Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuel Penella escriba una noticia?

Grecia: el triunfo de la bestia

14/07/2015 14:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tras el no de los griegos, la capitulación de Tsipras. La Bestia neoliberal venció, como era de temer. Era mucho pedir que Grecia, ella solita, se saliese con la suya, con un acuerdo sensato, encaminado a satisfacer dos mandatos incompatibles, el servicio a los acreedores y el de proteger al pueblo griego contra la galopada nihilista de los amos de Europa. Por lo visto, da igual que se sepa que la deuda griega, en parte odiosa, es tan impagable como la nuestra. Varufakis ha dado testimonio de que sus interlocutores no se atenían a razones, que ni siquiera se tomaban el trabajo de escucharle, que iban a lo suyo, a tiro fijo. Paul Krugman, Joseph Stiglitz, Thomas Piketty y Jeffrey Sachs estaban pidiendo a gritos una solución sensata, con visión de futuro, con eso que antes se llamaba "sentido europeo". Y se han visto tan cruelmente defraudados como Tsipras y Varufakis. Los griegos se ven obligados a apurar el cáliz del austericidio hasta sus últimas consecuencias, por la vía de un chantaje que, a no dudar, irá in crescendo. Pero hay un antes y un después de la capitulación griega. Cuando los primates de la Comunidad Europea nos vengan con palabras tales como solidaridad y responsabilidad, ya sabremos a qué atenernos con solo recordar su insolidaridad brutal y su nulo sentido de la responsabilidad histórica en el caso griego. Bien claro ha quedado que les gusta conceder préstamos a terceros con ánimo de engordar las arcas de sus empresas y bancos. Bien claro está que les encanta posesionarse de las riquezas de un país y someter a explotación a sus habitantes según una lógica neocolonial tan vieja como repugnante. Bien claro ha quedado que no les importa destruir a un gobernante y al entero sistema político de un país, con tal de salirse con la suya. De demócratas no tienen un pelo. Esos primates consideran muy razonable pagar las enloquecidas juergas propias y las de los peces gordos con el trabajo presente y futuro de los pueblos. Les parece normal socializar las pérdidas y emprenderla sistemáticamente contra los más necesitados de protección, niños, parados, enfermos y ancianos. ¿Se avergüenzan de ello? No, desde luego. Estos personajes no sienten lo que antes se llamaba temor de Dios y carecen de compromisos éticos laicos. Son simples aprendices de Maquiavelo rebozados en el viejo darwinismo social. El pardillo europeo que se tenga creído que esos salvajes le dispensarán un trato mejor que a los griegos, no tardará en llevarse un susto de muerte. Y hay un antes y un después, por cuanto la catástrofe humanitaria de Grecia ha sido cargada ya sobre los hombros de Alemania, lo que se presta a asociaciones mentales muy desagradables, malos recuerdos, especialmente dolorosos en el caso de los griegos, que todavía están esperando las reparaciones por "aquello". ¿Hemos de pensar que lo alemanes se han sacudido de encima ciertos complejos, que vuelven a las andadas? ¡Habrá quien lo piense, desde luego! Al parecer los primates europeos han querido dar una lección a todos, también a Francia, en la cabeza de los griegos, en estricta aplicación del manual del chantajista.


Sobre esta noticia

Autor:
Manuel Penella (210 noticias)
Fuente:
incursionesintempestivas.blogspot.com
Visitas:
705
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.