Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Gomes escriba una noticia?

Sólo la esencia de la Mente refleja a Dios

15
- +
11/02/2021 00:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Alma no pertenece al mundo, es innacida, inmutable

Extracto del libro

 

Si usted cree que Dios existe, por medio de esta misma fe transformada en atención y pensamiento concentrado, usted siempre puede contactar personal y  conscientemente a Dios mental e internamente.

Al sintonizar su voluntad consciente con la de Dios, pensamientos de amor, paz y perdón divinos se hacen presentes y habituales en usted.

Según su más íntima y profunda fe, su creencia o total convicción de mente, es su propia conciencia y de acuerdo a la naturaleza de ésta: son sus actos que por efecto condicionan sus hábitos y éstos, a su vez, retroalimentan su fe. Si usted no modifica internamente su fe, no podrá deshacerse de hábitos indeseables.

Mediante técnicas introspectivas meditativas, puede observarse y examinarse la propia fe y, descubrirse que es un sistema interdependiente de pensamientos relacionados, y al modificarse éstos, la propia fe se modifica.

La aceptación interna de ideas y conceptos, del sistema de creencias, condiciona a la fe; según sean éstos verdaderos o falsos, se vivirá mediante una fe verdadera o falsa y, como sea nuestra fe, será nuestra conciencia y actos de vida.

El bien de Dios no es un beneficio personal ni práctico, es una cualidad de la verdad única de Dios que permite a la conciencia humana adoptar libremente la decisión correcta hacia la paz plena.

La preexistencia del Bien Supremo, es percibida mediante la intuición trascendental de la esencia interna del propio mental y esta es, la prueba íntima, personal y directa de la existencia de Dios; poniendo la conciencia en equilibrio con esta fuerza de toda existencia y propia existencia, se alcanza la propia salvación de paz plena.

Jesucristo es el modelo perfecto de la escala de conciencia humana a imagen y semejanza de la esencia del Bien Supremo que es siempre Dios; seguir sus enseñanzas es asemejarse a Él y así acercarse a la perfección de Dios en nosotros mismos.

Vivir a semejanza de Jesucristo es rechazar el pecado del mundo y aceptar el bien de Dios, practicar la no violencia y la acción desinteresada de servicio y amor al prójimo como Él la enseñó, que son los únicos medios para alcanzar paz plena en esta misma vida.

Percibir a Dios es despertar el alma a su presencia y, cuando esto sucede, se experimenta que realmente el mundo está adentro de la mente, que la mente está adentro de la propia alma y qué ésta misma, está adentro de Dios..., así los mundos materiales, los cuerpos humanos y todas las acciones y pensamientos transcurren siempre por dentro de la conciencia, de la mente, del alma propia, que es Dios vestido de la idea de ser otro diferente a Él mismo.

Si los pensamientos están atados a las cosas del mundo, la mente que los contiene será a la medida del mundo, sí están atados a Dios la mente se expandirá a la medida de poder contener a Dios.

Mediante la práctica de una fe total en Dios y en la verdad de la insustancialidad de la materia universal, dado que la única realidad es Dios, desarrollaremos potestad divina para hacer y deshacer, para sanar y mandar sobre la naturaleza, los elementos y lo espiritual, a semejanza de Jesús; sí podemos vivir como Él nos enseñó, podremos hacer todo lo que Él pudo hacer y cosas aún mayores, como Él también  nos prometió.

Existimos y tenemos conciencia porque antes existe Dios y Dios es, todo conciencia; de modo que nuestra existencia como alma individual es dependiente de la de Dios.

 

 

 

Diálogos entre Yogui Mettàtron y un estudiante peruano, mediante las salas de religión y budismo del chat y del Messenger de Yahoo durante el año 2004.

 

 

     

 

¿PERTENECEMOS AL MUNDO?

 

rockymadmax: ¡Hola, yogui!

 

Yoguimettàtron: Hola rocky, ¿todo bien?

 

rockymadmax: Siiiiií..., yogui, ¿qué interpretación le das a la afirmación de Jesús sobre que no era del mundo, que él no pertenecía al mundo?

 

Yoguimettàtron: Parece que estás saboreando de la verdad comentada en los Evangelios... Antes de contestarte te aclaro que lo haré desde el siguiente punto de vista, que siempre puede ser libremente aceptado o rechazado de tu parte: Jesús habla siempre en primera persona y lo hace como Hijo del Hombre; esto significa la Conciencia Pura y sin pecado, la esencia de conciencia humana como hijo de Dios, tal cual el Padre Eterno la manifestó en origen... Por tanto, enseña siempre cuál es el verdadero estado de la conciencia del Hijo del Hombre, de la humanidad entera, si cada uno elige seguir su ejemplo de vida y consagración al bien iluminado por nuestro Padre Eterno... No se trata de un bien cualquiera, de un bien humano y mundano, se trata del Bien Supremo, del perfecto amor-bondad que manifiesta el Creador a través de nuestros corazones afirmados y centrados en su voluntad de amor y santa paz.

 

Rockymadmax: Parece que será interesante tu explicación!!!

 

Yoguimettàtron: Intentaré que te sea comprensible y por tanto, puedas recibirla y conservarla por siempre en tu corazón... Existe una Ley Universal Divina que nos condiciona a todos, tanto frente a las cosas que son del mundo como ante la verdad de Dios: toda conciencia existe según su fe, cómo sea su fe, así será su manifestación y toda manifestación es una acción que se convierte en un efecto diferenciado... Esto completa un círculo, puesto que el efecto a su vez condicionará a la fe, por lo que la existencia del estado de conciencia creado, resultará repetitivo o con tendencia recurrente... Por eso, las enseñanzas sagradas de todos los tiempos, aconsejan no desestimar esfuerzos para que las acciones sean de acuerdo a la rectitud, de modo que el estado de conciencia tienda a la serenidad y paz plena de mente.

 

Rockymadmax: Pero, ¿qué tiene que ver con lo afirmado por Jesús, respecto a qué él no es de éste mundo?

 

Yoguimettàtron: ¡Todo!, los que están despiertos en Dios, porque lo aman, perciben que son almas infinitas, innacidas, inmortales, que lo que llaman otros sus cuerpos, egos y demás cosas, así como el mundo y el universo entero, acontece sólo por dentro de sus conciencias, de sus almas... Siendo así, saben que no son del mundo, ni pertenecen al mundo, que ninguna cosa que habite y sea del mundo puede alcanzarlos... Puede parecer que están en el mundo, pero esta presencia no difiere a la de todas las cosas del universo entero, que acontecen por dentro del alma misma.

 

 

 

 

 

 

Roberto Guillermo Gomes

Yogui Mettàtron

 

 

Arquitecto / Periodista / Ecologista / Escritor / Máster en Neurociencia Cognitiva, Psicología, Yoga, Acupuntura, Osteopatía, Yoga Terapéutico  y Mindfulness. Creador del NeuroYoga. Desarrollador del Programa FlashBrain para el incremento intelectual y de la técnica de Meditación Sináptica. Impulsor y líder de la iniciativa por el 2% del PIB mundial, en forma anual, para dar solución definitiva al triple flagelo del hambre, superpoblación y calentamiento global.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Gomes (50 noticias)
Visitas:
137
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.