×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
34
Posición en el Ranking
4
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.801.801
  • Publicadas
    359
  • Puntos
    68
Veces compartidas
1.982
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 13º
  • 15º
Recientes
  • 15º
Visitas a noticias
19/12/2018

Al haber perdido la justificación objetiva que facilitó la constitución de en Marea, es inútil seguir guardando las apariencias cuando más allá de su simulada armonía lo que percibe el electorado no solo no reporta en positivo sino que resta

Es habitual oír la expresión “se lió la de tirios y troyanos” cuando surgen  desavenencias  entre dos partidos o embates   entre prosélitos de opiniones e intereses contrapuestos.

Cabe referir que el  origen de  esta locución  parte  de  las porfías que las   ciudades griegas de Tiro y Troya  mantenían por el control del mar Mediterráneo, es decir  un trasfondo    de marcado signo  mareal   como el que recientemente se “ lió”  por el dominio de  la  en Marea gallega,   una confrontación cuya tensión  lleva camino de  convertir en anécdota  aquel  enconamiento entre los  enclaves griegos.

 La desavenencia   en su seno es de tal envergadura que  pesar de su temprana edad  se puede augurar   sin riesgo al equívoco que  en Marea nacida  según sus progenitores  con vocación de ser el “nuevo sujeto político” gallego;  pasado el tiempo lejos  de cumplir esta función   está más próxima a su disolución que a su afianzamiento, y ello, en razón  a lo artificioso de su conformación que lejos de reunir las condiciones  para convertirse en un espacio común y plural intentan lograr la uniformidad a costa  de suprimir la singularidad intrínseca de los miembros  que la conforman.

 Y todo al margen  de un proceso  participativo real, y el enmascaramiento  de su condición  característica  como organización obscenamente vertical por tratarse de un ente opaco que utiliza como modus operandi el más rebuscado  secretismo.  Dinámicas propiciadas por una cúpula dirigente  que a pesar de su mediocridad, lejos de estar guiada por el interés general,  sus miembros  siguen haciendo  de la función política su solución de vida.

 Fueron los  escindidos  del BNG liderados por Beiras  quien utilizando  ANOVA como nuevo buque  insignia  iniciaron su nueva travesía  y marcaron  el rumbo que condujo a la actual conformación  del fantasmagórico partido instrumental, aún cuando su coalición con Esquerda Unida (AGE) generó una rebelión a bordo  que forzó el desembarco de los díscolos  identificados  desde entonces como CERNA, que en permanente desencuentro  con la izquierda de espectro estatal creó una nueva escisión   que trajo consigo como  desenlace el  fracaso publico de aquella confluencia.

Pero por esas contradicciones que nos depara la política  resulta que los culpables de la defenestración de AGE, son ahora quien  concentran sus energías en el seno de  En Marea, donde para mayor complejidad  sus más destacados miembros son los que le afinan  la gaita  al melómano Villares  y los que hasta la fecha controlan  la coordinadora.

En su torpeza política el flamante secretario general de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, entró al asalto de en Marea como elefante en una cacharrería sin prever las consecuencias

Queda  visto pues  que en  el seno de este montaje de intereses la congruencia es lo de menos, por cuanto de partida  la  finalidad  que  se persiguió fue la consolidación de  un proyecto de ficción revistiéndolo  de  apariencia real.

No obstante  las luchas intestinas no tuvieron a estos sediciosos  como únicos  protagonistas,   pues las refriegas y luchas intestinas entre las distintas facciones  fue la tónica que caracterizó desde su fundación  la operativa  funcional de la organización, un ciclo de sucesivas y permanentes  confrontaciones  que tuvo su inicio en aquel   elocuente rifirrafe donde  Xosé Manuel  Beiras  rechazaba las  críticas  vertidas  contra su persona  por  su protegida de otrora Yolanda Díaz a la que en réplica acusaba de traición.

Y como colofón   el bronco plenario  de finales  octubre, donde  los insultos y conatos de pelea fueron la tónica general, conflictividad que se reprodujo al inicio del proceso del 1 de diciembre para la elección de nuevo Consello das Mareas, cuando  por acceso al censo "con engaño"  se forzó la suspensión del proceso electoral 'sine die' así como la  judicialización  de los hechos, circunstancia que lejos tender puentes de avenencia   acelera la confrontación    hacia la 'guerra civil' y la ruptura.

Un fatal desenlace  que en su torpeza  política fue incapaz de advertir el flamante secretario general de Podemos Galicia,   Antón Gómez-Reino quien sin prever las consecuencias dejándose llevar  por su proclive tendencia  o tal vez por su condición cautiva como  fundador  de la Marea Atlántica con Ferreiro, entró al asalto de en Marea como elefante en una cacharrería, a pesar  que previamente a  que tomase las riendas de la organización,   consultivamente,   los inscritos habían decidido  por amplia mayoría  que toda alianza de la formación morada   había de conformarse en el marco de la coalición, una decisión soberana  de las bases  que por ser firme  no precisa  e disertaciones  sobre su vigencia, e  implícitamente  por disciplina legal viene a desautorizar la  participación de la formación morada en las primarias del partido instrumental.   

Una determinación acorde a las reglas de funcionamiento  de Podemos  que estatutariamente   no autoriza a sus miembros la doble militancia política, aspecto que al parecer  a  David Bruzos  como  cabeza de lista del sector   crítico parece no preocuparle  lo más mínimo, como tampoco el hecho de su nominación a dedo. Toda una muestra de incongruencia militante.

A ello se ha de añadir  que los tres alcaldes de las Mareas, que en el 2015 se proclamaban palanca de la «unidad popular», ahora percibiendo  la debacle electoral  que se les avecina  es cuando vuelven por sus fueros  en un interesado intento de hacerse con el control de en Marea, utilizando la necesidad de vitalizar  el marco de  confluencia  como argumentación, aun cuando a la vista de los hechos más allá de divisiones, purgas, conflictos  y virulentas  animosidades que  nada ventajoso puede reportar, y justo eso  el lo que percibe  un amplio sector del electorado

A la vista de los hechos  la pregunta está servida.

 Las dimisiones para cuando?

Más recientes de Galdo Fonte

Comicios e involución

Comicios e involución

Cuando la derecha más troglodita vuelve a las andadas retomando prácticas incendiarias de décadas pretéritas, ante las elecciones municipales los candidatos progresistas deben proclamar al unísono su defensa de los derechos fundamentales y la más radical condena contra la involución fascista 08/01/2019

PODEMOS–Galicia, se desmorona

PODEMOS–Galicia, se desmorona

Además de incurrir en fraude, no fue coherente que contra la decisión mayoritaria de las bases del partido, la actual dirección en Galicia embarcara ilícitamente a Podemos en el esperpéntico proceso electoral de en Marea 02/01/2019

Los diputados en el economato

Los diputados en el economato

Los políticos tienen conferidos un conjunto de privilegios ajenos a su función representativa, que les reporta un status especial con blindaje de seguridad ante los contratiempos y reveses que si han de soportar estoicamente el resto de la ciudadanía 26/12/2018

PODEMOS, de mal a peor

PODEMOS, de mal a peor

Ante lo irreconciliable de la situación y en evitación de mayor deterioro, urge que Podemos Galicia de por zanjada su actual política de alianzas y alternativamente reoriente la estrategia a seguir cara a los nuevos comicios 09/12/2018

La política del desempleo

La  política del desempleo

Hay que cortar de raíz el sofisma institucional que interesadamente otorga a los políticos la creación de empleo por ser algo que no han hecho jamás; toda vez que con sus políticas tan sólo pueden estimular o entorpecer esa finalidad 04/12/2018

Mostrando: 1-5 de 358