Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabrieli escriba una noticia?

La muerte inexorable, su incógnita e interpretación

20/08/2009 06:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La muerte interpretada por algunas religiones: Cristianos: protestantes y católicos; Judíos, Musulmanes, Budistas, Hinduístas y algunos filósofos

He intentado muchas veces encontrarle un sentido a la muerte y al dolor que produce. No he encontrado respuesta valedera.

Por eso, este escrito.

Éste no es sólo un relato triste, ni una elegía. La muerte de mi hermana, la que falleció el sábado 13, y a quien yo tanto quería, me motiva a realizar un estudio somero de las diversas interpretaciones que se hacen de la misma. Y hacia dónde va el alma-espíritu, según las diversas religiones.

La gran mayoría de los seres vivientes temen a la muerte.

¡“Dónde está, oh muerte, tu aguijón”! / ¡“Dónde está, oh sepulcro, tu victoria”! San Pablo.

Agujón-muerte, victoria-sepulcro. No entiendo mucho esta dualidad, ni la interpretación de San Pablo: pecado-muerte, pero eso no importa mucho frente a tantas y tantas incógnitas que nos rodean. Pecadores, por qué. Le exigió, el Creador, a Adán y a Eva obediencia absoluta, pero, también le puso al alcance de su mano, la manzana irresistible, dice el Génesis. Esto tiene algo que ver con la “condición humana” y el “libre albedrío”, que no me deja satisfecha.

A través del tiempo la M. ha sido tema principal en todos los pueblos.

Para los Budistas la M. es un proceso por medio del cual la conciencia individual se retira a los niveles más profundos hasta que se fusiona con la vida cósmica. Este proceso es continuo en el universo. El alma es inexistente para los Budistas.

Los Egipcios concebían a la M. como la separación espíritu - cuerpo.

El Alma-espíritu para ellos, necesitaba del cuerpo para sobrevivir y que sin él, se perdería para siempre. De ahí surge el proceso de conservación del cuerpo, el embalsamamiento, a través del cual se protege al cadáver de la corrupción. Así seguirá viviendo para alcanzar la inmortalidad. La M. es la renovación del hombre en su camino hacia el más allá.

En la India, al cuerpo muerto se lo incinera. El fuego es purificador. Se produce la transmigración del alma. El cuerpo encarna en otro mortal, reencarna, cumpliendo la ley del “karma”: los hechos de una vida determinan el carácter de la siguiente. Es un proceso que se repite indefinidamente, hasta que se llega al “moksha”, fin del ciclo: nacimiento, muerte, reencarnación. La liberación del alma cuando alcanza la perfección y se une al Ser supremo.

Sócrates Afirmó que morir es un cambio de existencia. “El cuerpo es la prisión del espíritu”, - Fray Luis de León le llamó: “cárcel tenebrosa”-, de la que el alma escapa con la M, la que vuela hacia otro espacio. El más grande anhelo de todo ser humano debía ser el día de su M. aseguraba. Sócrates bebió la cicuta, sin inmutarse, frente a los jueces que lo condenaron.

Platón pensaba que el alma era inmaterial, indestructible e inmortal, como los Esenios en época posterior, quienes afirmaban que: “el cuerpo es corruptible, mas el alma es inmortal”. Idea con la que muchos concuerdan a través del tiempo.

Judíos, Cristianos y Musulmanes creen en la supervivencia del alma después de la M., como Platón. Existen leves diferencia entre estas tres religiones monoteístas con respecto a la M. y resurrección.

Los Judíos Afirman que los justos viven en la M., mas los malvados ya están muertos mientras viven. “La bondad es vida y la vida es bondad; mientras que la maldad es muerte y la muerte es maldad”. Los buenos y piadosos se levantarán de su tumba para vivir en paz y alegría en un mundo reconstituido. Los pecadores serán condenados después del juicio final con la llegada del Mesías.

"Nuestras vidas son los ríos / que van a dar a la mar, / que es el morir"

Los Musulmanes después de la M. esperan el día de la resurrección y el juicio en su tumba, cuyo veredicto será una condena justa o un merecido premio. El Mahdi o Mesías, descendiente de Mahoma, vendrá a este mundo como un líder que producirá enormes cambios radicales en la tierra, antes del Juicio final.

Los Cristianos-Protestantes, algunos, esperan la segunda venida de Jesús para que los escogidos despierten a la vida eterna del largo sueño llamado M. Los pecadores no tendrán ese privilegio y morirán para siempre.

En cambio los Cristianos-Católicos creen que el ser humano al morir se enfrentará inmediatamente a un Juicio divino. Unos irán al cielo con Dios; otros, al purgatorio, lugar de limpieza y expiación. Los malos, al infierno, inevitablemente.

A la M. inexorable hay que esperarla con resignación, con aceptación, acostumbrándonos a la idea, a Ella. Llamémosle “La dama del alba”, como Casona; blanca, bondadosa y comprensiva.

Es difícil esta aceptación. Y más todavía, tratándose de un ser querido.

E inevitablemente vuelvo a Jorge Manrique, S.XV, y a algunos de sus profundos versos alegóricos, inspirados por la muerte de su padre:

“Recuerde el alma dorrmida / avive el seso y despierte, / contemplando, /cómo se pasa la vida, / cómo se viene la muerte, / tan callando…/”.

…………………………………………………………………………………………………………………………..

“Nuestras vidas son los ríos, / que van a dar a la mar, / que es el morir, / allí van los señoríos / derechos a se acabar, / et consumir; / allí los ríos caudales, / allí los otros medianos / e más chicos, / allegados, son iguales / los que viven por sus manos / y los ricos”.

Vivir, aceptando a la inexorable muerte, con tranquilidad y paz, sin miedo, es mi creencia. Del más allá, sólo incógnitas.

Allí estás ahora en tu última morada, hermana, durmiendo y esperando: “cuando suene la trompeta en aquél día final y te llamen, lista, tú responderás.” Así creías.

Porque para ti la resurrección era una verdad.

RUTH FERRARESI A.


Sobre esta noticia

Autor:
Gabrieli (22 noticias)
Visitas:
2930
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.