Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josefasuarez350 escriba una noticia?

Crónica: Una experiencia en el Mercal de la Puerta

10/03/2018 11:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una experiencia en el Mercal de la Puerta con mi amiga Haydée

Violeta.

El día Viernes es mi turno para comprar en Mercal por mi número de C.I. terminado en 9. Este sistema fue adoptado por el Edo., con el propósito de cubrir el gran desabastecimiento de alimentos de la cesta básica del venezolano. En el Mercal se compra a un precio regulado como parte de las famosas misiones de Chávez (ideadas por Fidel Castro) para que Chávez se congraciara con la clase media que se ha ido empobreciendo a lo largo de estos años, con este régimen socialista, que ni siquiera sus dirigentes entienden. El Presidente asume: que con esta Misión, la de Barrio Adentro, la Robinson, la de Salud de los ambulatorios, la de transporte y otras se van a solucionar la gran crisis económico social por la que atraviesan los venezolanos. Puede que algunos dirigentes chavistas todavía de buena Fe colaboren para solucionar los problemas de Venezuela, pero son incapaces de aceptar la opinión de Fedecámaras, de los productores, de analistas económicos, de dirigentes de la oposición y otros. Comenzando por el Presidente, todos los funcionarios hacen oídos sordos a los que no estén de acuerdo con la revolución socialista o revolución del siglo XXI, lanzan leyes y decretos, ensayan sistemas a ver si la pegan. Estas soluciones algunas improvisadas, lanzadas a diestra y siniestra, no logran nada positivo, todas fracasan, nada sale bien hasta que no llegue un Presidente capaz, inteligente, ponderado y respetuoso de la constitución, no un fanático ególatra, creador de falsos ideales, hasta capaz de cambiar la historia...  Cuando esto suceda, ya sea por medio del voto legalmente, o por una terrible explosión social, se solucionará la crisis de Venezuela.

 Las Misiones:  Misión Mercal: Es una misión para abastecer a la población, que en un principio arrancó bien, al igual que la misión barrio adentro, que según estudiosos de los problemas sociales como Isabel Pereira (Directora de la Unidad de Análisis y Políticas Públicas del CEDICE); fue decayendo por falta de control, supervisión y evaluación, pero sobre todo porque fueron creadas con un fin populista.  Desde el 2003, el programa de las misiones, ha constituido la iniciativa social más ponderada del régimen chavista. Se convirtió en una buena oportunidad, no solo para los pobres, sino también para la clase media (que cada día está más pobre). En un principio tuvieron un arranque aceptable, pero hay muchas deficiencias, no sólo en la Misión de Mercal, sino en la de Barrio Adentro y en la Robinson, que amerita un análisis aparte y especial por el atraso que está ocasionando en nuestra educación.  Otra cara de las misiones según estudiosos de este régimen, como lo es Enrique Kraus, escritor mexicano, que ha escrito una obra excelente sobre el fenómeno chavista con el título El Poder y el delirio, en el año 2008. Las misiones ocasionan una gran depresión en la producción por un desaforado proceso de corrupción de los llamados boliburgueses que son los intermediarios de las importaciones y de los militares nombrados a dedo por Chávez para dirigirla sin ninguna preparación económica y mucho menos social.  Inicio de la Crónica. A las 4 a.m., debía estar lista y llamar a Haydé (Amiga y compañera de turno de C.I. para ir hasta La Puerta (Urbanización cercana a nuestra casa en Villas del Valle), ya que en ese establecimiento últimamente se conseguía hasta carne y pollo. Mi hijo Rafael Miguel, quien nos lleva, nos apresura para lograr buenos puestos en las colas. Existen 3 tipos de cola: 1) Adultos no mayores, 2) Adultos Mayores y 3) Discapacitados. Yo uso bastón por una cirugía en la rodilla y colocación de prótesis, hace pocos meses. Y no puedo permanecer de pie por períodos prolongados y siempre debo estar acompañada. Llegamos a la Puerta, a hacer la cola alrededor del edificio, nos sentamos en sillitas y taburetes, sobre todo los discapacitados; pero la mayoría en el tronco de un enorme árbol que está a la entrada o en el piso y en los autos estacionados afuera. Cuando llegan los colaboradores nos marcan con un número en el brazo o nos dan una fichita.    Todos empiezan a conversar y a especular: Hoy vienen 2 pollos por persona, La semana pasada trajeron pasta, Parece que la mantequilla y la Harina Pan ya llegaron.  Cuando llegue la guardia no vamos a dejar que nadie se colee. Y así siguen las opiniones que se van desgranando como un rosario triste, o como unas quejas al sentirnos, como una población resignada aún más pobres que los pobres de la India.

   Después de 3 horas de cola, llega la Guardia Nacional y para ser justa, algunos son respetuosos, y considerados, pero la mayoría son prepotentes y desconsiderados hasta con los discapacitados.  La logística de las colas es la siguiente: De la cola de la calle se pasa a la cola del estacionamiento; en ocasiones sin mucha contemplación con la 3ª edad y los discapacitados. Hay un grupo de colaboradores de las juntas comunales que pasan de 10 en 10 de las 3 diferentes colas, pero a su criterio sin ningún orden o logística, la 3ª edad protesta mucho, ya que los viejitos se caracterizan por querer justicia, además de ser muy peleones.  Seguimos en la cola resignados. Rafael Miguel y Adriana al mediodía nos llevan agua y juguitos, por miedo a que nos deshidratemos, posteriormente nos llevan el almuerzo.  De repente un guardia nacional se acerca a Haydée y le dice: Tengo que hablar con Ud., ella un poco temerosa, va con otra compañera de cola que ya había hecho reclamo. La compañera se le queja al guardia de que las colaboradoras no respetan el orden de las filas 1, 2 y 3; y se regresa, deja a Haydée con el guardia nacional. Después me entero que Él le dice: “Pero Ud., no se acuerda de Mí, Yo soy el esposo de su ahijada, y hace unos meses estuvimos compartiendo en una reunión familiar”.  ¡Oh por Dios, se apena Haydée, no lo reconocí por el uniforme!, da la impresión que al pertenecer a un grupo criticado, nuestros conocidos pierden su identidad. Ella se excusa con Él y le pregunta por su ahijada y los niños comparten un rato y regresa a su puesto en la cola.   De repente, se presenta un alboroto, en la entrada. La protesta es porque se le permitió la entrada a una joven que tiene fama de (bachaquera; los bachaqueros ejercen uno de los nuevos trabajos de la Venezuela socialista: que consiste en comprar regulado y vender bien caro, generalmente lo hacen personas de barrio, aunque posteriormente hay bachaqueros hasta en las Universidades, lo que demuestra, no sólo el oportunismo del venezolano, si no la necesidad de aumentar los ingresos para poder vivir).    La bachaquera, viene con un joven del brazo, que parecía hacer el papel de discapacitado, además trae a un bebé como de 3 meses colgado en el hombro como si fuera una bufanda. Cuando entró al estacionamiento, la fila de adultos no mayores empezó a gritarle “bachaquera, ¿de quien es ese bebé?, ¿lo alquilaste?” “Tu no tienes bebes, eres una bachaquera”, etc., etc.

En un principio tuvieron un arranque aceptable, pero hay muchas deficiencias, no sólo en la Misión de Mercal, sino en la de Barrio Adentro y en la Robinson

   La muchacha llevaba unos shores cortisimos y comienza a caminar muy raro levantaba la pierna (alzando el pompis) y lo dejaba caer, los adultos jóvenes y todos en las colas se reían cada vez que avanzaba dando semejantes pasos.   Ella tiene que atravesar todo el estacionamiento como dando un espectáculo. Yo, como despistada, comento en la cola ¿Por qué ella camina así? Algo le pasa, ¿Por qué todos se ríen tanto, eso es falta de piedad, no será que ella es la discapacitada? La Sra., que está delante de mí me dice, fíjese bien, lo que pasa es que estamos lejos ella levanta esa pierna porque se le despegó total mente, la suelta de la sandalia y para no caerse la levanta tanto dando un show cómico. Me fijo bien y es verdad también me rio, menos mal que los venezolanos no perdemos el buen humor.  Posteriormente llegó una Sra., en una camioneta, se comentó era una chavista empleada de Mercal, también hubo protestas, la pasaron sin hacer cola, salió con 3 enormes sacos llenos que cargaron en la camioneta, también hubo protestas, pero más leves, porque la gente estaba cansada, y a pleno Sol en el dichoso estacionamiento. La conductora de la camioneta se fue feliz, de hacer negocios sucios con los productos que necesitábamos todos.  Como a las 2:30 p.m. pasamos por fin a la última cola dentro del mercado, por supuesto ya no conseguimos pollos, puesto que se los había llevado, la de la camioneta, empleada de la misión Mercal.    Esta misión trajo como consecuencia los bachaqueros, que en su mayoría son personas, sin ninguna conciencia política, sólo les interesa el dinero fácil, la corrupción de los funcionarios chavistas que se sienten apoyados y protegidos (los boliburgueses), que se enriquecen con las importaciones, sin aceptar la caída en la economía nacional.

    La corrupción hasta de la guardia nacional que en un pasado era una Institución respetable y lo más triste de todo y el peor pecado de Chávez, la división de los venezolanos, y al final de este tedioso y azaroso día Haydée me dice: No volvamos más esto es demasiado, aunque el esposo de mi ahijada quedó en avisarme cuando no haya ningún peligro, y un buen abastecimiento.  Pero esto último cada día será más escaso y el peligro está en las calles, en los trabajos, en las casas y hogares por la inseguridad, y en la salud que estamos perdiendo por la carencia de medicinas, e insumos médicos, peligro para nuestra juventud que sigue luchando con marchas pacíficas, buscando un cambio que nos permita vivir en Paz.

             Dios es la Inspiración que nutre y Enriquece nuestros corazones.

 

                                                           

Las misiones ocasionan una gran depresión en la producción por un desaforado proceso de corrupción de los llamados boliburgueses


Sobre esta noticia

Autor:
Josefasuarez350 (10 noticias)
Visitas:
2509
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.