×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Eduardo FuentesMiembro desde: 21/03/18

Eduardo Fuentes
240
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    47.137
  • Publicadas
    17
  • Puntos
    50
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
24/01/2019

Dar discursos puede dar mucho miedo, sobre todo a personas que ya de por sí padecen ansiedad social

Podemos sentirnos observados y juzgados. No hay nada peor que perder la concentración durante un discurso por ese motivo, ya que sin querer podríamos generar nosotros mismos esa reacción negativa de la gente, la que tanto nos obsesiona.

Por ello, hemos de saber entrenar la concentración, tenemos que aprender a usar técnicas de relajación, debemos esforzarnos por sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestras ideas, y sobre todo hemos de arriesgar.

En ocasiones puede que haya otros motivos que influyan en el pánico escénico a que nuestro discurso salga mal.

 

Por ejemplo, si el discurso en sí es el acto de inauguración de un evento, uno en el que tal vez hayamos invertido créditos rápidos de WannaCash.es o la suma económica de las donaciones de algún club, es posible que sintamos miedo al fracaso, ya que eso supondría que las personas que tal vez hayan financiado el proyecto no querrán arriesgarse a invertir en una segunda edición.

Tal vez seamos nosotros mismos quienes sintamos que hemos malgastado dinero al solicitar financiamiento, todo es posible. La cuestión es que hay muchas variables y es lógico sentirnos inseguros ante la posibilidad de que alguna falle.

No podemos obligarnos a no sentir ansiedad o miedo escénico, pero sí podemos trabajar nuestro discurso para aprender a confiar en él y reducir las posibilidades de sentir todas esas emociones negativas.

El primer consejo recomendado es realizar una tormenta de ideas de todo aquello que deseamos decir; reflexionar sobre nuestra tesis y sobre nuestros argumentos, analizar si son o no son contradictorios, detectar las ambigüedades que podrían pasarnos facturas.

Luego, debemos realizar la estructura del discurso, normalmente introducción, cuerpo del mensaje y conclusión. Si hace falta, hagamos también listas de sinónimos, sobre todo con aquellos conceptos que se repiten a menudo. Por último, debemos practicar.

Ante un espejo, ante otras personas, ante quien sea. Para ello, hay que memorizar. Si seguimos todos estos pasos, seguramente nos sentiremos seguros y solo recibiremos aplausos. Pero hay que esforzarse.

 

Más recientes de Eduardo Fuentes

Consejos para comprarse un escritorio profesional

Consejos para comprarse un escritorio profesional

Podemos tener la necesidad de comprarnos un escritorio profesional por múltiples causas 06/02/2019

Una aproximación al SEO

Una aproximación al SEO

Hay unas siglas que cada vez resuenan más en los cursos presenciales u online de marketing digital, en las ofertas de empleo de optimizadores de estrategias digitales de una empresa, y en los blogs más didácticos del sector 07/12/2018

Una solución rápida y fácil para un proyecto personal

Una solución rápida y fácil para un proyecto personal

Los proyectos personales siempre se deben realizar con cautela y previo análisis 04/12/2018

Un look de lujo para un día

Un look de lujo para un día

Seguro que más de una vez nos gustaría vernos luciendo un modelo de alta costura, con sus zapatos y su bolso 13/11/2018

Cómo invertir en Bolsa por primera vez

Cómo invertir en Bolsa por primera vez

La inversión en Bolsa es uno de los ingresos pasivos más lucrativos, aunque también contradictorios 30/10/2018

Mostrando: 1-5 de 20