Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blogverdealegria escriba una noticia?

¿Cómo educar a un hijo independiente y sano emocionalmente?

03/06/2013 11:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Familia y Crianza 4 image

Criar a los hijos para que sean personas independientes y responsables por las decisiones que toman es quizás el principal desafío de los padres. Pero no resulta tan sencillo. Muchos de los problemas emocionales en los niños se trasmiten como herencia de nuestros antepasados.

Si como padres, tomamos un grado de consciencia mayor sobre la influencia que podemos tener sobre los hijos, estaremos en condiciones de trasmitirles, la seguridad necesaria para que desde temprana edad desarrollen una actitud de independencia frente a la vida.

No se trata simplemente de pregonar valores si el comportamiento de los padres no da cuenta de una visión de la vida que ayude a los niños a ser emocionalmente sanos. Cuando los padres no desarrollan sus propias fortalezas, los hijos pueden terminar reflejando esas inseguridades que se manifiestan, por ejemplo, en baja autoestima, problemas de comunicación, problemas para lidiar con emociones y anhelos, dificultades para cumplir con objetivos personales, etc.

Los hijos desarrollan sus habilidades sociales y emocionales principalmente a partir de la interacción que tienen con sus padres. Cuando los padres son plenamente conscientes de esta tarea pueden desarrollar una dinámica familiar donde se den características específicas, como por ejemplo,

  • Círculo de apoyo incondicional
  • Límites y normas comprensibles
  • Capacidad para resolver problemas
  • Sentido de justicia
  • Libertad para expresar las emociones
  • Disposición al dialogo
  • Incentivos para desarrollar la empatía.
¿Cómo educar a un hijo para que sea una persona independiente emocionalmente?

Probablemente el principal ingrediente, sea darles confianza a los hijos para que tomen decisiones y sean responsables de ellas, siempre de acuerdo a la edad que tengan. Quizás este punto sea el más delicado, puesto que muchos padres oscilan entre un extremo y otro. Los niños siempre necesitan ayuda para resolver problemas o tomar decisiones, y los padres deben crear el ambiente necesario para proveer esa ayuda, siempre en consonancia con la idea de responsabilidad individual.

Sin embargo, es importante dar esa libertad tomando en cuenta la edad y respetando las etapas de aprendizaje natural. Los niños especialmente, siempre se resisten a los mecanismos de control. No lo hacen simplemente por "rebelarse". Lo que buscan es tener auto-control, el primer paso para ser personas autónomas y con iniciativa.

imageOtro aspecto importante es permitir, respetar y aceptar los sentimientos, pensamientos y expresiones de los hijos. En familias disfuncionales es común observar como esta libertad se encuentra coartada. Muchos padres no se permiten, ni permiten a sus hijos, expresar ira, tristeza o emocionarse en público. Se reprimen los sentimientos y la comunicación abierta. Y esa herencia probablemente perdure en el tiempo si no hay un esfuerzo por cambiar esos patrones de comportamiento.

Se considera normal decirle a los hijos, "no llores" o "¿y por esto haces tanto escándalo?". Ese tipo de expresiones son el intento por minimizar lo que siente el otro, o convencerlo de que sus emociones no son realmente importantes. Cuando uno permite que esas emociones se expresen, pueden canalizarse adecuadamente y no como sucede al reprimir emociones, que terminan desembocando en depresiones, o comportamientos agresivos.

Otro pilar fundamental para la crianza de los hijos, es crear un clima de profundo respeto. Eso significa escuchar a los hijos con atención. Mostrar respeto por ellos. Eso hace que automáticamente, ellos se amolden a este principio fundamental de respeto. Poner reglas en casa sobre el uso del lenguaje, la crítica y las quejas, va creando un habito de empatía hacia los demás, estableciendo además habilidades de liderazgo a futuro.

Por último, siempre deben plantearse reglas y límites. Las familias disfuncionales, donde uno de los padres es dependiente o distante emocionalmente, siempre presentan patrones donde las reglas son inexistentes, o excesivamente estrictas e irracionales. Cuando se crea un clima donde tenemos derechos, pero también deberes, creamos seguridad en los hijos, y los comprometemos con un proyecto de familia. En definitiva, educamos hijos comprometidos. Reglas duras sin mayor justificación a menudo significa caer en comportamientos como por ejemplo, el castigo físico, que no sólo ha demostrado ser ineficaz, sino que además trae consigo problemas emocionales en la adultez. En vez de eso, los castigos siempre deben estar vinculados a las consecuencias inevitables de nuestros actos. Los padres tienen un gran desafío de transformación interior, para regalarles a sus hijos un ejemplo que los acompañará siempre.

Www.VerdeAlegria.com


Sobre esta noticia

Autor:
Blogverdealegria (29 noticias)
Fuente:
verdealegria.com
Visitas:
96
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.