Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Honduras trata recuperar normalidad en medio de asedio militar

24/09/2009 16:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con un vasto despliegue de militares y policías en las calles para vigilar nuevas manifestaciones, Honduras intentaba el jueves recuperar la normalidad

Zelaya declaró a la radio Globo que "el país no volverá a la calma mientras su presidente esté encerrado" y reiteró sus temores de que las autoridades de facto planeen matarlo.

Luego de tres días de toque de queda, disturbios y saqueos a negocios, el gobierno de facto de Honduras pidió a la población volver a sus actividades rutinarias y ofreció mantener el orden.

Sin embargo, el Frente de Resistencia al Golpe de Estado que exige la restitución del mandatario derrocado y grupos afines al gobierno encabezado por Roberto Micheletti convocaron a manifestaciones.

"Aquí estamos en las calles y siempre estaremos hasta que Zelaya vuelva al poder", dijo a la AP el líder del Frente Rafael Alegría, que junto a miles de seguidores caminó por numerosos barrios de la ciudad. Después, los zelayistas recorrieron en caravana de automóviles otros lugares populosos de Tegucigalpa, sin que de momento se reportaran desórdenes.

Otra multitud, en este caso de aliados de Micheletti, se aglomeró frente a la sede de las Naciones Unidas en Honduras, para demandar que no haya injerencia extranjera en los asuntos del país. Muchos llevaban pancartas con mensajes como: "Lula no te metas en los asuntos de Honduras".

Pese al llamado a la reanudación de actividades, muchas escuelas públicas y privadas seguían cerradas.

Para impedir que los partidarios del presidente defenestrado se acerquen, cientos de soldados y policías mantenían bajo asedio la embajada de Brasil, en donde Zelaya se encuentra refugiado desde el lunes acompañado por unos 100 simpatizantes, tras ingresar de improviso a Tegucigalpa.

Medios locales calcularon que había que unos 2.000 soldados y policías en el lugar.

El jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas, general Romeo Vásquez, llegó a la calle aledaña a la sede diplomática a inspeccionar a sus tropas, dijo a periodistas el portavoz militar, coronel Ramiro Archaga. El canal 5 de televisión mostró imágenes del general en el lugar.

Sin hacer precisiones, el vocero policial Víctor López dijo que la seguridad había sido aumentada considerablemente en los alrededores de la embajada brasileña y los periodistas fueron alejados a unos 100 metros.

Con un vasto despliegue de militares y policías en las calles para vigilar nuevas manifestaciones, Honduras intentaba el jueves recuperar la normalidad

Zelaya dijo que temer que las autoridades de facto permitan una incursión en la embajada "para asesinarme".

El ministro de Información de facto, René Zepeda, descartó que se esté sopesando romper lazos diplomáticos con Brasil para justificar un asalto a la embajada. "Sólo hemos pedido respeto a Brasil, así como nosotros respetamos su embajada", declaró a la AP.

Señaló que "Brasil debe hacer callar a Zelaya y ofrecer las condiciones adecuadas de que él dialogue con nuestro gobierno, en vez de desatar la violencia en Honduras".

Focos de violencia continuaron presentándose por la noche después de que el miércoles las autoridades reprimieron con gases lacrimógenos una manifestación de apoyo a Zelaya. Unos 20 zelayistas fueron arrestados por quemar neumáticos, bloquear calles y ocasionar disturbios en siete puntos diferentes de la capital, informó el vocero policial.

La policía también informó que frustró el intento de un grupo de supuestos partidarios de Zelaya de asaltar el santuario de la Virgen de Suyapa, un icono para los católicos del país.

Hasta ahora no existe un canal de diálogo entre Zelaya y Micheletti. Se espera que el fin de semana llegue a la capital hondureña un grupo de cancilleres encabezados por el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, en busca de propiciar una solución a la crisis política que vive el país centroamericano desde el golpe de estado del 28 de junio.

La OEA anunció en la víspera que los países de la región y europeos que decidieron remover a sus embajadores después del golpe, los enviarían de vuelta para que desde el terreno puedan ayudar a resolver el conflicto.

La vicecanciller del gobierno de facto Martha Lorena Alvarado dijo a la AP no tener ninguna oposición "por el momento" sobre el asunto.

__

El corresponsal de The Associated Press Freddy Cuevas contribuyó con este despacho.

<a href=


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
235
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.