Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

De la Educación Especial a la Educación Inclusiva ( 2 de 3)

25/08/2018 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Autismo en Marcha

A partir de los años 70 y 80 se empieza a implantar la idea social de que el alumno con discapacidad tiene derecho a ir al centro educativo regular. Ese proceso reivindicativo, llevado a cabo por familias y por profesionales de la educación especial, empieza a llevar a alumnos con diversidad funcional a las aulas de los colegios regulares, pero con matices. Y aparece el modelo integrador de la educación. Que es básicamente el llevar parte de los recursos del centro de educación especial al centro ordinario. Se crean aulas de integración, de forma que el alumno con diversidad funcional pueda compartir más momentos con el resto de alumnos.

El modelo de integración adquiere fuerza y cada vez se abren más aulas de educación especial en centros ordinarios. Pero realmente seguimos con el mismo modelo de la educación especial pero manteniendo dos grupos, el de los niños normales y el de los niños discapacitados. Recursos diferentes, visiones y proyectos diferentes, en suma, niños diferentes. En muchos casos el niño ni es incluido ni integrado, acaba sencillamente incrustado.

Hay que tener en cuenta que en la gran mayoría de casos el centro de educación especial fracasa, ya que en muy pocos casos el alumno, al pasar a la vida adulta, consigue muchas de las metas básicas para un desenvolvimiento social en solitario. Es decir, que son dependientes de por vida.

En el año1978 en Reino Unido, aparece la propuesta de las Necesidades Educativas Especiales (NEE), que pretenden extender el concepto de atención específica a todos los alumnos que en un momento determinado tengan una necesidad de apoyo. Este aspecto también impacta directamente en el modelo de aulas de integración educativa, de hecho, mucha gente piensa que las NEE son solo para niños con discapacidad y no realmente un apoyo para cualquier niño que las requiera.

Hoy los docentes, tanto los de educación especial como los de educación ordinaria, tienen cada vez más claro que una escuela mejor es posible. Y que el proceso de transformación hacia un modelo inclusivo es un factor base para el propio desarrollo social. Donde no es el alumno el que se adapta a las exigencias escolares, sino donde la escuela es un lugar de encuentro y de aprendizaje.

Educación Inclusiva no significa que la validación de currículo académico sea más laxa, sino que éste cambia de la dimensión memorística y mercantilista actual, hacia un modelo social, holístico y reflexivo del conocimiento, donde uno de los parámetros básicos del programa educativo comparte una de las bases de la humanidad, la convivencia, pero no establecida en clanes, castas o clases sociales, sino en un modelo horizontal. De esta forma no asociamos la dificultad de un alumno a una discapacidad, sino a un error en el diseño del modelo educativo. Convertimos la dificultad en una nueva oportunidad. La diversidad en riqueza social y no en un motivo de exclusión. Pero además, conseguimos que los alumnos sin discapacidad puedan ejercer su derecho a conocer la diversidad social, en la que finalmente viven.

Obviamente este proceso transformador debe realizarse con sumo cuidado y atención. El hecho real es que la desaparición de los centros de educación especial va a suceder.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (21840 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
603
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.