Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Jordi Sánchez pasa a ser candidato a la presidir la Generalitat

05/04/2018 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La justicia española «deshoja la margarita» sobre la posibilidad de que Jordi Sánchez pueda ser diputado y poder se elegido como presidente de la Generalitat. El proceso legal, que ya se extiende en el tiempo, dilucidará el futuro de los máximos responsables del procés

Para ello, JxCat, la formación de nuevo cuño que ampara al grueso de los militantes de la extinta CiU, se ampara en la resolución de la ONU, que pide que el dirigente independentista encarcelado, pueda ser elegido como diputado.

El que fuera cabeza visible de la Asamblea Nacional Catalana, vuelve a concitar el consenso del nacionalismo burgués catalán, para ser nuevamente candidato a ocupar el palacio de la Plaza de San Jaime.

La decisión ha sido comunicada por carta a Sánchez, que se encuentra preso en la cárcel de Soto del Real; en las misivas, «primeros espadas» del independentismo, caso de Carles Puigdemont y Jordi Turull, le piden que sea candidato.

Una decisión basada en un dictamen de la ONU

Los argumentos esgrimidos por la nomenklatura del independentismo, son que la situación de Sánchez ha cambiado, a pesar de encontrarse en prisión, a donde fue enviado por el juez Llarena.

Ahora, el nacionalismo catalán, cree contar con una resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU, en la cual se admite, al menos a trámite, la denuncia sobre la ilegalidad del encarcelamiento de Sánchez.

En dicha resolución, la Organización de Naciones Unidas, en el cual se impele a España a permitir que Sánchez pueda ser instituido como diputado del Parlamento Catalán.

La teoría del dominó

La concatenación de procedimientos, debieran hacer, siempre y cuando España admita la recomendación realizada por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, que una vez investido diputado Sánchez, inmediatamente se celebre un debate de investidura.

En dicho pleno, sería donde Jordi Sánchez esbozaría su programa de gobierno, que una vez explicado, daría lugar a una votación en la cual podría ser elegido presidente de la Generalitat.

Tal como ha expresado el propio Jordi Sánchez, también por carta, sería un sin dios jurídico que España no siguiese lo que le recomienda la Organización de Naciones Unidas.

Puigdemont también tercia en la polémica

Continuando con el género epistolar, Carles Puigdemont, ha querido también entrar en la polémica desde la cárcel de Neumünster, con una carta dirigida al grupo parlamentario de JxC. Misiva que ya ha sido recibida.

En ella, no duda de tildar como “oportunidad sin precedentes” la candidatura de Sánchez, cuya elección sería un amplificador para el independentismo catalán, que lograría un impacto mediático a nivel internacional.

Un dictamen no vinculante

A pesar de que nadie niega la transcendencia de un dictamen realizado por uno de los organismos que conforman la Organización de Naciones Unidas, hasta ahora este organismo transnacional solo da por recibida la queja.

Ahora es necesario que el comité reúna todos los datos para, a partir de ahí, realizar un dictamen sobre la legalidad o no, a partir de su confrontación con el derecho internacional, de la prisión de Jordi Sánchez.

El juez Llarena suspende los derechos políticos de Sánchez

Por dos veces ya, el juez Pablo Llarena, que es el que instruye la causa en el Tribunal Supremo, ha declarado como suspendidos los derechos políticos del líder de la Asamblea Nacional Catalana.

A pesar de que nadie niega la transcendencia de un dictamen realizado por uno de los organismos que conforman la Organización de Naciones Unidas

La primera vez le negó la posibilidad de ejercer como diputado por estar preso, lo que hizo que tuviese que delegar su voto. Posteriormente, se posicionó en contra de dictar una libertad provisional, que le hubiese permitido lograr un permiso extraordinario para poder acudir a la investidura.

El independentismo ensaya una nueva estrategia

Y en ella debemos inscribir el haber pedido a la ONU, que realice un dictamen sobre el encarcelamiento de Jordi Sánchez. De ese modo, y ante una sentencia probablemente favorable al reo, la justicia española tendrá que «retratarse».

Tener un fallo de Comité de Derechos Humanos de la ONU favorable a que Sánchez se pueda presentar como candidato a la Presidencia de la Generalitat, obligaría a la justicia española a no acatar dicho fallo.

Por tanto, los independentistas tendrían «munición» para tildar a España como un estado autoritario, atrasado, y que no cumple sus compromisos internacionales en materia legal.

Llarena justifica la no excarcelación de Sánchez

En todos los autos en los cuales el Tribunal Supremo, por medio del juez Llarena, ha negado la posibilidad de excarcelar a Sánchez, el magistrado se escuda en la posibilidad de que se produzcan disturbios si este profesor universitario recupera la libertad.

Pero ese argumento no es el único, ya que Pablo Llarena, también se justifica en el hecho de que puede producirse una reiteración delictiva, por la cual, amén de otros delitos, se encuentra en prisión.

Una sesión de investidura caliente

Llarena también considera que de participar Sánchez en la sesión de investidura, se podría ver comprometida la seguridad pública. El escenario que imagina el juez, es un parlamento catalán asediado por los manifestantes.

Los incidentes no son algo que se puedan descartar, disturbios que podrían provocar una actuación contundente de policía y guardia civil, justo lo que estarían buscando los independentistas.

Con ello buscarían justificar una campaña mediática basada en como se reprime policialmente las ansias de libertad catalanas.

Llarena apunta a los CDR

Los Comités para la Defensa de la República, ligados a la CUP, y que han protagonizado muchos de los incidentes en estos meses de zozobra en Cataluña, son, para Llarena, los catalizadores de una estrategia de desobediencia civil.

En este caso, los CDR, ha enmascarado lo que a todas luces son disturbios de corte violento, como supuestos actos de resistencia pasiva; uno de ellos, quizás el más sonado, sea haber rodeado durante más de 16 horas la delegación de hacienda de la Generalitat, en Barcelona.

Con posibilidad de delegación de voto

En ninguno de los autos emitidos hasta ahora, el juez Llarena, ha negado que los independentistas encarcelados, puedan ser elegidos por el parlamento catalán, así como tampoco ha impedido que estos deleguen el voto.

Lo que si aparecen en esos autos es la negativa a que los presos puedan ser excarcelados para participar en la normal vida parlamentaria de la Cámara catalana, justificándose esta medida en las dificultades que entrañaría la salida y la vuelta a los centros penitenciarios.

Inhabilitación para ejercer cargo público

En el caso de Jordi Sánchez, pende sobre su cabeza la posibilidad de ser inhabilitado para cargo público, de manera, que, en caso de ser sentenciado en ese sentido, sería imposible, de ninguna de las maneras, ser investido diputado, y mucho menos, presidente de la Generalitat.

Sánchez entraría en esa categoría legal, ser inhabilitado para el ejercicio de cargo público, en el momento en el cual sea procesado por el delito de rebelión, algo que se espera en las próximas semanas.

Ahora, el nacionalismo catalán, cree contar con una resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU, en la cual se admite, al menos a trámite, la denuncia sobre la ilegalidad del encarcelamiento

Fuente - Wikipedia / El Diario / El País


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (197 noticias)
Visitas:
2854
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.