×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

BgortairemorejonMiembro desde: 22/01/19

Bgortairemorejon
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    29.657
  • Publicadas
    8
  • Puntos
    0
Veces compartidas
25
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
05/11/2019

Hong Kong, Ecuador, España, Líbano y Chile han visto sus calles convertirse en campos de batalla modernos, aunque sumamente desiguales

En las últimas semanas el mundo se ha enfrentado a serias manifestaciones populares con actos de violencia, daño a la propiedad, vandalismo y actos que pueden asociarse a terrorismo. Hong Kong, Ecuador, España, Líbano y Chile han visto sus calles convertirse en campos de batalla modernos, aunque sumamente desiguales. La población civil ha recurrido a palos, piedras, e incluso árboles, cohetes caseros y bombas molotov (según la idiosincrasia local) para enfrentarse a las fuerzas de seguridad policial y en muchos casos militar, quienes han respondido con toletes, bombas lacrimógenas, y hasta balas de goma.

Algunos se conforman con la explicación simple de que estas son reacciones de personas sin cultura y que no se ajustan a los cánones de la civilización moderna. Sin embargo, esta es una visión burda que no cubre en su totalidad los orígenes de esta violencia. Es decir, reconocemos que hay violencia, pero pocos se preguntan el porqué.

La primera distinción fundamental es que esto no se trata de un tema meramente cultural. La violencia es una característica innata heredada de nuestros ancestros animales como estrategia de supervivencia. En estado salvaje no hay espacio para la discusión y el debate; los instintos entran en acción tan pronto como la vida corre peligro.

En este sentido, por más de que nuestra especie ha logrado avanzar de manera en la que la violencia es cada vez menos necesaria el instinto permanece. No obstante, en condiciones de extrema necesidad y muchas veces con el apoyo de personas sin escrúpulos que usan a las masas a favor de sus intereses políticos y económicos. En este marco, se vuelve fundamental cortar esos factores que facilitan la violencia y les abren la puerta a esos falsos líderes.

Poco a poco las personas que llegan a los organismos internacionales han podido dar un giro en la agenda y han reconocido uno de los factores con mayor incidencia en las reacciones violentas: la desigualdad. La correlación existente entre la desigualdad y el crimen y la violencia se explica desde factores sociales y psicológicos. Existe una presión directa en el tejido social cuando las personas que concentran mayor riqueza ostentan un nivel de vida inalcanzable para los menos favorecidos.

Cuando existe un equilibrio y existe la posibilidad de superar la pobreza los individuos procurarán esforzarse más con la esperanza de llegar a un mejor nivel de vida. Sin embargo, vivimos en una época donde la brecha es prácticamente infranqueable y estadísticamente improbable. Análisis de la OECD han encontrado que en países de renta media, como Colombia, superar la pobreza puede llegar a tardar más de 10 cambios generacionales. En economías menos potentes la brecha es aún peor y la tensión es, en consecuencia, más crítica.

¿Queremos paz? Pues hay que trabajar por ella, hay que eliminar los factores que incitan a las personas a ser violentas

En consecuencia, se vuelve necesario que los políticos y administradores de turno estén conscientes de que mientras estas brechas sean mayores la posibilidad de la violencia se hará más cercana. Quien desconozca este elemento al momento de tomar una decisión es simplemente un irresponsable. Por ello, también se vuelve necesario que la sociedad se vuelva consciente de que es responsabilidad del gobierno de turno tomar decisiones que no alteren la paz.

¿Queremos paz? Pues hay que trabajar por ella, hay que eliminar los factores que incitan a las personas a ser violentas. Se debe reducir al máximo la posibilidad de que la idea de recurrir a la violencia sea válida. En términos de costos, se debe ver a la violencia con un coste de oportunidad demasiado alto en relación con las otras opciones. Un individuo con estabilidad y capacidad de utilizar recursos formales no verá la violencia como una opción válida. A fin de cuentas, las personas que se han pronunciado en contra de los actos de agresividad de los distintos manifestantes tienden a formar parte de una sector que no corre riesgo inminente de perder su propia estabilidad.

Es importante mencionar que en la mayoría de los últimos sucesos ha existido una complicidad de los medios de comunicación tradicionales, que han permanecido impávidos ante las reacciones de los gobiernos. Sin embargo, ante este cerco, ciertos sectores de la sociedad han sido capaces de desafiar esta alianza y han mostrado al mundo las imágenes de violencia desmedida y represión con las que la policía ha respondido a las manifestaciones.

El uso de redes sociales y la participación de medios digitales nos ha permitido estar más conscientes de lo que acontece en nuestro entorno. Esto ha permitido poner en jaque las posiciones de esos gobiernos irresponsables que aducen que el descontento es una excepción, cuando en realidad cada día se acerca más a una regla.

En este contexto, es válido reconocer que, así como la violencia sigue siendo una reacción presente en el ser humano, también es cierto que es factible evitarla y buscar alternativas menos costosas. Sin embargo, estas opciones requieren de previsión y consciencia. Por ello es fundamental mantener a los gobernantes como responsables permanentes de la paz, eliminando la pobreza y la desigualdad, y tomando acciones y medidas que no despierten el descontento de una sociedad global cada vez más orillada a la moviliza

Más recientes de Bgortairemorejon

Ecuador: Entre subsidios y venganza política

El gobierno de Ecuador ha decidido eliminar los subsidios a los combustibles. Ahora los costos económicos y sociales parecen mostrarse de inmediato 03/10/2019

Las mentiras de Laje y sus aliados

Los datos se han puesto de moda en los debates en las redes. Los sectores conservadores han encontrado figuras que supuestamente hablan con cifras y datos ¿El problema? Mienten con frecuencia 30/09/2019

No existe imparcialidad "a posteriori"

No existe imparcialidad

Mucha gente parece confundida con respecto a la imparcialidad académica y científica 27/09/2019

¿Por qué mi candidato no debate?

¿Por qué mi candidato no debate?

Cientos de ecuatorianos han considerado que el país no avanza por el camino deseado y han optado por ser los futuros líderes y representantes locales. Sin embargo, muchos de ellos no han participado en los debates oficiales o propuestos por los medios ¿Por qué? 17/03/2019

Mostrando: 1-5 de 7