctor  en  Educación  (ULAC)  y  Especialista  en  

Derecho  Penal Internacional,   Doctor  en  Ciencias,   mención  Derecho  por  la  UCV,   Intérprete  

Público  certificado  por  el Ministerio de Justicia de Venezuela, autor de más de 25 obras en

Derecho, Ciencias Políticas y Relaciones internacionales,   Diplomático  de  Carrera,   primer  lugar

 en  el  concurso  de  oposición.  Autor  de  4  novelas

participantes del Premio Internacional de Literatura Rómulo Gallegos.

2Juan José Soca Guarnieri. Psicoanalista. Docente y Coordinador área clínica Universidad Academia Humanismo Cristiano. Miembro grupo psicoanalítico Plus.

 

 

cOaching Para

Personalidades adictivas

Coaching para Personalidades Adictivas es una guía para el trabajo del coach. El coach es el acompañante de la persona que padece el problema de adicción.3Dicha guía consiste en diversas estrategias, recomendaciones y orientaciones que le permitirán al coach brindar soluciones a los problemas asociados a la adicción. El enfoque de esta guía contrasta con una línea conductista, cada vez que coloca el énfasis en el acercamiento solidario, empático y generoso que ocupará el coach en beneficio de la persona que padece el problema de adicción.

Además, propone un cambio de enfoque respecto a la forma en que se aborda el problema de la adicción. El modelo imperante es el médico-sanitario; según esta mirada, la persona que padece de una adicción es un sujeto al que hay que tipificar de acuerdo a los manuales vigentes de salud mental y en concordancia con esta tipificación, se le etiqueta un diagnóstico, al que se une un tratamiento farmacológico.

El enfoque que ofrece Coaching para Personalidades Adictivas configura la situación “persona con problemas de adicción, ” como un sujeto con un Desnivel Emocional, sin por ello dejar de dialogar con el modelo médico-sanitario. En este libro se define desnivel emocional como deficiencias tanto cognitivas, afectivas y de competencias sociales o blandas, que presenta la persona adicta.4 En otras palabras, Coaching para Personalidades Adictivas se acerca a la experiencia subjetiva de la adicción; esto es lo que permite reducir y disipar la sensación de sufrimiento y malestar psíquico, físico y social de la persona con problemas de adicción.

 

3Eventualmente este libro puede ser útil para la persona con el problema de adicción, o sea, la expresión coach se extiende al caso de la auto-ayuda.

4En los centros de rehabilitación o comunidades terapéuticas se tiene a lo menos la intención de referirse al problema de los adictos como “la enfermedad de las emociones”.

 

 

La estructura del libro permite comprender los diferentes procesos de las personas en sus adicciones y en su estructura mental; al mismo tiempo entrega medidas prácticas para el cambio. En definitiva, Coaching para personalidades adictivas presenta estrategias que se pueden poner en práctica para extinguir la conducta adictiva. Entrega estrategias de apoyo para la persona con adicción, que se orientan a gestionar la prevención y el autocuidado. Además, el libro Coaching para personalidades Adictivas destaca las medidas más importantes que consisten en tomar decisiones, adoptar criterios y emprender las acciones correspondientes, por parte del coach, congruentes con el estadio clínico en que se ubica la persona con adicción.

Otro aporte relevante de este libro está dirigido a los profesionales del área de la salud mental y las adicciones (terapeutas, psicoterapeutas, psiquiatras, neurólogos y psicólogos) Estos profesionales, a menudo, experimentan un síndrome de desgaste o agotamiento físico y emocional, que puede provocar frustración. Sin embargo, este desgaste nos estimula a enfrentar los desafíos que se presentan. Gran parte del bienestar que se adquiere, al efectuar labores difíciles, proviene de haber superado con éxito, los problemas que se enfrentan en el particular y complejo sistema de trabajo en el área de la salud mental y las adicciones. Todos estos profesionales necesitan ciertas técnicas que les permitan, además de trabajar las conductas adictivas, modificar sus propios patrones mentales aprendidos en el enfoque médico-sanitario, desarrollando, un conjunto de capacidades que deben adquirir y mantener para una adecuada entrega. de acompañamiento.

Una Consagración para el área de la Salud Integral;

Si bien la lectura del libro ayuda en sí misma a una comprensión superior del tema de las adicciones usted, debe comenzar a tomar medidas si quiere beneficiarse plenamente de las estrategias y acciones que el libro presenta.

El COACH

El autor insta a que debemos hacer una evaluación y saber que la riqueza de la complejidad del ser humano se encuentra también en lo enredado, en su desorden, ambigüedad e incertidumbre, asimismo, necesitamos un pensamiento múltiple y diverso que permita un abordaje real al mundo de las adicciones, que son llamadas la Enfermedad de las Emociones5 por lo tanto, el cambio se cultiva desde una vida interior consciente, entregando y compartiendo el trabajo con otras personas. El terapeuta del futuro debe aceptar que, como seres humanos nacemos con un Talón de Aquiles; ésta es la estrecha relación que hay entre la inteligencia y la afectividad. Coaching para Personalidades Adictivas es una recopilación donde se ha reunido toda una base de experiencias y miradas para el cambio. El Coach, generará a partir de esta lectura un modelo más integral, en su propio saber y conocimiento. Con mayor claridad de lo manifiesto y no manifiesto de acción interior y acción exterior, este trabajo concentra esta fusión tan atractiva. Encontrarás material práctico y comprobado, para realizar con éxito tu carrera como Coach en Personalidades Adictivas. Si tu pasión y vocación es ayudar a otras personas de una forma distinta que impacte, pero no sabes, o no tienes las herramientas o competencia individual, social y técnica que necesitas, Coaching para Personalidades Adictivas será de gran inspiración y muy útil para todo aquel que quiera humanizar el cambio.

Cuando termines este estudio, te darás cuenta que ampliaste tu nivel de conciencia; solo por el hecho de hacer bien las cosas, con responsabilidad, constancia y sobre todo, amor responsable6 a tu prójimo. El libro Coaching para Personalidades Adictivas está basado en entregar experiencias, conocimientos e investigaciones, con el propósito de indagar y modificar conductas dañinas en la persona adicta. Esta plataforma, basada en estándares de estudios tendientes a la optimización ha significado para el autor una transformación personal y profesional, tanto como investigador y escritor. Según textos antiguos al ser seres conscientes tenemos mayores obligaciones y propósitos. Los que somos fuertes debemos soportar las debilidades de los que no son fuertes, y no estar agradándonos a nosotros mismos.7 Debemos anteponer el bienestar de las personas al nuestro. Cuando se marca8 al ganado con un hierro al rojo vivo, su piel se quema y se forma una cicatriz insensible. Del mismo modo la conciencia de muchos está a todos los efectos muerta. No siente ningún dolor. La tarea del coach es hacer conciente a la persona adicta de que una vida limpia sin adicción hará desaparecer las cargas y el dolor...

La pavimentación a la tolerancia es importante puesto que la función del Coach, no es juzgar comportamientos o estilos de vida, aunque las personas estén atrapadas en conductas que para el común sean tóxicas y por ello sean invisibilizadas, 21 sin embargo, estas conductas, para el cliente, líder y residentes, son su liberación y sedación22 al sufrimiento; aunque estas sean ilusorias...

No es nada raro ver y escuchar testimonios de clientes, líderes, residentes y familias que, al asistir a una sesión o consulta, se sienten estigmatizados, discriminados y descalificados, por su conducta adictiva o como codependientes, sintiendo que su terapeuta o Coach han sostenido una postura de superioridad y de verdad única intentando imponer disciplinas y modificaciones conductuales mal entendidas. Es así como podemos ver que este tipo de transgresión es generada por una mirada estrecha frente a lo diverso categorizando conductas y comportamientos como anormales, desviados o enfermos, cuando en ocasiones solo tiene que ver con la falta de amor y falta de compasión, desde un desnivel emocional mal tipificado, como la adicción que es la enfermedad de las emociones...

Desde esta perspectiva el autor interpreta que la mayoría de los que cultivan alguna profesión, carrera o función social, generalmente, trabajan para ayudar o auxiliar a la humanidad. Tienen motivos psicológicos altamente ambiguos para bien de su propia conciencia y de sus relaciones con el mundo, pero en las profundidades de su alma lo opuesto se halla simultáneamente constelizado. No es el deseo de ayudar, sino el ansia de poder y el placer de rebajar al cliente, líder y residentes, por lo general, el impulso que se mueve con mayor libertad bajo el manto de una rectitud objetiva y moral intachable...

Se es más cruel cuando se utiliza la crueldad para hacer cumplir el bien. En la vida diaria se sufre frecuentes remordimientos de conciencia al reconocernos excesivamente motivados por el impulso de poder, pero tales sentimientos de culpabilidad desaparecen por completo cuando podemos justificar nuestras acciones apelando al alegato de lo justo, lo ético y lo bueno. La dificultad que plantea esta posibilidad, es que la sombra de poder muchas veces se viste de compasión, amor y justicia...

En el deseo del analista Coach se desprenden dificultades: quiere servir a los analizados, quiere auxiliarlos en sus padecimientos adictivos y neuróticos, quiere estimular en ellos una mayor conciencia de enfermedad o amor responsable, desde un buen hacer. Conforme a su leal saber y habilidad, desea ayudar a sus analizados, desinteresadamente. Pero semejante deseo consciente, indispensable al escoger esta profesión, consteliza el polo opuesto del inconsciente, conjurando al charlatán...

 

Esta dialéctica, confrontación de razonamientos y consideraciones contrarias entre sí expuestos inicialmente, me recuerda al poeta y dramaturgo Manuel Acuña, 33 considerado uno de los más destacados y característicos representantes del romanticismo literario en su difusa ilusión y apasionado pero no correspondido amor por parte de Rosario de la Peña. Su obsesión inspiradora de la mayoría de sus escritos lo sentencian y se sentencia con el poema final, Nocturno a Rosario, una de las obras más hermosas y conocidas de la retórica universal. Desde esta perspectiva, se visualiza un promisorio porvenir literario, sin embargo, el sufrimiento moral y su dependencia, a partir, de una emoción aflictiva34por un otro, por un objeto, por lo ilusorio lo traslada a un estado de sufrimiento adictivo, que se perpetúa y lo encierra en símbolos, sentimientos y letras desconocidas para él. Decide suicidarse a los veinte cuatro años, por no ser correspondido. Trazando simbólicamente sus amores, dolores y la opresión de la ley. El efecto controlador de no soportar las emociones destructivas, niega profundamente el amor amoroso, compasivo, humano e integrador. “…A veces pienso en darte mi eterna despedida. Borrarte en mis recuerdos y hundirte en mi pasión; más si es en vano todo y el alma no te olvida, ¿Qué quieres tu que yo haga pedazo de mi vida, que quieres que yo haga con este corazón?... ¡Qué hermoso hubiera sido vivir bajo aquel techo, los dos siempre y amándonos los dos; ¡tú siempre enamorada, yo siempre satisfecho, los dos una sola alma, los dos un solo pecho y en medio de nosotros, mi madre como un Dios!” En este poema se reflejan las ataduras mentales y apegos que coexisten en todos los espacios y escenarios asistenciales terapéuticos del Coach, como en la vida diaria de cualquier ser humano. Desde este análisis, se hace imprescindible comprender la fragilidad y sensibilidad de un otro y otros. A veces, la ley normaliza, conlleva en sí misma perturbaciones mentales que desarrollan predisposiciones mentales, generadoras de callosidades afectivas35 de resistencias contraproducentes al cambio o no cambio conductual. En consecuencia, es necesario asomar la diferencia desde la propia complejidad de un otro...

 

COACHING Y LA MENTE ADICTIVA

Para comprender los confines de la naturaleza de la mente adictivaque se encuentra entrampado en una doble ilusión es necesario que el Coach y profesionales de las distintas disciplinas que trabajan en el área de la salud mental y las adicciones puedan integrar e incorporar otro enfoque. Esta psicología que tiene más de dos mil años de existencia. Este paradigma tiene la particularidad de ser un pensamiento profundo, amoroso, compasivo, humano e integrador sobre la naturaleza de la mente de la persona. El autor fue el primero en realizar una introspección o introvización por la profundidad de su propia mente, con la cual pudo entender y comprender, el origen del sufrimiento y como se conforma la formación del ego, mente y las emociones destructivas. Para ello se revisarán algunos aspectos de los fenómenos de las emociones aflictivas. Estas emociones aflictivas se pueden entender como venenos mentales, perturbaciones mentales, manchas adventicias o extrañas. Se describirá los cinco venenos mentales y cómo estas emociones destructivas, son las generadoras y replicadoras de mucho sufrimiento...

 

REFLEXION FILOSOFICA

No sabemos si Sócrates realmente existió o es un personaje que creó Platón. Se cuenta que su madre, Maya, era partera y, que de este oficio habría tomado Sócrates la expresión “alumbramiento”, trasladándola desde el ámbito del parto al ámbito del conocimiento humano. Los filósofos pre-socráticos, que hicieron su producción intelectual antes del siglo V A.C., en Grecia, estaban ocupados en una reflexión cosmológica. A Sócrates se le reconoce por haber sido el primer filósofo en hacer una reflexión antropológica. El método de producción de un conocimiento, que tiene la pretensión de ser verdadero, creado por Sócrates se conoce con el nombre de Mayéutica, en honor a su madre..

La Mayéutica socrática recorre tres momentos: 1.- Ironía, 2.- Perplejidad y 3.-Catarsis. Tenemos que viajar hacia el pasado, hacia Grecia, y situarnos en el ágora, en la plaza, lugar donde estaban desarrollándose las actividades tanto de los filósofos como de los sofistas. Se diferencian los primeros de los segundos en que, los primeros aspiraban a encontrar la verdad. Los segundos, hábiles en el lenguaje, construían un conocimiento falso, pero que tenía apariencia de verdadero. El evento crucial que ocurrió en Grecia en el siglo V A.C. es que las explicaciones sobre asuntos cosmológicos y antropológicos pasaron del mito al logos. El logos es el gran “invento” de los griegos. El logos puede ser operacionalmente entendido como la capacidad, privativa de los seres humanos, de pensar. Ni los animales, ni los vegetales ni los minerales piensan..

Volvamos a Sócrates. Sócrates, ahí en el ágora, se acercaba a los que, supuestamente, sabían algo. Recordemos que la frase más usada para conocer a Sócrates es: “sólo sé que nada sé y, ni de eso estoy seguro”. Mediante preguntas coherentes, Sócrates interrogaba a un sujeto especialista en cualquier oficio, digamos, a un artesano. Al cabo de varias preguntas, el artesano mostraba cierta incomodidad intelectual porque las preguntas de Sócrates iban provocando precisiones del asunto en cuestión, que no dejaban cabida para frases dichas al pasar, ni conexiones con cosas no pertinentes, ni sinsentidos. El interrogado se sentía perplejo. El que supuestamente era el experto en artesanía, en el ejemplo que estamos suponiendo, advertía, se daba cuenta, tenía un insight, de que en realidad no tenía claridad sobre aspectos relevantes de su oficio, aunque su obra lo valorara como maestro. Este awareness, este darse cuenta, representa en la mayéutica socrática la condición necesaria para que se produzca la catarsis o el “alumbramiento” de un conocimiento que tiene pretensión de ser verdadero...

No se trata de que las preguntas de Sócrates fueran suspicaces. Se trata de que eran preguntas lógicas. Recordemos que la Lógica es una ciencia formal que aún no existía en tiempos de Sócrates, sin embargo, el logos es, a lo menos, la característica de los seres humanos de poder diferenciar algo coherente de algo incoherente. Un ejemplo sencillo: si le presentamos al adicto una caja de zapatos y una caja de fósforos (me detengo en este punto para reconocer que el volúmen de estas cajas podría ser inverso, es decir, una caja de fósforos podría ser más grande que una caja de zapatos, pero el ejemplo se dirige a los tamaños “normales” de estos envases...

Más adelante me referiré a la expresión: “normal”) ¿mantiene el adicto la coherencia de que es la caja de fósforos la que cabe dentro de la caja de zapatos y que la caja de zapatos no cabe dentro de la caja de fósforos? (me detengo nuevamente ante la posibilidad que la respuesta sea: quemo con los fósforos la caja de zapatos y así, con sus cenizas, hago que quepa en la caja de fósforos, y otras respuestas que, sin ser incoherentes, nos alejan de la variable “volúmen”)...

Ahora bien, si apoyamos el Coaching para Personalidades Adictivas en este potente antecedente epistemológico, a saber, la formulación de preguntas coherentes propias de la mayéutica socrática, la cuestión relevante es: ¿ha perdido el adicto el sentido de la coherencia? Si hay coherencia en cosas como advertir que “lo grande no cabe dentro de lo chico”, en el sujeto adicto, entonces podemos ir haciendo preguntas que lo llevarán en algún momento a asistir a su insight primero, con el que hará alianza el Coach, a saber, el darse cuenta de que “algo” en él, es decir en el adicto, “TA MAL” (decir propio de los centros de rehabilitación, que quiere decir “está mal”). Antes de esto, las habilidades de acompañamiento, diagnósticos, fármacos, etc. no le harán ningún sentido al acompañado...

Ahora me detendré en la famosa palabrita: “normal”. Ya Emile Durkheim en “Las reglas del Método Sociológico” en 1895, disertó sobre “lo normal y lo patológico”. En relación a este contraste, el libro “Coaching para Personalidades Adictivas” insiste en la necesidad de revisar una vez más estas nociones, cada vez que se pregunta: ¿dónde está verdaderamente la patología: en la sociedad que niega y castiga lo diferente o en la individualidad que intenta abrirse camino en una sociedad estigmatizadora? Esta reflexión conecta con la Ética, que es aquella reflexión filosófica que se pregunta: ¿Cómo debe vivirse la vida humana? Las tres respuestas son: 1.- La vida humana debe vivirse de una sola forma y esa forma es la que yo digo (absolutismo), 2.- La vida humana debe vivirse de todas las formas posibles. Cada persona elige la forma en que quiere vivir su humanidad (relativismo) y 3.- Hay sólo algunas formas correctas de vivir la vida humana (pluralismo). Generalmente, se considera al pluralismo la respuesta más sensata. La pregunta epistemológica al pluralismo es: ¿cuáles serían esas formas correctas de vivir la vida humana y quién o quiénes decidirán ese listado? Son ya veinticinco siglos de reflexión en torno al deber ser, la reflexión ética...

Aún no sabemos la respuesta. Finalmente se puede agregar que cualquier obra que sinceramente se sensibilice ante el dolor humano, en particular, el caso de las personas con desnivel emocional llamadas adictas, tiene el mérito de denunciar un problema, que afecta a toda la sociedad. La adicción está ocurriendo, hazte cargo, es tu problema. A lo menos, entérate que existe el libro “Coaching para personalidades adictivas”. Quizás, al leerlo captes muchos ángulos del problema que modificarán tu opinión. Estarás de esta forma ayudando a marcar la diferencia entre la vida y la muerte social y muchas veces física, de alguien...

 

 

Este usuario no tiene más noticias