Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mauriciojaimegoio escriba una noticia?

El derrumbe de un sueño

03/03/2010 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Chile la tragedia dejo al descubierto nuestras debilidades, nuestras incapacidades, la ilusión de haber vivido muchos años en una burbuja arificial

Como si algún tipo de inteligencia superior estuviese esperando con reloj en mano, la madrugada del 27 de febrero se le movió el piso a una cantidad muy significativa de chilenos. Coincidía con el último fin de semana de las vacaciones de verano, son la antesala al recomienzo de las actividades normales anuales, quizás debía ser el último día de descanso pleno y real de muchos de ellos. Y, somo si el gran movimiento telúrico no hubiese sido suficiente, el posterior tsunami acabo con lo que el terremoto había dejado en pie en el borde costero. Para muchos un despetar de pesadilla, para otros simplemente nunca más ver la luz del sol.

Bueno, los detalles no son significativos, porque ya de ellos se ha hablado y mostrado hasta el cansancio, en medio d eun show televisivo y radial contínuo de varias horas. Lo significativo de todo es el sentido metafórico que tiene para Chile todo este asunto. Primero el hecho de despertar en un país muy diferente del que se habáin dormido. Del país próspero, organizado, pujante, modelo de desarrollo para la región, a un país desolado, desorganizado, incapaz de reaccionar, de hacerse cargo de la situación. De un país que mostró lo peor de si al mundo, en medio de la incapacidad de la autoridad de reaccionar, de un orden público desbordado por saqueos e incendios, de contrastes tan marcados, haciendo un espectáculo del solor humano.

Creo que no sólo física, sino que espiritualmente se derrumbo nuestro país. Pero no se derrumbo aquella madrugada, sino mucho antes, cuando vendió su alma al consumism extremo, al utilitarismo, al cosismo. Se derrumbó cuando dejaron de tener sentido las personas, los barrios, los almácenes, la farmacias de barrio, las ferreterías de barrio, las carnicerñias de barrio. La gran empresa se comió a la pequeña, lo moderno se tragó lo tradicional, los valores sucumbieron al encanto de las cosas, al brillo de la tecnología, a la majestad del chip, del computador, de las grandes carreteras, de los automoviles último modelo. Y ahora despertamos de ese sueño, y nos damos cuenta en que nos hemos convertido, que es lo que no somos


Sobre esta noticia

Autor:
Mauriciojaimegoio (1 noticias)
Visitas:
76
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.