Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

¿No es demasiado pedirle al diseño que "cambie el mundo"? Colegas Pedantes

28/09/2009 16:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Quiero referirme explícitamente a la pedantería que invade a algunos diseñadores de cierto renombre, y también a muchos “de los otros”

Quiero referirme explícitamente a la pedantería que invade a algunos diseñadores de cierto renombre, y también a muchos “de los otros”.

Hace un tiempo, mientras escuchaba en la radio del auto uno esos programas en los quegente con onda conversa con otra gente muy entretenida también, me topé con un entrevistado que era Director de una Escuela de Diseño.

Interesada, puse atención; la conversa prometía estar buena.

Los anfitriones del programa lo presentaron en forma muy entusiasta, enumerando sus atributos académicos y profesionales.

Todo bien, hasta que comenzaron a comentar acerca de su experiencia como docente.

Locutor: “Parece que los alumnos te tienen miedo, dicen que eres un profesor tremendamente exigente

Diseñador: “Si claro, es que yo pienso que se debe entregar todo por el Diseño, siempre ir mas allá de los límites. Yo casi nunca pongo buenas notas. Los alumnos saben que soy así, que tienen que trabajar las 24 horas del día en mi ramo para poder avanzar, y aún así muchas veces no es suficiente. Repruebo a muchos, pero la cosa es así conmigo, y ellos lo saben. Tienen que trasnochar, que trabajar bajo presión, no me importa que tengan mas ramos, tendrán que ver como lo hacen, porque yo les doy harto trabajo. Porque estos cabros de ahora no saben nada, no tienen nivel, no saben de diseñadores, de productos, no saben de historia, nada de nada.”

¡Plop!

Me quedé pensando en estas palabras, que reflejan claramente un estilo de docencia presente en algunas Escuelas de Diseño, pero principalmente en algunos Diseñadores (y arquitectos también).

Yo, en principio, estoy de acuerdo con la exigencia, y también con el desarrollo de actitudes que fortalezcan al estudiante, porque el ejercicio profesional es complejo, y el contexto nacional no está lo suficientemente maduro como para que un diseñador pueda tener éxito basado solo en sus talentos personales.

Sin embargo, hay que situarse dentro de un escenario realista: ¿Qué es realmente exigencia? Exigencia respecto de alumnos chilenos, jóvenes que provienen de una educación que no privilegia precisamente la curiosidad y la creatividad. Estudiantes que quizás nunca han tenido la oportunidad de tener contacto con el mundo del Diseño.

Quiero referirme explícitamente a la pedantería que invade a algunos diseñadores de cierto renombre, y también a muchos “de los otros”

¿Puede un profesor recriminar a sus alumnos por no conocer lo que posiblemente nunca se les presentó?

¿Puede demandarles una dedicación completa (desmedida), sin entregarles las herramientas adecuadas para poder alcanzar los niveles de aprendizaje esperados?

Porque, si sus alumnos reprueban en tan alto grado, algo queda pendiente respecto de la efectividad del docente.

Creo que, a estas alturas del siglo XXI, no se puede (enseñar) aprender en base al miedo.

Y menos en una carrera que tiene como objetivo generar propuestas y soluciones que propicien la innovación.

Los alumnos responden mejor, cuando saben qué se espera de ellos. Cuando se ajustan metodologías, procesos y actividades en función de sus potenciales específicos. La planificación es responsabilidad del docente, así como la gestión del tiempo, de recursos y energía. Esto es parte de una docencia efectiva.

Hay muchos diseñadores que reclaman respecto del nivel de sus alumnos, pero que no se sitúan empáticamente respecto de su propio contexto de aprendizaje. Por cierto que hoy, con toda su experiencia profesional y de vida, para estos docentes hay cosas que parecen obvias, pero a los 18-20 años, el mundo es otro.

Considero que exigencia no es autoritarismo, y que el profesor no puede ser una “estrella de rock”. Como profesional, no hay problemas, pero no en la docencia.

Entiendo más bien como exigencia un contexto de reglas claras, objetivos concretos, aprendizajes bien establecidos y evaluaciones fundadas en requerimientos explícitos, alineados con las características propias de los estudiantes y al nivel de avance dentro del plan de estudios.

Diseñadores para construir el futuro, ¡Sí!, pero bien formados.

Con autoestima alta, proyectando sus potenciales, entendiendo el cómo y el porqué de lo que hacen.

Paso a paso, motivando con ganas, entusiasmo y energía, es tarea del docente formar nuevas generaciones de diseñadores positivos, proactivos y útiles para la sociedad.

Vivian urmenetavi diseño de aquí...Vivian urmenetavi diseño de aquí...


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
205
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.