Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Un hijo de Bo Xilai agradece a las autoridades chinas que hayan dejado hablar con sinceridad a su padre

22/08/2013 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los hijos de Bo Xilai, el ex dirigente del Partido Comunista Chino (PCCh) implicado en una trama corrupta y en la muerte de un empresario británico, ha agradecido a las autoridades chinas que hayan permitido a su padre hablar con sinceridad.

"Agradezco a las autoridades centrales del PCCh y al tribunal de Jinan que hayan dado al acusado más derechos de los que esperábamos, permitiéndole hablar con sinceridad", ha dicho Li Wangzhi, hijo del primer matrimonio de Bo, en un comunicado enviado al diario estadounidense 'The New York Times'.

Además, ha elogiado a su padre porque, "después de someterse a una investigación exhaustiva, que ha necesitado 300 personas y 500 días, ha conseguido superar una tremenda prueba sin renunciar a sus ideas".

"Quiero decir, en primer lugar, que el verdadero oro no teme al fuego, los hechos pueden soportar la prueba de la historia; en segundo, que estoy orgulloso de mi padre. Como hijo suyo, he sentido dolor y tristeza, pero también orgullo por su fortaleza", ha apuntado.

Li ha confiado en que su padre "siga respetando la ley" y en que "la ley respete los hechos y dé al pueblo una explicación, dé a la historia una explicación, dé a su hijo una explicación".

Por otro lado, también ha querido expresar su agradecimiento "a aquellas personas que han soportado la presión para dar falso testimonio".

PRIMERA SESIÓN DEL JUICIO

Ayer, el tribunal de Jinan acogió la primera sesión del juicio que se celebra contra Bo por abuso de poder, soborno y corrupción, en medio de una gran expectación nacional e internacional, ya que se trata de uno de los mayores escándalos políticos en China de los últimos tiempos.

Bo ha sorprendido a todos al retractarse de su declaración inicial, en la que admitió haber recibido hasta 21, 8 millones de yuanes (2, 6 millones de euros) en sobornos de la empresa de plásticos de su amigo Xu Ming y de la exportadora hongkonesa de Tan Xiaolin.

El ex dirigente comunista ha negado --hasta en tres ocasiones-- haber aceptado 1, 1 millones de yuanes (134.578 euros) de manos de Tang y ha explicado que en los interrogatorios con la comisión investigadora del PCCh lo admitió porque estaba bajo una gran presión psicológica.

"Fui en contra de mi corazón y lo admití, dije que estaba dispuesto a asumir las responsabilidades legales, pero no recordaba los detalles. Mi mente estaba en blanco", ha dicho, según ha publicado el tribunal de Jinan en la red social Weibo, por la que está transmitiendo el juicio.

En un inusual gesto de transparencia informativa, las autoridades chinas están permitiendo que los medios de comunicación nacionales e internacionales sigan en directo este juicio desde la sala de prensa que se ha habilitado en un hotel de la ciudad de Jinan.

VARAPALO POLÍTICO

Bo se ha convertido en el protagonista del mayor escándalo de corrupción en el PCCh desde la expulsión de la llamada 'Banda de los Cuatro', a finales de la revolución cultural, en 1967. El caso saltó en marzo de 2012, cuando renunció a la Secretaría General de Chongqing por corrupción y por la muerte del empresario británico Neil Heywood.

El caso ha acabado con la ascendente carrera política de Bo, que hasta entonces aspiraba a conseguir un puesto en el Comité Permanente del Politburó durante el Congreso General del PCCh que se celebró el pasado mes de noviembre, un proceso de renovación de la cúpula dirigente de China que tiene lugar cada diez años.

PRIMERAS CONDENAS

Heywood murió en noviembre de 2011 tras ser envenenado con cianuro por la esposa de Bo, Gu Kailai, después de que, al parecer, el empresario británico amenazara con matar al hijo del matrimonio en el marco de una pelea de negocios.

En agosto de 2012, Gu fue condenada a la pena de muerte, aunque en régimen de suspensión, lo que implica que podrá eludir la pena capital y sustituirla por cadena perpetua, si mantiene un buen comportamiento durante los próximos dos años.

Un mes después, el ex jefe de Policía Wang Lijun fue condenado a 15 años de prisión por "violar la ley en beneficio propio, aceptar sobornos, abusar del poder y desertar", después de que se declarara culpable, según la prensa oficial.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
889
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.