Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

Disminuyen los combates en Damasco tras asalto de los rebeldes

20/03/2017 21:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Las armas se silenciaron el lunes por la noche en Damasco después de que el ejército consiguiera repeler un asalto de rebeldes y yihadistas contra este bastión del régimen.

Las tiendas volvieron a abrir en el este de la capital siria y la circulación recobró la normalidad poco a poco, según corresponsales de la AFP en el lugar.

El domingo, combatientes liderados por los yihadistas del Frente Fateh al Cham, exrama siria de Al Qaida, lanzaron un ataque relámpago en Damasco, con el fin de abrir un nuevo frente y aliviar a los rebeldes que sufren los bombardeos del régimen en tres barrios del norte de la capital, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Pero las tropas del presidente Bashar al Asad iniciaron rápidamente una contraofensiva que les permitió acorralar a los rebeldes, gracias sobre todo a su aviación.

"Hemos conseguido retomar la casi totalidad de las posiciones donde los rebeldes habían avanzado" el domingo, indicó una fuente militar a la AFP. "Queremos alejar a esos grupos, vinculados con Al Qaida" de la capital.

Gracias a dos coches bomba y varios kamikazes, los rebeldes y los yihadistas penetraron durante unas horas en el barrio de los Abasíes, en el este de Damasco, y lindante con el centro de la capital.

- Reapertura de los comercios -

image

El asalto partió del barrio adyacente de Jobar (este), una parte del cual está controlada por las fuerzas prorrégimen y otra, por los rebeldes y los yihadistas, sometidos a bombardeos de la fuerza aérea siria desde hace dos años.

Los yihadistas y sus aliados lograron conectar Jobar y el barrio rebelde de Qabun, más al norte.

Pero "el régimen y sus aliados dirigieron una contraofensiva y retomaron el 70% de las posiciones capturadas por los rebeldes", señaló a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los enfrentamientos cesaron al final de la tarde, constataron corresponsales de la AFP.

Durante todo el día, la fuerza aérea siria bombardeó intensamente la parte rebelde de Jobar.

"Es una importante línea de frente" por su proximidad con el centro de la capital, explicó Rahman.

Al menos 26 combatientes prorrégimen y 21 rebeldes o yihadistas murieron en los combates del domingo, según Rahman, que no pudo proporcionar ningún balance de víctimas de los bombardeos de este lunes.

El sector de los Abasíes también recobró la casi normalidad, las carreteras abrieron y los habitantes esperaban el autobús. Al caer la tarde, las tiendas de ese barrio y de otros cercanos reabrieron.

Más sobre

Damasco, que había permanecido relativamente a salvo de la violencia desde el principio de la guerra, sufrió recientemente una serie de atentados suicidas como el ataque reivindicado por el Frente Fateh al Cham que dejó 74 muertos en el casco antiguo.

- Nueva cita en Ginebra -

Lejos de los combates, una nueva ronda de negociaciones intersirias comenzará el jueves en Ginebra, bajo los auspicios de la ONU y en presencia de representantes del régimen de Asad y de la oposición.

Para Bashar Al Jaafari, jefe de la delegación del régimen en las negociaciones, "los últimos ataques terroristas en Damasco (...) y en otras partes de Siria persiguen presionar al gobierno sirio antes de Ginebra".

Todos los esfuerzos diplomáticos, supervisados o no por la ONU, no han permitido hasta el momento encontrar una salida al conflicto que azota Siria desde hace seis años y ha dejado más de 320.000 muertos y millones de desplazados.

Los bandos enfrentados negociaron en diciembre un alto el fuego con la ayuda de Rusia, aliada del régimen, y Turquía, que apoya a los rebeldes, pero los combates no cesaron en el país.

En declaraciones a periodistas rusos, tras el incidente más grave entre Siria e Israel desde el comienzo de la guerra, Bashar Al Asad consideró el lunes que Rusia podía "jugar un papel para que Israel no vuelva a atacar a Siria".

Un bombardeo israelí el viernes cerca de Palmira (centro) provocó una respuesta antiaérea del ejército sirio y un disparo de misil, interceptado en dirección del territorio israelí.

En otro frente de la guerra, las fuerzas kurdas sirias anunciaron que recibirían "pronto" un entrenamiento militar por parte de Rusia, según un acuerdo cerrado entre ambas partes.

Rusia no confirmó el anuncio de forma oficial, pero confirmó en un comunicado una presencia en Afrine, uno de los tres territorios kurdos semiautónomos de Siria.

Según el OSDH, cerca de un centenar de soldados rusos entraron en la región de Afrine.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16576 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1213
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.