Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Un muerto y 20 heridos tras las protestas contra un proyecto minero en Perú

23/04/2015 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Un muerto y una veintena de heridos dejaron el miércoles los choques entre policías y manifestantes en la provincia de Islay, en la región Arequipa, al sur de Perú, quienes cumplen un mes de paro que rechaza el proyecto cuprífero Tía María.

Los enfrentamientos se produjeron en el puente Pampa Blanca y en la carretera Panamericana Sur, que los manifestantes intentaron tomar para impedir el paso de vehículos. La policía lanzó bombas lacrimógenas para desbloquear la vía.

"Un agricultor de 61 años murió de bala en los enfrentamientos con la policía", dijo al canal de cable N Elard Valencia, alcalde de Cocachacra, cuyos habitantes participaron de la protesta. Según las primeras informaciones, el hombre fue herido en la pierna y se desangró. De acuerdo con el alcalde, la policía "disparó para poder dispersar a los pobladores".

No obstante, el ministerio del Interior, bajo cuya jurisdicción está la policía, aseguró que el agricultor Victoriano Huayna Mina falleció tras ingresar de emergencia en el Centro de Salud de Mollendo "con el diagnóstico traumatismo en pierna derecha, cuyas causas hasta el momento son materia de investigación", y esperan el examen médico legal "con al finalidad de determinar las causas del fallecimiento".

El ministerio reiteró que los policías tienen prohibido usar armas letales para contener estas protestas. Pese a esta prohibición, en febrero, una manifestación contra la petrolera Pluspetrol en Pichanaki, región Junín (selva central), dejó una persona muerta por disparo de bala, lo que desencadenó la destitución del entonces ministro del Interior.

Cuando falta un año para las elecciones presidenciales, las protestas contra la industria de extracción de recursos naturales se han incrementado en Perú, complicando al gobierno del presidente Ollanta Humala y atemorizando a las inversiones -según los gremios empresariales- en una actividad que es clave para el crecimiento económico del país.

- Paro de un mes -

El director de la Red de Salud de Islay, Walter Vera, señaló a la prensa que son al menos nueve los agricultores heridos en la protesta. La policía, en tanto, informó de 12 de sus efectivos heridos.

Desde el 23 de marzo, los pobladores de la provincia de Islay, mayoritariamente agrícola, mantienen un paro y enfrentamientos con la policía en protesta por el proyecto cuprífero Tía María de la Southern Perú, filial de la mexicana Southern Copper, valorado en 1.400 millones de dólares, pues consideran que afectará su agricultura y el medio ambiente.

El miércoles, la protesta se hizo extensiva en varias provincias en apoyo de los agricultores de Islay. Los gremios sindicales acataron un paro de 24 horas en respaldo de la huelga antiminera.

En la ciudad de Arequipa (a 1.030 kilómetros al sur de Lima), la jornada se realizó de forma pacífica, pero en Islay se produjeron los incidentes con la policía.

Debido a las constantes protestas de los agricultores, a finales de marzo, la compañía estuvo a punto de abandonar el proyecto, pero el gobierno debió intervenir para evitarlo.

Desde 2009, la población se opone al proyecto Tía María y en 2011 murieron tres personas durante una protesta contra esas obras, que se declararon inadmisibles. Pero, dos años después, un nuevo estudio de impacto ambiental lo reactivó, con lo cual se reiniciaron las manifestaciones.

En las dos últimas semanas, los ministros del Ambiente y de Energía y Minas se han reunido en Arequipa con unos representantes de los sectores agrarios para explicarle que las observaciones que se hicieron al estudio de impacto ambiental ya han sido levantadas. Sin embargo, el rechazo al proyecto continúa.

Una de las principales preocupaciones de la población es la posible contaminación en la ciudad y el uso del agua del valle de El Tambo, que consumen los pobladores. El gobierno ha aclarado que la obra utilizará agua de una planta desalinizadora. El proyecto aún está en construcción y no entrará en operaciones al menos hacia finales de 2017.

Según los datos de la Defensoría del Pueblo a marzo, existen 211 conflictos sociales en el país, con el 67% de ellos de tipo socioambiental.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2342
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.