Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anunnakienfessolsinaps escriba una noticia?

Cuando los criminales valencianos eran los estudiantes

12/02/2016 22:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La repercusión mediática del pozo de Ciegsa y el sistema de contrataciones del gobierno demuestra que el ciudadano da mas credibilidad al presentador de televisión que a toda la comunidad educativa

Todos los calificativos que se le puedan dar a la corrupción en Valencia en el año 2016, mastodóntica, impresionante, desmedida, etc... tras mirar los números pueden ser adecuados, toda la indignación por los constantes datos que se filtran sobre los casos del partido popular puede ser hasta razonable. Pero es duro admitir a nivel de calle que aquello que una ciudad respiraba y veía ocurrir delante suya sea motivo de escándalo solo al encontrarnos delante de las cifras y evidencias incuestionables, de los expedientes, de las grabaciones incriminatorias. Tomar este hecho como inevitable, da pie a pensar que somos una ciudadanía muy ingenua o que realmente la opinión pública hasta hace poco creía en la doctrina de los casos aislados.

Los informes de los casos que se manejan en los diferentes juzgados no dan cuenta de algunas adjudicaciones fraudulentas, ni de algunas comisiones, ni de algunos sobrecostes. Hablan de casi todo el sistema de contrataciones de obras y de servicios públicos pagados por el contribuyente. Hablan de viajes constantes con libretas de gastos del ayuntamiento por concejales, asesores y funcionarios cercanos al partido popular. Dicen, en resumen, que todo el proyecto político de los últimos 24 años del PP de Valencia ha sido una gran estafa y de dimensiones nunca vistas en la Unión Europea. 4 de cada 100 euros del producto interior bruto valenciano han sido robados, y aunque en números parezca escandaloso, en el día a día de las personas tiene un coste directo.

Cuesta entender que se pueda intentar justificar el escándalo de Ciegsa, y que se resalten en los medios las magnitudes económicas como si les doliese el bolsillo a tantos tertulianos sin detenerse ni un segundo a explicar que Ciegsa era la empresa que construía escuelas para toda la Generalitat Valenciana. Donde hoy Paco Marhuenda y todos sus compañeros de profesión ven números, la gente normal de Valencia veía escuelas. Escuelas demasiado caras según los informes técnicos que ha hecho públicos el conseller d'educació Vicent Marzà y totalmente deficientes, tanto es así que ocurrieron numerosos accidentes con víctimas mortales por deficiencias estructurales. En 2007, un año ya antes de la crisis, los padres de la guardería Rayuela de niños entre 9 meses y 3 años tuvieron que manifestarse delante de la consellería de educación para conseguir que Ciegsa arreglase las chapuzas de obra del centro que produjeron varios accidentes incluido el accidente de un menor que cayó de cabeza al suelo. En 2013 Vicent Maurí Genovés, dirigente de STEPV apuntaba a la negligencia en su análisis de El País refiriéndose al hundimiento en Noviembre del 2012 del techo del IES Lluís Vives a pocos metros del ayuntamiento de Valencia y el hundimiento del suelo de Enero de 2013 del colegio Santa Pola. En ese mismo artículo ya apuntaba a la deuda generada que justificaba en nombre del consell del Partido Popular los recortes en educación e impagos a centros públicos que hicieron estallar la protesta de la primavera Valenciana tachada de radical por la prensa española.

Lo que para algunos son temas sin importancia y casos aislados para un valenciano normal puede ser la intranquilidad de dejar a sus hijos en un colegio mal construido a donde no llegan los materiales y estas mismas personas que se enriquecían de la miseria de aquellos alumnos tenían el valor de criminalizarles, cuando salieron a protestar tras los sucesos del Lluís Vives. El entonces responsable de la policía nacional, Antonio Moreno llegó a calificar a aquellos estudiantes de instituto como 'el enemigo', cosa que quedó bastante clara con los partes de lesiones de todos los profesores, estudiantes o ancianos que pasaban por ahí heridos y si vemos la magnitud de lo sucedido en cifras de despropósito en el pozo de Ciegsa, es bastante creíble que el propio gobierno compartiese esa doctrina de combatir al estudiante como el enemigo.

Para el ciudadano televisivo, estudiantes con brechas en la cabeza después de una carga policial y corruptos encarcelados por firmar los contratos de esos mismos centros no guarda relación ninguna

La famosa primavera valenciana, no fue como se ha pretendido dejar para la historia, una protesta por la falta de calefacción en el Lluís Vives. Cada centro educativo del País Valenciano arrastraba un historial propio de despropósitos y desencuentros con la consellería. Durante dos trimestres desde los propios consejos escolares hasta los alumnos de forma horizontal se plantaron delante de la consellería de educación y llevaron adelante un movimiento muy potente y combativo sin tutores políticos ni mas representación sindical que la federación de estudiantes de enseñanzas medias cuyo presidente fue detenido y esposado arbitrariamente e incluso con el sindicato de estudiantes en contra de las protestas.

Donde hoy el público televisivo fácil ve números de cuenta y contratos y escucha conversaciones grabadas, aquellos estudiantes veían deficiencias técnicas básicas, cortes de luz y quiebras. Cuando el ciudadano televisivo ve dirigentes del PP encarcelados por delinquir en la cesión de contrataciones a centros de educación no es capaz de relacionarlo con los alumnos de esos mismos centros educativos en desigual batalla campal contra la policía nacional por defender su derecho a que se cumplan no las leyes, sino los plazos de pago asignados por la consellería a los centros públicos. Para el ciudadano televisivo, ver un montón de estudiantes con brechas en la cabeza después de una carga policial y un montón de corruptos 4 años después encarcelados por firmar los contratos de esos mismos centros no guarda relación ninguna y esto es peligroso, por que sobre esa percepción tan disociada de la realidad se puede construir cualquier relato por muy delirante que sea si el objetivo de quien cuenta las noticias es el de manipular el pensamiento de quien las recibe.

Aquellos radicales de entonces hoy están diluidos en todo tipo de carreras y profesiones. Puede que el médico que le salve la vida en un futuro sea uno de aquellos 'terroristas juveniles'. Posiblemente alguno de aquellos tertulianos que hoy muestran su total indignación con el pozo de Ciegsa tenga la decencia por estar indignado a nivel particular por contribuir a la masa de aquellos que criminalizaron a quienes denunciaban cada uno de aquellos fraudes. Eso sería posible si un tertuliano fuese capaz de entrar en la dimensión mental del padre de cualquier niño del CEIP 103 que tuviese que recoger a su hijo de las aulas prefabricadas a dos calles de la presentación del nuevo coche de Fernando Alonso, a dos manzanas de todo un parque de despropósitos de Calatrava y a menos de dos minutos de aquel puente donde el bigotes preparó la visita del papa. Muy cerca del famoso circuito urbano y en la misma calle donde el mismo niño podrá elegir cuando crezca entre otros dos institutos públicos de Ciegsa.


Sobre esta noticia

Autor:
Anunnakienfessolsinaps (56 noticias)
Visitas:
4855
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.