Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Flamencos que se ponen flamencos

21/10/2018 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una expresión popular en España dice que se pone flamenco quien se irrita y responde con chulería a quien lo incomoda.

Quizás venga de las revueltas flamencas contra los Tercios de Flandes en los siglos XVI y XVII, y es así como están reaccionando las autoridades de la provincia belga de Flandes, que fue de la España de los Habsburgo, ante la España actual.

Los flamencos, gobierno regional y parlamento, han contestado con descalificaciones y provocaciones ante la decisión de Josep Borrell de retirarle los derechos diplomáticos en España al delegado de su Gobierno regional, un consejero de la embajada belga en Madrid, André Hennelinck, defensor público, como sus superiores flamencos, de la independencia catalana.

Borrell avisaba así al presidente de parlamento flamenco, Jean Peumans, nacionalista cuyo objetivo es independizar Flandes de Bélgica, y a algunos líderes del gobierno regional que denuncian a España como país no democrático por tener en prisión a altos dirigentes del separatismo golpista que no huyeron tras declarar la independencia de Cataluña hace ahora un año.

Más sobre

Para los nacionalistas-separatistas flamencos Cataluña es la precursora ante el mundo de su propia independencia, razón por la que intentan debilitar España

Los 11, 5 millones de belgas dentro de un territorio poco mayor que el de Cataluña o Galicia están en permanente enfrentamiento lingüístico. El nacionalismo ha envenenado lenta pero implacablemente a sus dos grandes regiones separadas física y lingüísticamente, especialmente a la flamenca.

Los choques son permanentes entre los seis partidos flamencos, con abundancia de secesionistas, y los siete valones, pese a que ideológicamente algunos son gemelos, como los cristianodemócratas, liberales y socialistas.

En Flandes es raro que alguien conteste a quien hable francés, de hecho lo discriminan si vive entre ellos, y es fácil observar allí un complejo de superioridad que genera muchos radicales simpatizantes del nazismo.

Una señal de esta diferencia: fuera de Bruselas, donde por otra parte son pocas, apenas hay parejas entre personas de esas dos comunidades que ni se hablan y se desprecian.

---------

SALAS

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
2298
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.