Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

"El estómago se encoge al comer menos": ¿mito o realidad?

09/08/2017 20:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

SANTIAGO/ DIARIO DE SALUD.-- Empiezas la dieta y, al comienzo, parece un sacrificio: las porciones más pequeñas no logran saciar tu apetito. Para animarte, alguna amiga te dice: "Al comer menos, el estómago se encogerá. Pronto no tendrás tanta hambre". Aunque es una creencia muy popular, ¿es cierta? La ciencia tiene la respuesta.

El estómago, ¿se encoge?

Al llegar a la adultez, el estómago tiende a mantener su tamaño. Comer menos, entonces, ¡no hará que se encoja!, explicó el Dr. Mark Moyad, al sitio WebMD. Esto no significa, sin embargo, que no altere su tamaño al alimentarnos.

"El estómago es un órgano hecho para estirarse", agregó el Dr. Kyle Staller, gastroenterólogo, consultado por la revista Women's Health. Al comer, el alimento pasa primero por la parte superior del estómago (el fundus), que se extiende para albergar la comida.

Nuestros fundus tienen distinta capacidad: algunas personas podrán comer tres platos y otras no llegarán al postre. A medida que la digestión progresa hacia el intestino, en unas cuatro horas o menos, el estómago recobra su tamaño habitual.

Pero si todas las comidas son "banquetes"...

Cuando habitualmente comes de más y muy rápido, el estómago no llega a "informarle" al cerebro que estás satisfecho, por lo que es posible que estés "entrenando" al fundus para incorporar más cantidad de alimento, advirtió Staller.

Controlar las porciones puede ayudarte a bajar de peso y alejar los problemas cardiovasculares.

¿Y al hacer dieta?

Aunque el estómago no se encogerá, ya no le resultará tan fácil recibir tanta comida como antes. "Es como los músculos: cada vez podrías hacer menos, si no los usas", ejemplificó Staller a Women's Health.

De igual modo, consumir porciones más pequeñas podría ayudar a restablecer el "termostato del apetito". Así, sería posible no sentir tanta hambre y que te sea más fácil sostener un régimen, concluyó Moyad. Recuerda, antes de cambiar tu dieta o si tienes dudas sobre tu salud, consulta al médico.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (20693 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
1231
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.