Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Nuevo mando militar: una buena idea que necesita más discusión

22/08/2009 16:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El análisis parlamentario se ha caracterizado por un consenso sobre los beneficios de la creación del jefe del Estado Mayor Conjunto,

El gobierno ha puesto suma urgencia a la discusión en el Congreso del proyecto de ley de modernización del Ministerio de Defensa, que incluye entre sus cambios más relevantes la creación de un nuevo cargo militar, el de jefe del Estado Mayor Conjunto, cuya designación será una atribución presidencial.

Bajo su responsabilidad -por un período de hasta tres años- estaría el ejercicio del mando militar en caso de guerra y la función de asesor directo de ese ministerio.

Por la importancia que tendría esta autoridad, sin embargo, lo deseable sería que dicha reforma se discutiese en plazos menos acotados que el que impone la suma urgencia, alejando también esta discusión de la coyuntura del cambio de gobierno.

En las políticas modernas de defensa, los países se orientan a estructurar sus sistemas de material bélico con altos niveles de desarrollo tecnológico, lo que significa una inversión cuantiosa y compromisos financieros de largo plazo. En esta materia, Chile ha hecho un esfuerzo considerable para, sin fomentar una escalada armamentista, adquirir equipamiento que fortalezca su capacidad disuasiva.

Sin embargo, la sola adquisición de material bélico de estas características no basta para responder a los desafíos y tareas que demanda la defensa nacional. Esta no sólo depende de factores tecnológicos y de preparación de los contingentes militares, sino de una estructura de mando que permita una eficaz conducción estratégica de sus FFAA.

La estructuración de una coordinación unificada entre las fuerzas militares -terrestres, navales y aéreas- representa así el medio adecuado para lograr una utilización eficiente de los recursos existentes y disponerlas a cumplir adecuadamente con las tareas que les son propias.

Si bien hoy esta posibilidad está prevista para tiempos de guerra, el proyecto plantea establecer este cargo también para tiempos de paz, sin mando, pero como una instancia de coordinación entre las distintas ramas.

El análisis parlamentario se ha caracterizado por un consenso sobre los beneficios de la creación del jefe del Estado Mayor Conjunto,

Es positivo que Chile evalúe las distintas fórmulas para perfeccionar su estructura de mando militar. Así lo han hecho naciones como Estados Unidos, que implementó hace casi 25 años una estructura de mando conjunto para facilitar la coordinación de sus distintas ramas, creando la figura de un oficial que está, dentro de la cadena de mando, por encima de los comandantes en jefe de cada una de ellas. En la práctica, sin embargo, esta fórmula no ha estado exenta de problemas.

Las experiencias conocidas recomiendan, en primer lugar, incluir en el análisis las especificidades que caracterizan al sistema militar de cada país. En Chile, por ejemplo, cabe analizar las experiencias de unificación de mando realizadas desde hace 50 años en la Región Militar Austral o las lecciones que se pueden sacar del funcionamiento actual del Estado Mayor.

Un segundo aspecto a examinar con detención es la delimitación de los ámbitos en que se ejercerán las funciones de esta autoridad y de los comandantes en jefe de cada rama, para lograr que su acción sea eficaz y no se transforme en contiendas de competencia que inmovilicen su accionar.

Un aspecto que también conviene revisar con mayor profundidad es la oportunidad en que deba efectuarse el nombramiento de esta autoridad, de manera que no interfiera en los procesos de designación de los comandantes en jefe. Estos procedimientos, muy discutidos y sensibles en su momento, han sido conducidos con prescindencia de los procesos políticos y conforme a estrictos criterios institucionales, activos que conviene preservar.

Aunque en la discusión parlamentaria esta iniciativa no ha sufrido mayores modificaciones y hasta ahora el proceso se ha caracterizado por un consenso sobre los beneficios de la creación del jefe del Estado Mayor Conjunto, sólo en el último tiempo se ha iniciado el debate público que la importancia de esta reforma amerita. Por ello, parece conveniente no dar urgencia a la discusión de esta iniciativa.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
130
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.