Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ghamm escriba una noticia?

El regalo para el rey

04/12/2012 18:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los ingleses cuentan esta historia del regalo y la califican como totalmente cierta

Los ingleses cuentan esta historia del regalo y la califican como totalmente cierta.

Habí A dos hermanas solteronas que se llamaban Susana y Emilia respectivamente. Vivian muy modestamente en un pueblo vecino a las magnificas tierras del entonces duque de York, quien luego sería el rey Jorge VI. Y cuando este se comprometió, ambas hermanas, en un arrebato de romanticismo tomaron la decisión que era su deber enviar un regalo de bodas. Así es que juntando todos sus ahorros, consistentes en dos libras y un chelín, salieron a la calle en la búsqueda de un presente, un regalo adecuado para este acontecimiento.

Muchas horas después de estar recorriendo bastantes tiendas sin resultados, y estando a punto de abandonar la romántica empresa del regalo , se fijaron en un escaparate muy polvoriento y diminuto que ofrecía dos piezas de ajedrez como única mercancía, un rey y una reina.

Para las señoritas fue encontrar el regalo perfecto, y más aun, el precio estaba a su alcance: dos libras esterlinas.

Las hermanas estuvieron ocupadas varios días en curiosos experimentos hasta encontrar el mas bello modo de envolver el regalo , que lueg o enviaron con destino al Palacio en donde lo recibirían los reales novios.

Y allí empezó la espera del mensaje de agradecimiento que, con toda seguridad llegaría en el papel especial de Palacio, muy blanco, terso, maravilloso. Un recuerdo para guardar como un tesoro para el resto de la vida. Mas cuando llego el tan esperado mensaje, su contenido fue mejor de lo que ellas hubiesen esperado recibir, era todo un sueño: era ni más ni menos que una invitación a Palacio para que fueran a ver los regalos de boda hechos a la real pareja.

Para las señoritas fue encontrar el regalo perfecto

Cuando se dirigían a Londres en un automóvil prestado por un comerciante del pueblo, ambas señoritas se hacían mutuas advertencias acerca de su modesto regalo , que con seguridad estaría muy escondido en algún rinconcito, pero del cual prometían no avergonzarse. Con la fortaleza de tanta conversación tranquilizadora llegaron, por fin a Palacio, y fueron recibidas.

Dominando como pudieron el temblor de sus rodillas comenzaron el recorrido de los muchos salones y pasillos en donde se exhibían los regalos . Mas en todo el recorrido de ese deslumbrante laberinto no pudieron ver las piezas de ajedrez por ellas enviadas. Se sintieron desilusionadas después de terminar el recorrido y emprendieron el camino de salida.

Este pasaba por una lujosa y majestuosa antecámara. Y allí, en un esplendido aislamiento, sobre pedestal de mármol, brillantemente iluminado estaban las dos piezas, de regalo, de ajedrez, y al pie de estas se podía leer, en letras doradas, que gracias a la generosidad de las señoritas Susana y Emilia, por fin habían sido encontradas y devueltas a la casa real estas dos piezas de incalculable valor, que pertenecían al juego de ajedrez del rey Enrique VIII, que de esta manera quedaba completo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ghamm (546 noticias)
Visitas:
425
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.