Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Estudio confirma que la religión es un factor protector en los adolescentes

23/09/2009 17:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los adolescentes que se consideran muy religiosos presentan menos conductas de riesgo, como consumo de alcohol y participación en peleas

Patricio era lo que una lectura bíblica define como "una oveja perdida": entre las apuestas hípicas y el consumo excesivo de alcohol, protagonizó más de un roce con sus amigos. El grupo estaba bajo el alero de una comunidad religiosa juvenil enfocada a trabajos de acción social y en él encontró contención. Más de una década después, Patricio está planificando su matrimonio por la Iglesia. Los amigos de ese tiempo son fijos en la lista de invitados.

La relación entre grado de religiosidad y conductas de riesgo tiene varios capítulos investigativos. Uno de ellos es un estudio realizado por especialistas de las universidades del Desarrollo, de Chile y de Los Andes a 252 adolescentes de Santiago, con un promedio de 17 años. Algunas conclusiones: los adolescentes que se consideraban muy religiosos no consumieron cocaína en absoluto, tomaron alcohol menos frecuentemente, acusaron menor participación en peleas y consumieron menos marihuana que los que se consideraban nada religiosos.

"Las personas más cercanas a la Iglesia, ritos y estructuras religiosas tienen un desarrollo moral más exigente o más rígido y eso los hace estar permanentemente evaluando una sana forma de entretención", explica Macarena Valdés, académica de la U. de Chile y una de las autoras del estudio.

Los adolescentes que se consideran muy religiosos presentan menos conductas de riesgo, como consumo de alcohol y participación en peleas

FACTOR AFECTIVO

El grado de proximidad de los adolescentes con la religión no es menor. Según la V Encuesta de la Juventud de 2006, el 75% de los jóvenes chilenos de entre 15 y 19 años se identifica con alguna religión y el 54% reconoce participar de ritos o ceremonias religiosas. ¿Por qué? La adolescencia es la búsqueda de una identidad y la religión aporta en esa búsqueda. "Entrega el mismo factor afectivo y protector que una familia", explica Juan Pablo Westphal, sicólogo de la Clínica Santa María. La religiosidad también les regala un sentido de pertenencia, lo que favorece la autoestima y reduce el riesgo de conductas autodestructivas, pese a las caídas de exploración u ocasionales en consumo de alcohol y drogas, burlas y agresiones. "Para los adolescentes es muy difícil ser consecuentes con lo que pregonan, porque sus impulsos se encuentran exacerbados y muchas veces los traicionan, pero el recibir el apoyo de un grupo que lo acoge y no lo juzga disminuye el temor al rechazo y permite tener al grupo o a líderes como referente y guía", explica Ladislao Lira, sicólogo infanto juvenil.

Eso ocurre aun cuando se trata de jóvenes en una edad difícil y que tienen en la esfera digital un mundo de escapes para sus emociones. Pero blogs, Facebook o Twitter no es sinónimo de adolescentes solitarios y abstraídos de su entorno. Un dato: el 83% de los jóvenes internautas declara que le importa mucho la familia y un 66% se autodefine como cariñosos y sensibles, según el estudio Indice de Generación Digital.

LA TENSIÓN DE LO CORRECTO

Hay un capítulo del estudio que parece ir en una dirección contraria. Con respecto a la relación entre práctica y salud mental, los adolescentes muy religiosos se sentían más frecuentemente tristes y nerviosos que los nada religiosos (22, 7% contra 12, 5%) y habían consultado más frecuentemente a especialistas por problemas psicológicos (40, 4% contra 22%). "Hay adolescentes tan protegidos y normados que se sienten incapaces de enfrentar situaciones límites y de discriminar entre lo correcto y lo incorrecto. No se sienten capaces de buscar respuestas y las buscan con los especialistas", explica Macarena Valdés, autora del estudio. También hay una explicación en la otra vereda: las personalidades depresivas muestran mayor dependencia y buscan más la pertenencia a grupos religiosos en busca de aplacar sus ansiedades ante el rechazo. "No es que estos jóvenes se depriman más, sino que los adolescentes con tendencias depresivas buscan más estos grupos", concluye Lira.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
1703
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.