Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Los Hermanos Campos: "Dimos la vida entera a la cueca chilena"

12/10/2009 01:38 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuelgan las mantas, porque ya no están para viajes largos y porque son muchos los achaques. El dúo cierra más de 70 años de carrera este domingo

No les falta humor ni picardía ni ese aire ladino, pícaro, del hombre del campo, del huaso chileno. Pero para los hermanos Eleodoro (84) y Marcial Campos (81) hay cosas que son serias, solemnes, casi sagradas y que no dan para bromas. Por ejemplo, eso de apellidar la cueca, de ponerle "brava", "chora" o "guachaca".

Sentados frente a un plato de mechada con arroz y con una copa llena de tinto, los viejos cuequeros que están por colgar la manta (este domingo en el Teatro Caupolicán, a partir de las 19 horas) se interrumpen para aclarar las cosas: "Esas cuestiones raras no me gustan, hay que levantar la cueca, tirarla p'arriba. No rebajarla con eso del 'guachaca'", dice Marcial, y Eleodoro remata gráficamente: "Eso de guachaca es como hablar de un gallo que está muerto de cura'o en el suelo. Hay que tener respeto. Nosotros le dimos la vida entera a la cueca chilena y por eso lo decimos".

Lo aprendieron de chicos. De su padre, Vicente, que era payador y acordeonista y que a punta de correazos les enseñó las notas básicas: la "corta", que es el La menor, y la "larga" que es el DO. Con los dedos extendidos sobre el puente de la guitarra. Lo suyo no fue de academia, claro está, pero viniendo de dónde venía -de Longaví, VII Región-, aprender a tocar cuecas y tonadas era cosa casi natural. Se empezaron a ganar la vida en matrimonios y bautizos. En restoranes de Parral y Linares. Porque ganaban más cantando que como temporeros, prácticamente el único oficio posible por esos pagos.

No les falta humor ni picardía ni ese aire ladino, pícaro, del hombre del campo, del huaso chileno. Pero para los hermanos Eleodoro (84) y Marcial Campos (81)

Eran niños huasos, los hermanitos Campos, y ya desde esa época, alrededor de 1935, apunta Eleodoro, no se separaron nunca más. Hasta ahora, que están viejos y cansados. Que ya han decidido cerrar el boliche con un show con invitados. Los achaques merman los cuerpos de estos cuequeros octogenarios y han decidido parar: "Yo ya no estoy para viajes largos", dice Eleodoro y Marcial, que sí quería seguir, acepta con algo de resignación: "Yo creo que nos vamos a aburrir en la casa, pero bueno".

Calculan que grabaron más de mil cuecas y en todos los formatos posibles: vinilos, casets y discos compacto. Recorrieron Chile decenas de veces y hasta tocaron cinco veces en Estados Unidos y nada menos que 40 en Argentina. A la hora de la despedida, se atropellan los recuerdos, los discos que grabaron para RCA y los boliches ya desaparecidos del centro de Santiago donde cantaban. Y enfrentan el capítulo más polémico de su carrera, cuando actuaron en el acto oficial del gobierno de Pinochet, para la aprobación de la Constitución de 1980.

"Nunca nos metimos en política, ni tampoco fuimos pinochetistas. Eso fue puro cuento", dicen casi a coro y de nuevo en serio, como si fuera otro de sus versos cuequeros que esta vez comienzan a apagarse para siempre.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
1859
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Antonio (20/12/2009)

Los Campos lo mas grandes folckloristas de este pais..minimo se merecen una invitacion al festival de viña para que se despidan como ellos se lo merecen...que todo Chile sepa que dos grandes que pasearon nuestra musica chilena por todo el continente, se retiran de los escenarios.