Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabrieli escriba una noticia?

Las dos izquierdas

08/11/2009 20:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No se puede estar de acuerdo con la idea de dos izquierdas latinoamericanas, desvinculadas, que responden a proyectos distintos: la mala, decimonónica y trasnochada; y la buena, democrática, progresista y moderna

Nos llama la atención, sobremanera, la gran preocupación de algunos entendidos en el tema planteado, las dos izquierdas. Ya entendemos por qué. Como es el caso de nuestro amigo PL., con quien coincidimos totalmente y al que le damos las gracias. Nosotros avanzamos por el camino del centro, ni a la derecha, ni a la izquierda. Defendemos la libertad y la democracia, nuevamente en peligro; pero ahora amenazada por la extrema izquierda camuflada, disfrazada con piel de oveja. Pero existe una izquierda que es, y otra que pretende no serlo.

No se puede estar de acuerdo con las ideas transmitidas por algunos políticos de cierta izquierda latinoamericana y mundial, para quienes existen dos izquierdas, desvinculadas y atentas a proyectos estratégicos distintos: la mala, decimonónica y trasnochada, que sufren los venezolanos, desde 1999 -golpista, militarista, caudillesca-, donde “ser rico es malo”, -pura hipocresía-, y de sus seguidores que ya son varios países, en donde se plantea, la famosa CONSTITUYENTE, que le costó el puesto de presidente a Zelaya. Y la buena, que se exporta desde Brasilia, pasando por Chile y al parecer sólo para uso interno brasileño y chileno – democrática, progresista y modernizadora. Izquierdas que son partes de un mismo cuerpo, unidos bajo cuerda, en un proyecto estratégico que apunta a derrotar a los gobiernos democráticos del centro, desplazar al “imperialismo yanqui”, y avanzar hacia la consolidación de un proyecto de dominación continental, bajo la hegemonía imperialista de Cuba, Brasil y Venezuela, reviviendo al marxismo, que muchos creen muerto. No estamos ante alternativas contrapuestas, sino ante variaciones aparentes, sobre un mismo tema. Dictado clandestinamente, pero con fuerza desde el Foro de Sao Paulo, madre de este monstruo de dos caras. Con un rostro Demoníaco y otro angelical. Es suficiente el conocimiento más o menos profundo de los personajes mencionados, ambos -castristas- para comprender el gusto por el totalitarismo y el desprecio evidente por la democracia, que se manifiesta, en cuanto tienen la oportunidad. Sin Castro y Chávez, jamás hubiera surgido Lula; ni Evo, ni Correa, ni Ortega. Ni serían aliados, aparentes, de los demócratas latinoamericanos. Ni Chávez, jamás habría pisado la línea, que separa la dictadura de la democracia, que ya transpasó.

Nos venden la idea del socialismo malo (comunismo), vía rápida; y el socialismo bueno, vía lenta imperceptible, (light); el que conculca libertades, tortura y reprime y el que convence con promesas celestiales. Descubrimos el engaño, y asoma en ambos la misma faz. De allí el entendimiento profundo entre Lula y Chávez. Detrás de ambos mandatarios, gobierna la mano dura del castrismo, capaz de manejar un país sub-imperialista, -Brasil-, con un pie en el primer mundo, ante el cual tiende los subterfugios de la cooperación y el entendimiento; y a un país petrolero –Venezuela- viviendo del populismo y del más profundo subdesarrollo, explotando su riqueza petrolera hasta la última gota, para lograr los fines propuestos que son los mismos en las dos izquierdas.

Frenar y detener a Lula, a Chávez, a Evo, Correa, a Ortega, a los Kirchner y a otros seguidores de esta tendencia, es indispensable en defensa de la LIBERTAD Y DEMOCRACIA

Lula, quedó desnudo totalmente, al dejar entrar, en su embajada de Honduras a un aliado del castro-chavismo, como Zelaya. A Lula, Lo podemos ver en cualquier parte, abrazando a los Estados Unidos, aunque, a sus espaldas, se le enfrente, por ahora, murmurando bajito. Reclamando contra las bases norteamericanas en Colombia y ofreciendo su mediación para impedir la caída de Chávez o entorpecer, más que USA, la derrota del “sombrero hondureño”. Lula no dirá ni una palabra ante las dictaduras de su familia marxista, pero gritará a todo pulmón, en contra de una dictadura fascista, que en el fondo es lo mismo. Porque Lula es el propio vigilante en apariencia, “civilizado” de los Castro. La mano suave y engañosa. La democracia le importa, nada. La acepta porque no tiene más remedio. Espera secretamente y con pausa, el momento oportuno para sacarse la máscara. Por eso, “asila al del sombrero", Zelaya, a quien protege, aún, porque es uno más de sus cómplices. En cambio, Colombia, vigila satelital y tecnológicamente el paso del narcotráfico por Venezuela y sus satélites. Por eso, solapadamente ataca a este país. Pero nada dice, ni denuncia al terrorismo iraní que se pasea, como le da la gana, por Venezuela. Sólo acepta las ideas de los Castro. Y mira con hipocresía a USA, tapándose la nariz.

Chávez conoce de esas estrategias, pero va de frente y despotrica a voz en cuello contra el “imperialismo yanqui”. Él, el hijo preferido del castrismo, encargado de la herencia y el financiamiento del proyecto totalitario en América latina. Hasta que le dure el petróleo. Pero ya todo se habrá consumado.

Nosotros no somos nadie, pero presentimos que frenar a Lula en Brasil, es necesario, si queremos avanzar en la defensa de la LIBERTAD Y DEMOCRACIA. Detener a los Kirchner y derrotar al socialismo neochavista chileno con MEO, a la cabeza, desenmascarándolo, es indispensable. Y a Evo, Correa y Daniel Ortega. Sólo así podremos detener la avanzada del terrorismo castrista en América Latina. Comprenderlo es de vital necesidad, frente a tantos que están hipnotizados, creyendo en las bondades de la izquierda o impulsados por un resentimiento clasista, que les ciega e impide distinguir entre la paja y el trigo.

Las dos izquierdas son partes de un mismo cuerpo. Ambas avanzan hacia la consolidación continental, bajo el imperialismo de Cuba, Brasil y Venezuela


Sobre esta noticia

Autor:
Gabrieli (22 noticias)
Visitas:
2522
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.