Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

El lado oscuro del emprendimiento y del universo startup

26/05/2019 23:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

No tengo duda alguna de que vivimos en una época en la que se ha ensalzado el rol emprendedor. Tras la crisis que comenzó allá por 2008 saltaron por los aires ?aún más, si cabe? todas las redes de seguridad laboral. El trabajo remunerado explotaba en mil pedazos y viviría irremisiblemente pegado a las circunstancias concretas de cada momento. Esto ya lo había escrito hacía tiempo Richard Sennett en La corrosión del carácter o en El espíritu del nuevo capitalismo. La sociedad contemporánea rompía amarras con el estado del bienestar y con la cobertura social. Y lo hacía repensando el modelo: no es tanto decir adiós al bienestar sino conseguir que creas que el bienestar es un acto de decisión personal que depende única y exclusivamente de ti.

Nadie vendría a sacarte las castañas del fuego. Eso no estaría bien. Tú tendrás que demostrar iniciativa, espíritu emprendedor y lanzarte a conquistar el mundo. Tus sueños, tus aspiraciones más íntimas, debían de ser el germen de tu proyecto emprendedor. Manos a la obra y a ventilar las pasiones en forma de actividad económica. Y como los tiempos actuales viven inmersos en una digitalización ubicua, si tu proyecto conlleva tecnología, mejor. Hay que tener fe en el dios científico y tecnológico, startups mediante.

Pues bien, de vez en cuando conviene leer a quienes critican el ecosistema startup. Así que un librito como el de Javier López Menacho, La farsa de las startups, publicado este mismo año, nos sirve para caer en la cuenta de ese otro lado oscuro del fenómeno. Algo que es más que evidente, pero que a veces queda sepultado por la propaganda oficial. No olvides que, por ejemplo, el empleo del ecosistema startup ofrece una retribución por debajo de la media. Un botón de muestra es el dato que se aporta en el libro respecto a Lanzadera, la aceleradora de negocios impulsada por Juan Roig, dueño de Mercadona: el sueldo del CEO en las empresas aceleradas se situaba entre 800 y 1.000 euros al mes. Eso sí, serás CEO, algo de lo que tu madre es muy probable que se sienta orgullosa. Creo.

Para mío el gran engaño tiene que ver con el imaginario construido alrededor del éxito y el crecimiento personal. Un modelo claramente patriarcal en el que la épica sirve como caldo de cultivo para, supuestamente, trabajar duro persiguiendo tus sueños. Remedios Zafra lo explica muy bien en su libro El entusiasmo:

Si el entusiasmo fuera hoy, como aquí sugiero, una seña de época, lo sería más como un "entusiasmo inducido", alimentado por la cultura (y en ella por las lógicas) de mercado. [...]

Preferir al entusiasta y no al triste, verlo en las redes, en la publicidad, elegirlo, es algo cotidiano. [...]

Más sobre

La razón de su incentivo puede encontrarse en que este entusiasmo inducido se ha convertido en herramienta capitalista que permite mantener la velocidad productiva, esconder el conflicto bajo una máscara de motivación capaz de mantener las exigencias de la producción a menor coste. [...]

... esta explotación concentra muchas de las contradicciones del capital, sembrada de motivados colaboradores, investigadores y contadores de "sí mismos", que se exigen máxima dedicación, energía, entrega y sonrisa, como inercia que augura reconocimiento, quizá trabajo, quizá futuro.

La narrativa del éxito puso su maquinaria en marcha hace tiempo para que las chicas y chicos que estudian entendieran que el futuro había que conquistarlo. Esa narrativa buscó su docena de frases para la posteridad y le dijo a la juventud que el mundo ya no era como antes. Los Altos Hornos de Vizcaya, con sus más de 10.000 trabajadores, eran el pasado y no había que repetir semejantes disparates. El futuro no dependía de un banco, de una gran empresa, de un empleador. El futuro era tuyo y de nadie más. Nada mejor que otro libro para que te quede claro: the start-up of YOU.

El caso es que, años después, la fábrica de startups funciona a pleno rendimiento. El salario de mileurista se ha convertido en la norma. No me refiero a que sea la realidad, sino a que se convierte en la aspiración. Llegar a esa cifra es parte de la hoja de ruta. Hay que pelear, pasar por incubadoras, acelerados, mentoring, business angels y rondas de financiación. Hay que moverse en ese universo en el que, como bien dice Javier López Menacho, el eslabón más débil es quien aporta el trabajo. Pero como algunos de estos seres humanos tendrán éxito (por pura estadística), la artillería propagandística contará con munición renovada. Vivimos en la era VUCA y ahí las reglas de juego han cambiado. ¿O no? "El éxito en el mundo de la innovación y las nuevas tecnologías tiene rostro de hombre heterosexual blanco, de entre 30 y 50 años".


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1747 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
503
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.