Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gl1514290268422 escriba una noticia?

Cómo escoger unas zapatillas adecuadas para correr

26/12/2017 09:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Correr se está convirtiendo con el paso de los años en la actividad principal de un gran número de personas por diferentes razones entre las que destaca el bajar de peso, cuestiones de salud o el simple hecho de disfrutar de kilómetros de actividad física

Hasta aquí bien, pero en muchas ocasiones se nos escapa que para poder realizar deporte es necesario llevar un equipamiento correcto. Todo ciclista sabe, por ejemplo, que para salir en bicicleta es necesario una bicicleta adecuada a nuestro uso ya sea para carretera, montaña o como simple medio de transporte. En contraposición a estos ciclistas que deciden, muy bien por cierto,   que bicicleta usar aparecen los corredores o “runners” que habitualmente por desconocimiento suelen obviar la necesidad de un buen calzado para salir a correr. En este artículo se pretende arrojar información importante para poder elegir una zapatilla adecuada a las características de cada corredor.

Quiero comenzar a correr, ¿qué necesito saber?

Todo corredor novato antes de lanzarse a devorar kilómetros y kilómetros necesita un poco de información sobre la zapatilla que puede ser más adecuada a su forma de correr, su peso y la distancia que suele o pretende recorrer.

En primer lugar, es necesario hablar de la relación entre el peso del corredor y la zapatilla. Conforme nuestro peso sea mayor y nuestro tamaño corporal aumente tenemos que saber que la zapatilla que deberíamos usar será distinta. Cada zancada que demos sobre el suelo aumenta nuestro peso por 10 por lo tanto no es lo mismo pesar 100 kilogramos que 60.

En segundo lugar, una vez que sabemos que el peso es importante hay que tener en consideración que nuestra capacidad física es muy importante a la hora de elegir nuestras armas para correr. No es lo mismo una persona que esté acostumbrada a correr y que tenga una buena musculatura con 90 kilos de peso, a una persona de 90 kilos de peso que no practica deporte y mucho menos está acostumbrada a correr.

En tercer lugar hay que recalcar algo muy importante a la hora de correr y es la forma de la pisada. Dependiendo de la forma que tengamos al pisar durante la carrera necesitaremos una zapatilla diferente para corregirnos. Esta forma de pisar diferente se denomina pronación y pasaremos a explicarla en líneas posteriores.

En último lugar, para elegir unas zapatillas que se asemejen a mi peso, capacidad física y tipo de pisada le tengo que añadir el uso que le voy a dar a la zapatilla. Existen zapatillas que son más adecuadas a unas distancias que otras y a unas pruebas que otras. Así pues podremos encontrar zapatillas para distancias cortas y largas, zapatillas para pruebas específicas como las que usan los triatletas, que incluso se pueden usar sin calcetines,   o zapatillas para asfalto y montaña.

Zapatillas según mi peso

El factor más importante a tener en cuenta en respuesta al peso del corredor es la amortiguación de la zapatilla. La amortiguación está relacionada con la cantidad de material que usan las marcas deportivas para la amortiguación del corredor. Evidentemente existe una relación directamente proporcional entre amortiguación y peso de la zapatilla, importante esto a la hora de elegir.

Cada marca deportiva usa un sistema de amortiguación diferente para satisfacer a sus clientes y no quiero entrar en que marca es mejor o peor pero si que quiero dejar claro que cuanto más capacidad de amortiguación más beneficioso para nuestra carrera y nuestro cuerpo, muchas lesiones vienen de la mala elección de la zapatilla.

Teniendo en cuenta el peso de una persona a la hora de correr podemos tener en cuenta la siguiente clasificación:

  • Corredores ligeros: en esta clasificación aparecen todos aquellos corredores de menos de 65 kilogramos en hombres y 50 kilogramos en el caso de las mujeres. Las zapatillas para este grupo de personas se caracterizarán por ser muy ligeras, flexibles y con muy poca amortiguación.
  • Corredores medios: dentro de este grupo estarán los corredores hasta 80 kilos de peso. Dentro de este grupo las zapatillas serán mucho más amortiguadas aunque sin aumentar mucho el peso de la zapatilla.
  • Corredores pesados: dentro de este grupo tendremos a aquellas personas que lleguen hasta los 90 kilos en hombres y 75 kilos en mujeres. Los corredores de este grupo tienen que optar por una zapatilla muy amortiguada y con gran capacidad reactiva. Dentro de este grupo también optaremos por zapatillas con una media suela ancha que reparta mejor nuestro peso para que nuestra musculatura y articulaciones sufran lo menos posible.
  • Corredores muy pesados: aquí se encontrarán los corredores de más de 90 kilos en hombre y más de 75 en mujeres. A la hora de buscar la zapatilla adecuada para este grupo será necesario que optemos por la zapatilla más amortiguada de la marca que más nos guste y que tenga el arco muy reforzado para que nuestro cuerpo sufra lo menos posible.

Zapatillas según mi forma de pisar, ¿pronador o supinador?

En el mundo del deporte existen algunos términos que los corredores usan de forma continuada y que cualquier persona que se quiera iniciar a en este deporte debe conocer. Las palabras clave son supinación y pronación. Hay que dejar claro que la supinación y la pronación son dos movimientos naturales del pie que se producen a la hora de caminar o correr. Ambos movimientos son necesarios en las distintas fases de la pisada.

La pronación hace referencia a una inversión del talón durante la marcha. Como ya hemos dicho antes, este movimiento es necesario pero en exceso puede producir daño y lesiones. La pronación produce un hundimiento del arco del pie, esto no significa que todas las personas que tengan poco arco en el pie sean pronadoras. La pronación se puede desarrollar con la edad, el ejercicio intenso o el aumento de peso. Los excesos de pronación pueden desembocar en lesiones como el dolor metatarsal, la fascitis plantar o callos y durezas.

Supinar es el movimiento contrario a la pronación y hace referencia a una rotación excesiva del pie durante la pisada. La supinación excesiva puede producir tensión en músculos y tendones que estabilizan el tobillo.

Una vez que los términos supinación y pronación han sido aclarados, se hace necesario aportar una serie de detalles que nos pueden ayudar a conocer si somos pronadores o supinadores. Las personas que son pronadoras suelen desgastar la parte interna de la zapatilla a la hora de correr, por otro lado, las personas supinadoras desgastarán en exceso la parte externa de las zapatillas durante la marcha.

Cualquier neófito en el running tiene que elegir la zapatilla adecuada a su forma de pisar y es por esto que a la hora de elegir tenemos que saber que existen zapatillas para pronadores y otras más adecuadas para personas supinadoras.

Las Zapatillas  pronadoras se caracterizan porque se adaptan a la forma de pisar del corredor. En términos generales estas zapatillas tendrán un refuerzo en la cara interna de la zapatilla que corregirá el exceso de inversión del talón y ayudará al corredor a tener una pisada mejorada y que nos proteja de posibles lesiones.

A día de hoy, para las personas supinadoras no existen zapatillas específicas pero si que se les recomienda el uso de zapatillas neutras, es decir, aquellas zapatillas que no tienen un refuerzo corrector y que dejan libre nuestra pisada. El cansancio y la acumulación de kilómetros suele llevar la supinación a una pisada neutra y más estable.

Como conclusión a este apartado quiero decir que aunque haya zapatillas que corrijan nuestro exceso de pronación, si sufrimos muchas lesiones recomiendo acudir a un especialista en podología para que nos haga un análisis biomecánico de la marcha y nos trate con unas plantillas estabilizadoras.

Zapatillas según el uso

Para acabar y poder tener la zapatilla más adecuada, tenemos que ser conscientes de que hay zapatillas específicas para la prueba o distancia que queramos correr.

Aquellas personas que busquen retos y que les guste la naturaleza pueden optar a zapatillas específicas de montaña. Estas zapatillas están más protegidas en el “upper” o parte superior de la misma y tienen una suela reforzada para que no se desgasten en exceso y no nos dañen las posibles piedras que encontremos corriendo.

Si eres una persona que quiere hacer triatlón o duatlón podemos elegir zapatillas específicas para estas pruebas, se caracterizan porque se pueden usar sin calcetines ya que el forro interior de las zapatillas son muy suaves y transpiran muy bien.

El último paso a tener en cuenta a la hora de elegir nuestra zapatilla será la cantidad de kilómetros que vamos a realizar con ella. Una zapatilla suele durar unos 1.000 kilómetros por lo que aquellas personas que les den mucho uso las tendrán que renovar de forma más periódica.

Como conclusión quiero decir que el mercado de zapatillas para correr está colmado de modelos y que tenemos que ser conscientes a la hora de elegirlas de nuestro peso, nuestra pisada y el uso que le vayamos a dar.

Las zapatillas de correr son las encargadas de proteger nuestros pies y se encargan de estar en contacto con el medio por el que discurre nuestra actividad deportiva, por lo tanto, tienen que ser lo mejor posibles, adecuadas a nosotros y sobre todo que nos hagan disfrutar.


Sobre esta noticia

Autor:
Gl1514290268422 (13 noticias)
Visitas:
2086
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.