Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La identificacón elecrónica con microchips fue un éxito, pero ha ido dmasiado lejos ¿Pueden inducir cancer en humanos?

18/11/2014 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La implantación es fácil ei ndolora, pero revistas inglesas las relacionan con tumores malignos por infección al pudrirse el propio microchip. El solo pensamiento de colocarlos en niños o en gente con Alzhemir, para que recuerden su camino ha producido horror entre oncólogos

El invento de los microchips en animales urbanos fue un gran hallazgo para los dueños. Encontrar un perro perdido es un calvario. Ahora es fácil. La noticia de que pueden producir cáncer causa alarma y más en EE.UU. en que la Food and Drugs Administración (FDA), oficial, los ha aconsejado como útiles para seres humanos

Comienzan a aparecer informaciones sobre estudios que apuntan a que los animales que llevan un Chip implantado desarrollan cáncer. Ya se han publicado varios artículos en la revista Despertares que demuestran que hay mucha gente sobre todo en EE.UU. que quiere que los próximos en llevar los chips seamos los humanos (con mil excusas pseudomédicas o sociales o militares pero con carácter obligatorio) lo cual nos deja un poco moscas del rebaño. ¿Nos van a dejar en paz?

Las ordenanzas municipales sobre Tenencia Responsable y Control de Perros en la Vía y Espacios Públicos, establecen en Estados Unidos la obligatoriedad de los dueños de mascotas de colocar un microchip a sus perros, gatos, conejos, etc… para poderlos ubicar e identificar rápidamente en caso de extravío o a pedido de alguna autoridad municipal o estatal.

Estudios realizados en ese país sobre todo, pero también en Gran Bretaña y en Europa, demuestran que la implantación de chips podría estar relacionada con la aparición de tumores malignos. Los experimentos un tanto aleatorios y no oficiales que fueron realizados casi todos sobre perros abandonados aunque con chip, arrojaron un porcentaje superior al 65% de haber desarrollado células conectadas con el cáncer o tumores cancerosos. Tal cosa apareció un una revista médica inglesa hace meses.

La identificación electrónica mediante microchips no implica dolor ni infecciones para las mascotas y tiene un alto grado de efectividad -según las experiencias-. Pero tal costumbre no ofrece garantías médicas porque con el tiempo éstos microchips pueden producir tumores malignos, lo cual tampoco se ha probado médicamente…

El pequeño microchip es del tamaño de un grano de arroz, se implanta bajo la piel de la mascota, con cualquier procedimiento de vacuna de ese tipo, y sí es práctico porque permite la identificación electrónica del animal.

Si la mascota se extravía, se envía inmediatamente un boletín de búsqueda a todos los establecimientos interconectados a las Clínicas Dr. Pet, las cuales están constantemente verificando los códigos de los animales reportados como extraviados o perdidos. La implantación del chip sin dolor, es corriente en perros y gatos y dura de por vida.

Hace años, cuando la todopoderosa organización para la administración de alimentos y drogas aconsejó sin remilgos ni grandes pruebas que el implante de microchip era positivo en humanos. La FDA oficial quizás cediendo a la presión de empresas que fabrican los microchips VeriChip, estableció esa obligatoriedad de poner chips a determinadas gentes por si podían perderse como un perro vagabundo.

En todo caso la opinión generalizada es que la FDA debió olvidar o mencionar la existencia de estudios científicos universitarios que desde mediados de los 90 venían asociando estos dispositivos de fácil identificación de mascotas con la aparición de tumores malignos en entre 1% y 10% de animales de laboratorio (ratas, gatos y animales salvaje en peligro de extinción).

Lo peor es que los microchips se han “humanizado“. Es decir que hay instituciones (algunos hospitales, la policía o el ejército) que los establecen obligatoriamente en algunos casos.

Se calcula que más de 12.000 humanos (y obviamente millones de animales domésticos) han sido implantados a través del tiempo con microchips en Estados Unidos y Canadá llegando incluso a recomendarse su aplicación a niños, enfermos, exreclusos, empleados, inmigrantes, militares…

La FDA (DEA) norteamericana maneja desde los 90, estudios científicos sobre los implantes en animales mascota o especies en peligro de extinción

Los oncólogos norteamericanos afirman que de ningún modo permitirían que ellos mismos o sus familiares fueran implantados. Pero si tienen otras obligaciones y olvidan el problema, pronto se van acordar porque llegarán multitudes a urgencias que lo que tiene es un microchip. Sobre todo lo notarán los médicos militares, aunque por ahora el presidente Obama no ha dicho ni palabra, lo que significa que lo aprueba.Está siempre preocupado de ue los republicanos terminen por dominar el Congreso..Sin embargo laDEA ha permitido  su implante y en algunos países como la Filipinases obligatorio

"La privacidad y el derecho de la protección de la información están en peligro”. O: “En Estados Unidos organismos que resguardan la privacidad han prevenido contra la habilidad para colectar a subrepticiamente una gran variedad de datos sobre la misma persona; rastrear a individuos mientras caminan en lugares públicos; mejorar los perfiles de los consumidores por su conducta de compra”. Esta tecnología atrae a fabricantes, mayoristas y detallistas. Procter & Gamble y Benetton fueron pioneras en su uso pero Wal-Mart fue la primera compañía en convertirlo en norma. Sin embargo, la novedosa tecnología llamada polvo inteligente va aún más lejos que los chips RFID. Esta fue concebida hace más de diez años por Kris Pister y Randy Katz, con financiación de DARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa), brazo de alta tecnología del Pentágono. “Los seres humanos implantados pueden ser rastreados en todas partes. Sus funciones mentales pueden ser monitoreadas a distancia mediante superordenadores e incluso se las puede alterar modificando sus frecuencias. En los experimentos secretos se han incluido, como conejillos de india, a prisioneros, soldados, pacientes enfermos mentales, niños discapacitados, personas sordas y ciegas, homosexuales, mujeres solteras, ancianos, niños en edad escolar, y cualquier grupo de personas consideradas “marginales” por los experimentadores de élite. Las experiencias publicadas realizadas con reclusos en la Prisión Estatal de Utah, por ejemplo, son alarmantes. Los microchips actuales funcionan por medio de ondas de radio de baja frecuencia que permiten rastrearlos. Con la ayuda de satélites, la persona implantada puede ser localizada en cualquier parte del planeta”. Rauni-Leena Luukanen-Kilde, (Doctor en Medicina Ex Ministra de Salud de Finlandia)

La ultima modalidad en esos dispositivos es el Verichip es un dispositivo diminuto (como un grano de arroz) implantable de radiofrecuencia, puede utilizarse en gran número de aplicaciones en todos los campos de la vida diaria inclusive para identificación personal.  Cada Verichip contiene un número único e inviolable de identificación, el cuál es capturado cuando es activado por un lector especial externo, se implanta bajo la piel, en el tejido subcutáneo, usando una jeringa estéril que se envasa con el chip, permitiéndole insertar el dispositivo sin evidencia alguna del injerto. Una vez colocado bajo la piel el Verichip es prácticamente indetectable e indestructible.

 

Funcionamiento y epecificaciones técnicas del Verichip Un lector externo estimula la bobina con una señal de radiofrecuencia de 125 Khz., para que a su vez esta emita una señal de regreso que es decodificada por el lector y transformada en un número de identificación de 16 caracteres (128 bits). La bobina actúa como antena para emitir y recibir las señales de radiofrecuencia (la información registrada), capaces de atravesar la piel. El microchip almacena en una memoria EEPROM el número que identifica al portador. El lector descifra el número de identificación y lo envía a la computadora para tener acceso al registro o base de datos. El lector se conecta a una computadora en red, que almacena la base de datos con la información del portador de Verichip para fines médicos, identificativos, o de control.

 

  Aumenta el uso de microchips en humanos  Aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos en Estados Unidos (DEA)con fines médicos, el VeriChip genera controversias por sus posibles efectos en la saludy su potencial uso como herramienta de control de la población. El microchip VeriChip fue aprobado por el organismo la DEA que controla las drogas y alimentos en Estados Unidos, fue aprobado  len 2004, para la identificación de pacientes. En 2009, la compañía llegó a un acuerdo para implantar el microchip de 8 milímetros en los catéteres de acceso vascular de Medcomp, informó Fox News. V (Veriteq Corporation adquiere implantes aprobados para centrarse en las aplicaciones de humanos y animales para RFID implantable, incluyendo la identificación del paciente, la identificación del animal y el bienestar, las aplicaciones de los sensores, y la identificación de dispositivos médicos). Según lo expresado por el director ejecutivo de la empresa  que desarrolla el sistema VeriChip(VERITED), esta solución es segura. Lo confirma Scott Silverman el dueño de la firma. Dice que es un dispositivo para identificación de la población, pero asegura que además es un dispositivo de diagnóstico de enfermedades. En los sensores del microchip están agregando detectores de los signos vitales, como la temperatura corporal, presión arterial y los niveles de oxígeno en sangre. Otras empresas como el Instituto Koch están fabricando para controlar fármaco estos dispositivos.

LBil Gates ha apoyado el microchip anticonceptivo que puede durar hasta 16 años, según ha informado en su página web. Se trata del desarrollo de un microchip con control remoto diseñado para implantarlo bajo la piel del abdomen, de los glúteos o de la parte superior de los brazos de la mujer.

Chip anticonceptivo

i

. Si el innovador invento pasa las pruebas de eficacia y seguridad puede ser la revolución de los tratamientos anticonceptivos. Al contrario que los métodos actuales, las mujeres utilizarán entre tres y cuatro chips a lo largo de su vida sin la necesidad de visitar continuamente al médico o la farmacia.

Tal y como informa la revista MIT Technology Review, las pruebas preclínicas se realizarán en Estados Unidos a partir del año que viene. Si todo sale bien, la empresa de Massachussets planea tener el dispositivo en el mercado en 2018.

El microchip,   mide 20x20x7 milímetros, dispensa treinta microgramos al día de levonorgestrel, una hormona ya se usa en muchos tratamientos anticonceptivos. Además, la mujer podrá encender y apagar el dispositivo mediante otro dispositivo electrónico a modo de mando a inalámbrico. Aunque puede llegar a durar 16 años, la mujer puede deshacerse del anticonceptivo cuando lo desee.

A pesar de parecer el perfecto mecanismo para evitar embarazos no deseados, no sirve como método para prevenir enfermedades de transmisión sexual. De este modo, la fundación de Bill Gates seguirá invirtiendo en investigación para evitar que se contagien enfermedades como el SIDA.

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1600 noticias)
Visitas:
5091
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.