Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

¿Por qué no es una buena idea que un fundador (emprendedor) sea director general?

18/06/2019 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Antonio Martin del Campo

" Seguimos avanzando, abriendo nuevas puertas y haciendo cosas nuevas, porque somos curiosos y la curiosidad nos sigue guiando por nuevos caminos " .

Walt Disney

Aceptémoslo : no siempre es una buena idea que el fundador sea el director general de la empresa . E l fundador puede ser la mejor persona para liderar la puesta en marcha , las etapas iniciales del negocio; pero a medida que la firma crece, se necesita que el director tenga un conjunto de habilidades para ejecutar cambios , y éstas no necesariamente las posee quien inició el proyecto .

De hecho, el 90 por ciento de todas las nuevas empresas fracasan en los primeros cinco años y u na de las razones principales de esto es la falta de una gestión adecuada , que es una de las habilidades m á s importantes que debe tener no s ó lo el director , sino también todo el equipo directivo.

A medida que la organización crece, é sta pasará por varias fases que tienen prioridades distintas y se categorizan según sus necesidades . Por ejemplo, lo que se requiere para pasar de ser un micronegocio a pequeña o mediana empresa es completamente diferente.

L as firmas de primera generación son fundadas , en la mayor í a de los casos , por emprendedores orientados a desarrollar un producto o servicio, además de que tienen un fuerte vínculo con la primera versión de l proyecto ; s in embargo, una vez que la compañía está lista para expan dirse y tener procesos más o menos estables, es una buena idea comenzar con la creación de versiones futuras de l negocio. E l enfoque del emprendedor tenderá naturalmente a la adquisición de nuevos tipos de clientes , al desarrollo de nuevos productos o servicios ; pero no necesariamente a la dirección .

Tras estudiar a 13, 000 compañías de 32 países diferentes, un grupo de profesores de Duke y Harvard demostraron que las firmas encabezadas por fundadores eran generalmente un 9.4 por ciento menos productivas que las dirigidas por personas externas. Tambié n encontr Aron que la productividad aumentó una vez que se reemplazó al iniciador del negocio.

Y es que un director general típico es un integrador. Son grandes ejecutores y están enfocados a resultados. Generan una cultura de responsabilidad y rendición de cuentas en sus equipos y crean consistencia y priorización. Además , se enfocan a la integración de nuevos liderazgos en la organización y se aseguran de que la visión del fundador se ejecute.

Es sumamente raro que un fundador posea las habilidades de visionario, innovador e integrador , aunque e xisten algunas grandes excepciones como Gates, Jobs o Zuckerberg .

Ser un emprendedor es casi como ser un superhéroe, significa que al principio tienes que asumir varios roles ; pero a medida que el negocio crece , debes enfrentar una dura realidad: quizá ya no seas la mejor opción para ocupar el puesto de director general.

La diferencia entre un emprendedor que tiene éxito y uno que no lo tiene es el entendimiento de los diferentes momentos que vive la firma y que no puede participar en todos ellos como director general. Participar en iniciativas de expansi ón , ser consejero o generar nuevos negocios est á en el ADN de los fundadores ; los roles cambian y esto es algo bueno. Muchas compañías hoy en día trabajan en múltiples proyectos y con múltiples equipos ; el verdadero emprendedor reconoce que el ego es un mal pasajero y que no todo lo debe ni lo tiene que controlar.

Algunos de los fundadores más inteligentes involucraron a alguien más para administrar su empresa y emprendieron nuevos proyectos o diversificaron sus negocios, inclusive crearon nuevas compañías o se trasformaron en inversionistas. Un buen director general aprovechar á todo su potencial para cuidar y ejecutar la visión sin fallas, permitiendo que la visión del fundador florezca.

Soltar las riendas de una empresa propia no es fácil porque, después de todo, te has involucrado íntima y emocionalmente con su creación ; p ero el éxito de la estrategia de crecimiento depende de la incorporación de una dirección adecuada y de la gestión de esa transición , todo con tal de que la firma se convierta en una institución sustentable a largo plazo.

Fuente: https://www.liderempresarial.com/por-que-no-es-una-buena-idea-que-un-fundador-emprendedor-sea-director-general/

imageTwitterimageLinkedinimageFacebookimageTumblrimageemail

Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (13525 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
222
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.