Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Los militares cesan sus protestas a la espera del diálogo con el Alto Mando boliviano

06/05/2014 11:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los efectivos castrenses de bajo rango de las Fuerzas Armadas de Bolivia han anunciado este martes el cese momentáneo de sus protestas a la espera de empezar un diálogo de negociación con el Alto Mando del Ejército para iniciar el proceso de 'descolonización' que sacó a las calles a los militares hace ya dos semanas.

"Estamos abiertos al diálogo y tras recibir una carta de la Comisión de Derechos Humanos y otra del Defensor del Pueblo pidiendo que los padres de familia y sus esposas den una pausa en sus marchas, se dará un cuarto intermedio en las movilizaciones", ha anunciado el suboficial Lorgio Cartagena, uno de los 715 militares a los que se les aplicó el "retiro obligatorio" por actos de rebelión.

Por su parte, el suboficial Freddy Sucojayo anunció este lunes que los militares movilizados durante las protestas ya habían recibido órdenes de replegarse hasta que se conociera la fecha del diálogo, en el cual se tratará, no solo el resto de "retiros obligatorios" que quedan por anular, sino también la modificación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA), vigente desde 2010 y en la que se aborda la problemática del racismo, la 'colonización', en las filas castrenses.

LAS MESAS DE TRABAJO

Las autoridades establecieron para tal fin dos mesas de diálogo, una que abordara la cuestión de los "retiros obligatorios" y otra en relación a la modificación de la LOFA, en la cual, de momento, ya se ha desechado la propuesta de crear una Guardia Nacional, ya que, según ha explicado el general Remberto Durán, es incompatible con la Constitución.

Por su parte, el encargado de liderar la mesa de trabajo de los ceses militares, el general Marco Antonio Rojas, ha vuelto a insistir que solo se mantendrá conversaciones con los representantes oficiales de los efectivos de rango inferior y no con la Asociación Nacional de Suboficiales y Sargentos (Ascinalss).

Rojas ha informado de que durante esta pasado fin de semana la institución recibió 120 cartas solicitando la conmutación de los ceses, en las cuales, los militares explicaban que habían sido "inducidos" para manifestarse en las calles de La Paz, según ha publicado el periódico boliviano 'La Razón'.

El general Rojas también ha restado importancia al anuncio de los suboficiales y sargentos de las Fuerzas Armadas que afirmaron que presentarían una querella penal contra el Alto Mando por los ceses que se han producido en los últimos días, ya que, ha recordado, existen "reglamentos" en cada una de las instituciones que permiten llevar a cabo una serie de destituciones, siempre y cuando se ajusten a una serie de condiciones.

LAS PROTESTAS

La semana pasada, militares de baja graduación se reunieron en la ciudad de La Paz y protagonizaron varias marchas en las que solicitaban la eliminación de la discriminación en las filas castrenses y la aprobación de una ley que plantearía anular los grados de sargentos y suboficiales y crear el de oficiales técnicos.

Como consecuencia, el Alto Mando de las Fuerzas Armadas dio de baja a 715 uniformados. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, criticó la actuación que protagonizaron los movilizados al dejar sus armas, sus puestos en sus unidades y las fronteras y poner, así, en riesgo la seguridad del Estado.

"Ya no es un problema de disciplina, ya no es un problema de faltas que tiene sanciones por el Reglamento 23 de Falta Disciplinarias y Sanciones, esto es sedición, instigación al delito", subrayó, solicitando que se reflexione en las filas de los uniformados.

"RETIROS OBLIGATORIOS"

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Víctor Baldivieso, dio de baja a 715 efectivos acusados de los delitos de amotinamiento y sedición por participar en las protestas contra el Gobierno de Evo Morales.

En una primera tanda, el pasado 22 de abril, 13 suboficiales y sargentos fueron al "retiro obligatorio", a los que apenas dos días después se sumaron otros 702. En total, 381 del Ejército, 300 de la Fuerza Aérea y 21 de la Armada.

Sin embargo, con el paso de los días los ceses fueron conmutados y comenzaron a "dejarse sin efecto" dichas destituciones. Así, Baldivieso, afirmó este pasado domingo que durante esta semana el número de anulaciones de los "retiros obligatorios" podría ascender hasta los 660.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1310
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.