Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucycamp escriba una noticia?

Etapas del proceso de reestructuración empresarial

14
- +
17/07/2020 06:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El mercado cada vez se está volviendo más competitivo, habiendo un gran número de grandes ideas y profesionales

Por eso, perfeccionar todos los procesos de un negocio debería ser la obligación de cualquier empresario, ya que en este mundo si te relajas te pasan por encima. Para la viabilidad de cualquier empresa es imprescindible saber adaptarse a los cambios que se producen en el entorno, lo cual ayudará a combatir las amenazas que se presenten y a conseguir mejores resultados.

En algunas ocasiones, no es suficiente con realizar pequeños cambios, ya que la situación financiera de la empresa es límite y que la estructura de la misma no está funcionando como debería. En estos casos, hay que recurrir a una reestructuración empresarial, que conlleva transformaciones importantes a todos los niveles.

La reestructuración no siempre tiene que responder a una rentabilidad muy baja o negativa

La reestructuración financiera consiste en la formación de un nuevo modelo empresarial que intente mejorar el rendimiento de la compañía y permita que ésta sea más competitiva. Para ello, lo primero que hay que hacer es un análisis exhaustivo de la situación del negocio, desglosando cada departamento y viendo qué funciones se realizan en cada uno y la importancia que tienen en el resultado general.

 

¿En qué ocasiones hay que recurrir a la reestructuración?

 

Hay que tener en cuenta que la mayoría de reestructuraciones se producen debido a una situación económica muy negativa, teniendo en muchos casos que tomar decisiones drásticas como el despido de personal. Sin embargo, la reestructuración no siempre tiene que responder a una rentabilidad muy baja o negativa, sino que se puede hacer simplemente con el objetivo de mejorar sustancialmente la eficiencia de la compañía. Algunas de las razones por las que se puede recurrir a este proceso son la siguientes:

  • Competencia muy agresiva a la que no se sabe responder.
  • Pérdida de confianza en la marca.
  • El producto o servicio que se ofrecía ha quedado caduco y hay que renovarse.
  • Pérdida de fuerza en el mercado debido a una mala adaptación.
  • Falta de financiación para la realización de proyectos.
  • Personal sin los conocimientos necesarios ante las nuevas exigencias del mercado.

Para la viabilidad de cualquier empresa es imprescindible saber adaptarse a los cambios que se producen en el entorno

 

 Las 3 fases de la reestructuración empresarial

 

A la hora de abordar la reestructuración de una empresa para su reflotamiento, hay que seguir una serie de procesos:

  1. Diagnóstico de la situación: Es quizá la parte más importante, ya que de un buen análisis van a depender las decisiones posteriores. Habrá que saber en qué puntos hay un sobrecoste y buscar un nuevo organigrama.
  2. Fase operativa: Una vez se tenga la información suficiente para actuar, habrá que hacer planes de viabilidad, de renegociación de deuda, de optimización de costes…
  3. Recuperación: Esta fase llega una vez se haya completado con éxito la fase operativa. Si la empresa empieza a tener estabilidad de nuevo, habrá que tener un control de los procesos y habrá que buscar nuevas oportunidades de mercado.

Sobre esta noticia

Autor:
Lucycamp (8 noticias)
Visitas:
127
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.