Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diana Pabón escriba una noticia?

Mientras hay vida hay esperanza

11/04/2020 18:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose”: Julio Cortázar

Diana Estela Pabón

Facilitadora en diálogo social y negociación

Bogotá

 

¿Recuerdan la Navidad de 2019, la felicidad de compartir en familia, los regalos, los inmejorables abrazos de año nuevo? parece un recuerdo lejano. El Covid-19 nos ha llevado al fondo de lo emocional, cambiando nuestras vidas y las está marcando para siempre.

En medio de la incertidumbre, por lo que sucederá con el coronavirus, surge la esperanza y el despertar de lo mejor – o peor- de la humanidad, la más sublime esencia del hombre (como ser) que extraña como nunca las expresiones de cariño, abrazos, celebraciones y besos. Genera inmensa alegría decirlo abiertamente, de forma constante e incansable, con deseo profundo. Estamos ganando, somos mejores, mucho mejores.

Lo humano representado en disfrutar lo simple, realizar las tareas domésticas por nosotros mismos; incluso conocer la casa, los implementos y el lugar de ubicación. ¿Lo pueden creer? Muchos no sabían como funcionaba la lavadora o los aparatos de la cocina.

Lo esencial del ser representado en reconocer la oportunidad que nos dio la vida, no hablo del ser racional si no del elemental, el que nos permite reactivar el cerebro con cosas simples o sencillas que reactivan y permiten valorar las pequeñas cosas o insignificantes que tal vez hacíamos o ignorábamos antes sin darnos cuenta pero que ahora en medio de una cuarentena y de un enemigo oculto que asecha en nuestra puerta nos lleva a valorar la simpleza de un aroma a café. Lo cual nos ha permitido aprender nuevas cosas, incluso reaprender nuestras vidas familiares y profesionales como acceder a la tecnología, hacerla cercana, amigable, repensar los negocios, llevarlos a un nuevo y mejor nivel en la era digital.

Vuelve la vida, vuelve el amor, vuelve la necesidad de valorar el campo y sus agricultores

Lo humano representado en priorizar la solidaridad, la empatía, la conciencia en las necesidades del otro y compartir con amor lo que se tiene.

Lo humano representado en valorar las llamadas que antes interrumpían el trabajo, en esperar la siguiente reunión social cuando en ocasiones las descartabas, o simplemente invadir las redes sociales de apoyo, de amor, de noticas agradables.

Lo humano, lo más valioso, nuestros padres y abuelos; cuidar, respetar y valorar a los mayores es una virtud de otros tiempos que vuelven a estar de moda.

Nuestras mascotas, la inmejorable y a veces única compañía para muchas personas durante esta cuarentena. Éstos seres sintientes necesitan recibir amor, tal vez no comprenden la situación, pero se alegran de estar contigo, son un regalo del universo. Cuando pienses en ellos, piensa en las mascotas que han quedado solas, que no tienen un amigo fiel que los proteja y alimente.

La música, literatura, artesanías, trabajos manuales, recetas de las abuelas, charlas en las noches, la esencia propia del devenir toma el control de la vida; vuelve a significar más que un trabajo, la comida en casa es tan divertida como en el restaurante de moda.

Vuelve la vida, vuelve el amor, vuelve la necesidad de valorar el campo y sus agricultores.

Cuidémonos a nosotros mismos y cuidemos a los demás, seamos sensatos con nuestras prioridades, con la salud y las finanzas; seamos solidarios y caritativos con quienes lo requieren. No discriminen a los médicos, enfermeras y trabajadores de la salud, quienes se la están jugando toda por nosotros. No seamos irresponsables y quedémonos en casa para no infectarnos ni infectar a nadie.

La vida se acaba cuando dejas de soñar, la esperanza cuando dejas de creer y el amor cuando dejas de cuidarlo

Que vivan los zapatos bajitos, los jeans, camisas cómodas, cabello natural y sonrisas sinceras.

 

Por favor, ¡quédate en casa!


Sobre esta noticia

Autor:
Diana Pabón (13 noticias)
Visitas:
7262
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.