Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leonel Robles escriba una noticia?

Morena apostaría mal con Héctor Jiménez en Tláhuac

18/10/2017 07:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sería un grave error si Morena decide que Héctor Jiménez sea su candidato por la alcaldía de Tláhuac en 2018

Sería un grave error si Morena decide que Héctor Jiménez sea su candidato para buscar  la alcaldía de Tláhuac en 2018. Si existe el sentido común en la política, es decir, el sentido más pragmático que nos mantiene en pie cada día, debería tomar en cuenta otras opciones, el diputado  Raymundo Martínez Vite está levantando la mano también, porque Jiménez es un candidato inventado por el actual jefe delegacional, Rigoberto Salgado Vázquez, quien sigue en el poder gracias a ciertos arreglos en los pasillos oscuros de la ALDF, pero que,   incluso, en un acto de coherencia política y personal, Vázquez Salgado debió renunciar a este cargo para se investigue su relación con el acaecido "El Ojos", líder del cártel de Tláhauc, sin que intervenga el "influyentismo". No sucedió de este manera. Rigoberto Salgado no renunció y sigue defendiendo su tesis de desconocer cualquier relación con el narcotraficante, a pesar de que tenía en su administración a gente cercana a este personaje.

Los habitantes de Tláhuac merecen de parte de las autoridades una pronta respuesta sobre este hecho, y Morena, recuérdese que es un funcionario ganó con los colores del partido que comanda Andrés Manuel López Obrador, debería ser más categórico en sus pronunciamientos. Si creen en la inocencia de su delegado deberían cobijarlo públicamente porque su imagen está tan golpeada que ni la propia Claudia Sheinbaum, cuentan, quiere saber  de él, a pesar de que fue uno de los primeros en manifestarle su apoyo cuando competía con Martí Batres y Ricardo Monreal por la candidatura al gobierno de la Ciudad de México.

Esto es, el aún delegado,   Rigoberto Salgado,   está perdiendo en los distintos estadios, por eso se juega sus últimas cartas, inventando a un político cercano, que no es político, para sucederlo en el cargo.

Rigoberto Salgado está perdiendo en los distintos estadios

Héctor Jiménez se ha dejado arrullar con el canto de las sirenas, y pasó de ser un funcionario gris y proveedor de la delegación a un político con un discurso aprendido del catecismo de López Obrador.

El lugar común es un diamante punzante en quien sabe utilizarlo en el momento preciso, pero es también un lamentable recurso en quien carece del más elemental sentido del lenguaje, de la unidad de un discurso, de la capacidad de la lectura de la política y su realidad, del análisis de los problemas y de capacidad de propuestas. Por eso vive del crédito de los demás. Quien repite el discurso del otro como una forma de plagio de la vida,   no sólo estará destinado a cometer los errores de quien imita sino a convertir en errores los aciertos del otro.

Héctor Jiménez no se ha dado cuenta que el rostro que presenta ante un grupo de simpatizantes no le es natural porque es el que Rigoberto Salgado le ha construido, y el lenguaje pletórico de contradicciones e inconsistencias es el lenguaje que ha aprendido en los notas periodística de los discursos de  Andrés Manuel López Obrador. El lugar común es un recurso de los políticos para inventarse a sus políticos: Calderón  es un invento, por ejemplo, Fox lo es también. Héctor Jiménez es un invento que está destinado a ser el canto de un cisne en decadencia, pero que en su desmoronamiento puede seguir dañando a los tlahuaquenses. Jiménez no es un político, tampoco un administrador, al menos no tiene experiencia, no es un buen consejero, su jefé está en graves conflictos, incluso legales,   y que pueden arrastrar al propio Héctor si se empecina en creer los cuentos  de un personaje con una inteligencia política custionable, además.

Si existe el sentido común en la política, es decir, el sentido más pragmático que nos mantiene en pie cada día, debería tomar en cuenta otras opciones


Sobre esta noticia

Autor:
Leonel Robles (507 noticias)
Visitas:
5059
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.