Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jorge Sindoni escriba una noticia?

¿Porque las Finanzas Personales No Son Parte de Nuestra Educación?

14
- +
05/12/2018 10:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mayor parte de la población no se da por enterada de lo que sucede a su alrededor, arriesgando insanamente su futuro por malas decisiones financieras. ¿Porqué entonces algo tan importante como las finanzas personales no se nos enseña desde niños?

En la escuela nos enseñaron a sumar, restar, multiplicar y dividir. Aprendimos también otras materias que el “sistema” estima importante para nuestra formación e integrarnos a la sociedad. Por lo que, también aprendimos un poco de geografía e historia (la cual a menudo se nos olvida), lengua, dibujo, ciencias, artes, etc. Eso en sí no es malo, y es una base de educación importante para nuestro desarrollo personal, pero no es suficiente.

Lamentablemente, el sistema, que son los gobiernos y quienes dirigen a la sociedad, aquellos que nos imponen nuestro diseño formativo y las reglas de convivencia social, suele estar formado por un círculo de personas que tampoco tienen mucha capacidad en materia de finanzas o administración de recursos. Es como un ciego guiando a otro ciego. De allí, tantos problemas económicos y sociales en muchos países.

En nuestro día a día, utilizamos dinero y tarjetas de crédito, compramos y vendemos, nos endeudamos, sin saber siquiera si nuestras decisiones financieras son adecuadas, o si nos permiten alcanzar nuestras metas. Quizás lo que conoces de finanzas personales (una cuenta de ahorro, tener una chequera, un empleo, caja de ahorro, una tarjeta de crédito), te lo inculcó tu familia, algún familiar desde niño. ¿Has cuestionado alguna vez si lo que aprendiste de joven es lo más adecuado para ti?

El dinero no es, o por lo menos no debería ser, un fin en sí mismo. Un proyecto de vida no puede estar basado en ganar solo dinero y dinero. Nuestra vida debe tener metas, sueños, objetivos que nos llenen y nos inspiren, que nos apasionen, que nos gusten, para darle sentido a lo que hacemos diariamente, que nos permita trascender a escalas morales más importantes, de servir en algo a los demás, bien sea a la familia, vecinos, comunidad, la sociedad, la humanidad o como prefieras llamarlo.

Sin embargo, el dinero puede ayudarnos a alcanzar muchas de nuestras metas y es importante que entendamos su funcionamiento. Al menos básicamente.

Por ello, antes que nada, es necesario que tengamos ciertas nociones en claro, tener en cuenta conceptos financieros básicos. Estos conceptos que paso a detallar, no son totalmente académicos desde un punto de vista técnico, sino para que los entiendas con simplicidad y los apliques a tu vida, y por ello deseo no caer a través de este artículo en polémicas dogmáticas de contabilidad formal, ya que solo busco un fin de aprendizaje práctico y sencillo.

Robert Kiyosaki, el famoso autor de la serie Padre Rico Padre Pobre, hizo una definición muy funcional y estupenda para entender las finanzas personales a través de algunos de estos conceptos, a los cuales agrego definiciones propias y de otros autores en materia financiera, bajo una forma didáctica para que cuando te los nombren, ya sepas a que se refieren. Te los describo a continuación, aunque advierto que la lectura será un poco larga:

ACTIVO: Aquello que adquirimos que traiga dinero a nuestros bolsillos. Así de simple. Si adquieres un bien, como un auto o una moto que conviertes en taxi, un departamento para arrendar, herramientas para alquilar, una acción de una compañía, un bono de deuda pública o de deuda de una compañía con un rendimiento, etc, estás comprando o adquiriendo un activo con la finalidad de permitirte una entrada de dinero.

PASIVO: Es lo contrario. Cuando adquieres un bien solo para tu consumo, sin darle utilidad de activo. Ejemplo: Una casa para vivir, un auto de uso personal, ropa, carteras, anillos, Iphones, computadoras, tablets, videojuegos y un largo etc. Todo ello es lo que hace salir dinero de nuestros bolsillos.

Antes de continuar, quiero precisar que no estoy haciendo un juicio moral o de valores a estos conceptos. Aquí no se trata si un concepto es bueno o malo. No porque tu casa, tu moto, tu guitarra, bicicleta o auto, lo emplees como pasivo, signifique que sea malo para ti o que no hagas uso útil del mismo, o que no los necesites. Estos conceptos son solo para entender el mecanismo del dinero.

El Salario, aunque mucho no lo entiendan, no es un activo. Si es un ingreso de dinero. Te entra dinero, pero por la prestación de un servicio, de una actividad. Ya puedes percibir la notable diferencia con los activos, que son bienes para obtener un rendimiento periódico, sin que tu hagas algo a cambio, como esfuerzo físico o intelectual, para obtener dinero. El activo, sea un bien material o un bien intangible (bono, acción, copyright por un libro o por una canción, royalties, etc), es lo que asocias a una actividad que te genere dinero en el tiempo sin tu hacer nada o haciendo muy poco.

DEUDA POSITIVA: Cuando pides prestado para comprar un activo. Si vas a comprar un bien para sacarle dinero a través de su uso, estas adquiriendo una deuda positiva financieramente.

DEUDA NEGATIVA: Cuando te endeudas para adquirir cosas de uso exclusivamente personal, que no te van a reportar dinero. Por lo general, es aquí donde comienza nuestra debacle financiera, endeudándonos en cosas que no nos reportan dinero.

EGRESO: La salida de dinero de nuestras finanzas.

INGRESO: La entrada de dinero para nosotros, bien sea por cobro de una deuda, una donación, un sueldo, bonificación laboral, por intereses o por activos e inversiones. Todo lo que implique alguna forma de dinero que percibas.

INVERSIÓN: Es el dinero que destinamos para adquirir un activo y generar más dinero. Para algunos puede verse como un gasto o egreso al comprar ese activo, pero si la decisión se hizo con el activo adecuado, ese dinero retorna en un rendimiento (ingreso periódico), e inclusive, con una venta posterior de ese mismo activo, siempre te va a representar una entrada de dinero. Ahora, depende mucho como lo administres para saber si fue una inversión buena, cuando te deja al final más dinero del que invertiste, o si fue una inversión mala, cuando el dinero que ganas por su posterior venta o sus réditos posteriores son inferiores al costo de su adquisición y más bien perdiste dinero al adquirirlo.

FLUJO DE EFECTIVO: Es la entrada y salida regular de dinero de una persona.

RENDIMIENTO: Desde el punto de vista financiero, es el porcentaje en relación al capital que invertiste o al costo del activo que adquiriste, que te deja dinero periódicamente. Ejemplo: Compraste un proyector en 500 y decidiste alquilarlo para tus compañeros de clases para presentaciones en el Instituto, Liceo o Universidad. Al mes obtienes por esos alquileres un promedio de 50, que viene siendo un rendimiento en torno al 10% mensual en relación al costo del equipo en 500, que representa un 100% del capital que pusiste para comprarlo. En menos de un año habrás sacado el costo total del activo. Eso es el rendimiento o rentabilidad de una inversión o activo.

BONOS: Son prestamos que da una compañía (la palabra correcta sería emisión), para el público, bien sea como una oferta individual, o que se anuncia públicamente. Esos préstamos que emite una compañía vienen con un interés. Si se los compras, al final del periodo para el cual está vigente el préstamo o el bono, te devuelven el capital más un interés de ganancia. No te da derecho a ser parte de una compañía. Es solo deuda que ellos emiten para financiarse sin recurrir a un banco. También hay que destacar que algunos gobiernos o países, emiten también bonos de deuda nacional o pública para su compra, y el funcionamiento es exactamente el mismo que un bono privado (retorno de capital prestado más un interés).

ACCIONES: Una acción es un título que te da derecho a convertirte, en una pequeña proporción, en propietario de una empresa, ya que debes aportar una cantidad de dinero mediante la compra de esa acción (que te dice que porcentaje debes aportar), para ser partícipe de las ganancias o pérdidas que tenga esa compañía en su funcionamiento como tal. No es un préstamo, sino que te permite participar como un socio más, un dueño más. Mientras más acciones poseas, tu peso como socio, dueño de una parte del capital de la compañía, será mayor.

CAPITAL SOCIAL: Es el dinero que se pone para formar una empresa o compañía. Lo de social viene, porque se forma por lo regular una sociedad con otras personas para constituirla, aunque hay excepciones de acuerdo a la ley de cada país.

RENTA FIJA: Es lo que percibes de ganancia o rendimiento por un título con un valor fijo, como un Bono del que ya hablamos más arriba. La palabra fija, se debe a que el Bono o el título de préstamo de que se trate, tiene unos intereses invariables, siempre fijos, que te van a dar una ganancia específica. En el mercado financiero, normalmente, se les ve como más seguros por el hecho de que su poseedor no se arriesga a ser parte del capital de una empresa, sino un acreedor y la empresa su deudora, que está obligada a pagarle ese préstamo con un interés añadido.

RENTA VARIABLE: Vienen siendo las acciones o el mercado de acciones. Se les considera variables, ya que según la ganancia o dividendos que una empresa obtenga en un determinado año, y que luego se reparten los socios en base al número de acciones que posean, pues los montos de la repartición de dinero pueden fluctuar porque las ganancias nunca son iguales año a año. De paso, también se pueden repartir perdidas si a la compañía le fue mal. Es por ello que financieramente se les consideran títulos más riesgosos que los de renta fija.

En finanzas, siempre lo que se considera riesgoso (porque puede comportar una posible pérdida) representa también grandes oportunidades de buenas ganancias. Mientras que lo estable, como un titulo de renta fija, se le considera como conservador.

DIVIDENDOS: Es la ganancia al final de cada año, que se reparten los socios de una empresa, divididas (de allí la palabra) por el número de acciones que posean.

CARTERA DE INVERSIONES: También llamada cartera de valores, viene siendo un conjunto de activos financieros combinados (renta fija con renta variable). Está cartera de inversión es la opción de multiplicar tu dinero, e ir por encima de las bajas tasas que te ofrecen los bancos, y delante de la inflación. Hay muchos tipos de carteras, puesto que hay muchos tipos de títulos, acciones, bonos y empresas que los emiten. El mercado financiero está inundado de ellos. En próximos artículos, veremos cuáles serían las opciones más rentables para invertir.

BOLSA: Es una organización privada, que permite a mucha gente participar comerciando títulos financieros, como bonos públicos o privados, acciones, carteras de inversiones, certificados, participaciones, etc. Siempre se rigen por un estatuto de funcionamiento y vigilados por la ley en cada país. Su objetivo es obtener dinero a través de las negociaciones por estos títulos, tanto para comprar, vender o cambiar un título por otro. Debes verlo como un gran mercado, de esos que ves por tu ciudad, pero en vez de ofrecer alimentos como hortalizas, frutas, vegetales, pues se ofrecen títulos financieros.

COTIZACIÓN DE BOLSA: El concepto de Bolsa de Valores nos lleva a este otro término, que es ponerle precio a un título que se negocia en ella. En la Bolsa la demanda y la oferta por títulos se rigen por un índice. Es muy conocido el famoso Dow Jones o Standard and Poor 500 (S&P 500) o el NASDAQ, en los Estados Unidos, pero cada Bolsa en cada país o ciudad, tiene su propio indicador. Estos índices reflejan la cantidad de transacciones que hay por ellos. Los que son muy buscados tienden al alza y los que no, a la baja. Este efecto se llama cotizar, que es poner precio de acuerdo a lo que se va reflejando en ese índice.

BROKER O CORREDOR DE BOLSA: También denominado stockbroker (del inglés stock: valores, y bróker: corredor o agente), es un agente de bolsa o de valores, que sirve de intermediario para hacer todas las transacciones en una bolsa (comprar, vender, intercambiar y liquidar títulos) a nombre de otros. Puede ser una persona natural o física, o una compañía quién preste este servicio, ambos bajo comisión. Para actuar como stockbroker es requerida una licencia especial para trabajar en la bolsa como intermediario. Este agente puede representarte a ti directamente en el mercado de valores, o a la empresa o fondo de inversión donde tienes tu dinero invirtiendo en bolsa.

OFERTA PUBLICA DE ACCIONES: La denominada OPA, que es un anuncio público de las empresas ofreciendo a la venta sus acciones. Casi siempre este anuncio se hace ofertándolos en bolsa. Si esa oferta se va a hacer en forma particular a una persona, o grupo de personas o de empresas, sería una oferta Privada de Acciones. De acuerdo a la legislación de cada país, puede tener una denominación distinta.

MERCADO PRIMARIO: El mercado primario de valores, es donde por primera vez se emiten y ofrecen los títulos para su compraventa, sean de renta fija, variable o mixtos. Puede hacerse en Bolsa a través de una OPA, o de manera más cerrada a un grupo de inversionistas o financistas (los que compran deuda como un bono).

MERCADO SECUNDARIO: Ya son todas las operaciones posteriores de compraventa de los títulos que se ofrecieron por primera vez. Cuando compras o vendes un título que ya fue emitido por primera vez, a segundas personas, ya es un mercado secundario. El título de allí en adelante puede ser transado innumerables veces, y seguirá siendo mercado secundario.

Y bien estimado lector, lo dejamos hasta aquí con estas nociones básicas de finanzas. Iré agregando alguna que otra definición en próximos artículos para ir aclarando el panorama de la inversión particular. Hay otros muchos conceptos relacionados al área financiera, pero créeme, si tienes estos conceptos o definiciones más o menos claras, puedes comenzar a crear tu propia estrategia de inversión y gestionar más adecuadamente tus finanzas personales.

A través de una serie de artículos comenzaremos a adentrarnos en este fascinante mundo, que pueda cambiar tus propias perspectivas económicas.

En la próxima entrega comentaré el tema de la inflación y como afecta tus finanzas.

 

Hasta la próxima.

 

 

 

 Jorge Sindoni

Abogado- MBA Executive - Diplomado Negocios Internacionales - Inversor Particular.


Sobre esta noticia

Autor:
Jorge Sindoni (5 noticias)
Visitas:
115
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.