Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristian Mancilla escriba una noticia?

Los niños tienen pene

08/03/2017 14:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La peste del olvido se trasladó de Macondo a Madrid

Occidente entero parece sumido en la enfermedad del olvido que afectó a los habitantes de Macondo en alguna oportunidad. La ONG Hazte Oír, imitando una medida aplicada por los mismos habitantes de Macondo, ha puesto a circular por Madrid un bus con el mensaje «Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva». Mientras algunos lo miran como una obviedad del tamaño del Titanic, otros lo han considerado ofensivo y han iniciado una campaña no solo para sacar el bus de circulación, sino para perseguir penalmente a los directivos de Hazte Oír. ¿Pero qué clase de locura es esta? digo yo. ¡A ver si el día de mañana piden procesar al decano de la Facultad de Ciencias por afirmar que la fuerza es directamente proporcional a la masa y a la aceleración de un cuerpo! Porque, aun cuando haya quienes honestamente crean que esa afirmación irrefutable es falsa, no pueden cargar contra la libertad de expresión. Decir lo que uno cree, por polémico u ofensivo que resulte, es libertad de expresión y esta no puede ser censurada ni coartada ni limitada de manera alguna.

Por lo visto, algunas personas han escogido creer que la diferencia entre los sexos (que no géneros) no está en los genitales, sino en alguna otra parte del cuerpo o incluso en la mente. No obstante, todos sabemos que la verdadera diferencia entre los sexos está en los genitales. Y, en los poco comunes casos en que estos no sean definitorios, basta con decir que el sexo es indeterminado: no necesitamos complicarnos toda la vida tratando de encajar un fenómeno a la fuerza. Estas mismas personas, no obstante, se fundan única y exclusivamente en la genitalidad cuando hablan de diferencias entre los sexos: así lo hacen con respecto a diferencias salariales, a la cantidad de personas que ocupan puestos gerenciales, a la cantidad de hombres o mujeres asesinados por sus parejas, etcétera. Si propones un criterio, pero no lo utilizas para respaldar los datos con los que respaldas tus argumentos, estás siendo deshonesto: así que, aun cuando no lo digan, incluso aquellos que dicen negar la genitalidad la aceptan en el fondo de sus corazones. Y es que se trata de lo más evidente. Y no hay nada de criminal en decir que una persona con vulva es mujer, aun cuando ella diga sentirse como hombre en su mente: su genitalidad no niega, en última instancia, su identidad sexual. Creer que lo hace resulta absurdo y contraproducente para su propia aceptación. Por último, nadie está obligado a tratar a los demás de una manera específica: uno puede elegir incluso tratar a los hombres como mujeres y a las mujeres como hombres. ¿Cómo podrían obligarnos a no hacerlo?

El derecho de hablar implica el derecho de mentir

Hace pocos días, Borja Casillas, cuyo nombre artístico es Drag Sethlas, realizó una presentación disfrazándose de la Virgen María primero y de Cristo Crucificado después. Esto, por supuesto, resulta ofensivo para las personas de fe católica: no porque consideren impropio representar a la Virgen o a Cristo, sino por la banalización de hacerlos parte de un concurso teatral. Sin embargo, no hay personas pidiendo que Casillas sea perseguido penalmente por ridiculizar las figuras religiosas. El mundo católico no tiene los mismos valores que el mundo musulmán; pero tal parece que los valores musulmanes se han negado a marcharse del todo, puesto que aún encontramos personas buscando causar daño físico en quienes consideran que ofenden sus creencias. Así ocurrió en el caso de Charlie Hebdo y así está ocurriendo con respecto a Hazte Oír. Tal parece que en esta escala valórica la ofensa está unida indefectiblemente a la venganza: por esto quienes rechazan la campaña de Hazte Oír justifican el ataque contra Charlie Hebdo y esperan que los católicos quieran perseguir penalmente a Borja Casillas a la vez que ellos mismos reaccionan exigiendo querellas contra quienes los hacen sentir ofendidos. Les resulta ajeno que alguien pueda sentirse ofendido y no quiera censurar al que lo ofende, como corresponde a los valores occidentales.

Yo sé que los hombres (todos) tienen pene y las mujeres (todas) tienen vulva. También sé que hay quienes rechazan esta forma sencilla y objetiva de describir la realidad. Pero ni yo puedo exigir que ellos no expresen lo que creen ni ellos pueden exigir que yo me calle: no en una sociedad civilizada al menos. Entonces, una disputa cotidiana acerca de cómo describimos la sexualidad de las personas se ha transformado en una disputa con respecto al derecho de hablar. ¿Pero qué tipo de persona cuestiona el derecho de hablar de otra? Algunos defienden este cuestionamiento afirmando que tenemos derecho de hablar, pero no de mentir. Lo cierto es que el derecho de hablar implica el derecho de mentir: de otra manera, el derecho de hablar no tiene ningún sentido. No puedes prohibirle a una persona que diga cosas que consideras mentira ni prohibirle a un periódico que publique noticias que consideras falsas: esto es fascismo y se opone a los valores occidentales básicos (que hemos establecido desechando nuestras antiguas costumbres tiránicas). Esta transformación hace que la discusión resulte inaceptable. No podemos admitir que alguien ponga en tela de juicio nuestra facultad de decir lo que creemos. Quienes se ofenden con la campaña de Hazte Oír pueden patalear todo lo que quieran, pero pretender que la campaña sea censurada y sus promotores sentenciados es rogar para que les ocurra esto mismo a ellos en el futuro: es como renunciar a la vida civilizada.

El mundo católico no tiene los mismos valores que el mundo musulmán, pero tal parece que los valores musulmanes se han negado a marcharse del todo


Sobre esta noticia

Autor:
Cristian Mancilla (15 noticias)
Visitas:
1270
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.