Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Raúl Enrique Bibiano escriba una noticia?

El homicidio de Brian Aguinaco no para de golpear a los argentinos

12/01/2017 00:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Hasta cuando existirá la excomunión entre las leyes y la justicia en argentina? Cuando un asesino anda suelto por vacíos legales, la justicia no es justicia

 

Era la víspera de noche buena cuando dos motochorros intentaban atracar a una mujer en el tristemente afamado por los hechos delictivos, barrio de Flores, cuando de pronto aparecieron en escena un abuelo con su nieto de 14 años que tras intentar salvar a la víctima, se transformaron en victimas colaterales.

Pero quien llevaría la peor parte, resultó el pequeño Brian Aguinaco, a quien otro menor de edad, pero no tan inocente como él, le disparó un tiro a la cabeza sin el menor titubeo, que horas después, resultó en el fallecimiento del niño que aspiraba disfrutar la noche buena junto a su familia.

Tras la muerte del pequeño Brian, sucedieron hechos de violencia perpetrados por personas que por cierto, ajenos al hecho en sí, aprovecharon la ocasión para descargar sus ideales agresivos contra una comisaria de la zona… Metodología que en realidad, está más allá de las buenas costumbres del sentir ciudadano, pero… que resultaron ser la puerta abierta para que todo el país se entere del caso.

                 

Fue entonces que el principal sospechoso, un ciudadano de nacionalidad Peruana de 15 avanzados años de edad, fue descubierto como el principal sospechoso de efectuar el disparo que le costó la vida al pequeño Brian y, como una paradoja del destino, también llamado Brian.

Días después, Brian Joel Cruz González de 15 años, era expulsado desde chile para ser entregado a las autoridades policiales de Argentina para ser detenido como principal sospechoso del homicidio del niño Brian Aguinaco de 14 años de edad.

A ello, luego se sumaba la detención de su cómplice, identificado como Luis Gomez, de 26 años de edad, alias Yum bostero, detenido en la villa 1-11-14, quien posee frondoso prontuario y al momento de su detención, pesaba sobre él, una captura vigente.

                          

Pero, en realidad, nada de esto devolvería la vida del pequeño a sus papás, que no dejaron de sufrir hasta el presente el abandono de un sistema que deja mucho que desear en cuanto a leyes y a justicia.

Brian Joel Cruz González de 15 años, se domiciliaba en la violenta villa 1-11-14, donde también reside por estos días su madre, otra ciudadana de nacionalidad Peruana acusada de narcotráfico y de encubrimiento.

Aumentar las penas no alcanza, si no se modifican las leyes a fondo

Por otra parte, el padre del asesino, otro ciudadano de nacionalidad Peruana que se encontraba refugiado tras su actividad en el narcotráfico, en Chile, de donde fue expulsado hacia su país de origen (Perú).

Tras 10 días de detención en el instituto de menores Inchausty, el asesino de Brian, de forma insólita, fue dejado en libertad por el juez de menores, ordenando su inmediato traslado al Perú en horas de ayer por la noche, mediante un vuelo regular de Aerolíneas Argentinas que partió a la hora 20:50 (hora local de argentina).

La medida fue cumplida de inmediato sin que siquiera el fiscal del caso tuviera conocimiento y como corolario, a su llegada al aeropuerto Jorge Chaves en Lima, el asesino absuelto, era recibido por su progenitor, de quien la justicia argentina, obviaba en términos legales, mantenerlo en compañía.

Conforme lo dispuesto, el asesino de Brian, debía ser trasladado al Perú para cohabitar con sus abuelos, pero como ha quedado demostrado, era su propio padre quien lo recibía en el aeropuerto del Perú.

Para todo esto, ahora como si fuera poco, la Dirección General de Migraciones, pidió la expulsión de Adriana González, madre del menor cuya situación procesal por narcotráfico, la mantiene con un beneficio de prisión domiciliaria, un beneficio que ha sido violado por ella, como ha quedado demostrado mediante su traslado inconsulto al aeropuerto de Ezeiza para acompañarlo en su viaje al país de Chile luego del homicidio.

En esta triste historia, en la que una familia trabajadora, decente, sacrificada, que paga impuestos y se rompe el lomo para llevar a delante su hogar, se reflejan los cientos de miles de casos de violencia del país. Un país lleno de vacíos legales de los que los señores legisladores, no ponen el más mínimo reparo en solucionar.

Cuantos casos Brian necesitamos tener en argentina para que alguien se ponga a trabajar como debe ser y se acaba la ola de robos y asesinatos? En tanto, solo resta expresar JUSTICIA por BRIAN y por tantas víctimas cuyos crímenes se encuentran impunes, como el del Fiscal Alberto Nisman, que nos da la pauta sobre como trabaja la justicia.


Sobre esta noticia

Autor:
Raúl Enrique Bibiano (490 noticias)
Visitas:
4196
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.