Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Macarena Latti escriba una noticia?

Oración a la Inmaculada Concepción para el Día de la Virgen

06/12/2016 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conoce en este artículo a que se debe que el 8 de diciembre sea el día de la Inmaculada Concepción y aprende algunas oraciones para dedicarle ese día.

8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción

El día de la Inmaculada Concepción fue declarado en el año 1854 cuando diversas universidades católicas de todo el mundo peticionaron al papa en ejercicio en ese entonces Pío Nono.

El 8 de diciembre, en la iglesia más grande del mundo, la Basílica de San Pedro en Roma (Italia) Pio Nono hizo el anuncio:

"Declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe", dijo ante más de 200 obispos y embajadores y miles de fieles presentes."

Luego de su anuncio, sonaron las 300 campanas de las torres de Roma y se echaron a volar miles de palomas mensajeras. Al mismo tiempo, en todos los templos católicos del mundo, se celebraron fiestas en honor a la Inmaculada Concepción.

Imágenes de la Inmaculada Concepción

La imagen de la virgen de la Inmaculada concepción se la suele representar a María, mirando hacia el cielo con sorpresa, rodeada de ángeles, recibiendo el milagro de Dios en su vientre.

image

Oración a la Virgen

Para agradecer los milagros de la virgen María y el hecho de que haya concebido en su vientre al hijo de dios, te comparto esta poderosa oración para que reces cada 8 de Diciembre.

¡Oh, Santa Madre Celestial!

¡Oh, Inmaculada Concepción!

que abriste para el mundo

la Fuente del Agua de Vida Curativa,

que brota desde el Bendito Corazón de Jesús,

disipa de nosotros todos los males que nos perturban,

abre nuestros corazones

a través de la Llama de Tu Inmaculado Corazón,

perdona nuestras faltas

y líbranos de los engaños del enemigo.

¡Oh, Santa Madre del Universo!,

quédate con nosotros,

para que bajo Tu Amor Universal,

podamos vivir en Cristo,

Nuestro Señor, eternamente.

Amén Novena a la inmaculada concepción

A partir del 8 de Diciembre y durante los 9 días posteriores, puedes rezar esta novena a la inmaculada concepción para agradecer sus milagros.

Día 1

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María del pecado, original en su Inmaculada Concepción, y a nosotros nos hiciste el gran beneficio de libramos de él por medio de tu santo bautismo, así te rogamos humildemente nos concedas la gracia de portarnos siempre como buenos cristianos, regenerados en ti, Padre nuestro Santísimo.

Día 2

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para remediarlo, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de no cometer nunca pecado mortal, y si incurrimos en tan terrible desgracia, la de salir de él cuanto antes por medio de una buena confesión.

Día 3

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como preservaste a María de todo pecado venial en toda su vida, y a nosotros nos pides que purifiquemos más y más nuestras almas para ser dignos de ti, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de evitar los pecados veniales y la de procurar y obtener cada día más pureza y delicadeza de conciencia.

Día 4

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como libraste a María de la inclinación al pecado y le diste dominio perfecto sobre todas sus pasiones, así te rogamos humildemente, por intercesión de María Inmaculada, nos concedas la gracia de ir domando nuestras pasiones y destruyendo nuestras malas inclinaciones, para que te podamos servir, con verdadera libertad de espíritu, sin imperfección ninguna.

Día 5

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como, desde el primer instante de su Concepción, diste a María más gracia que a todos los santos y ángeles del cielo, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos inspires un aprecio singular de la divina gracia que tú nos adquiriste con tu sangre, y nos concedas el aumentarla más y más con nuestras buenas obras y con la recepción de tus Santos Sacramentos, especialmente el de la Comunión.

Día 6

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como, desde el primer momento, infundiste en María, con toda plenitud, las virtudes sobrenaturales y los dones del Espíritu Santo, así te suplicamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas a nosotros la abundancia de estos mismos dones y virtudes, para que podamos vencer todas las tentaciones y hagamos muchos actos de virtud dignos de nuestra profesión de cristianos.

Día 7

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como diste a María, entre las demás virtudes, una pureza y castidad eximía, por la cual es llamada Virgen de las vírgenes, así te suplicamos, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la dificilísima virtud de la castidad, que tantos han conservado mediante la devoción de la Virgen y tu protección.

Día 8

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como diste a María la gracia de una ardentísima caridad y amor de Dios sobre todas las cosas, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas un amor sincero de ti, ¡oh Dios Señor nuestro!, nuestro verdadero bien, nuestro bienhechor, nuestro padre, y que antes queramos perder todas las cosas que ofenderte con un solo pecado.

Día 9

Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro: así como has concedido a María la gracia de ir al cielo y de ser en él colocada en el primer lugar después de Ti, te suplicamos humildemente, por intercesión de María Inmaculada, nos concedas una buena muerte, que recibamos bien los últimos Sacramentos, que expiremos sin mancha ninguna de pecado en la conciencia y vayamos al cielo, para siempre gozar, en tu compañía y la de nuestra Madre, con todos los que se han salvado por ella.

Oraciones poderosas para pedir milagros

Si tienes algún problema o dificultad y necesitas un poco de ayuda celestial, aquí te comparto algunas oraciones que pueden serte de gran utilidad:

  • Oración a Santa Rita para pedir trabajo: si tienes problemas de empleo y quieres conseguir trabajo, esta oración a Santa Rita te ayudará a que se te abran las puertas en el plano laboral.
  • Oración a Santa Gema para pedir salud: aleja las enfermedades y atrae la buena salud con esta poderosa oración a Santa Gema, una de las primeras santas del siglo XX.
  • Oración a Santa Ana para conseguir casa: aquí encontrarás oraciones, no solo para conseguir casa sino también para tener hijos, ya que Santa Ana es considerada la patrona de las parturientas y del hogar.


Sobre esta noticia

Autor:
Macarena Latti (3095 noticias)
Fuente:
innatia.com
Visitas:
2223
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.