Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eduardo Fuentes escriba una noticia?

Cómo controlar nuestros ahorros con eficacia

01/08/2019 05:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ahorrar es una calle de múltiples sentidos y caminos numerosos que conducen todos al mismo sitio: a disponer de un colchón de ingresos amplio y que nos proporcione seguridad sobre todo en épocas de escasez

Cuando engrosamos ese colchón solemos desear que todos los meses sean de bonanza y estabilidad, pero por desgracia no suele ser así.

Siempre ocurren accidentes, situaciones imprevistas que nos obligan a gastar más de lo que pretendíamos gastar ese período, o incluso solicitar préstamos sin intereses para reponer un electrodoméstico roto o un armario que de la noche a la mañana se ha quedado inservible. Así es la vida independiente.

Sin ahorros, esas pequeñas contingencias nos pueden hundir, ya que de repente nos vemos obligados a sobrevivir como podamos hasta llegar a fin de mes durante unos meses en los que intentamos, por todos los medios posibles, adquirir el nivel de vida que teníamos antes de ese gasto inesperado.

Con ahorros, sin embargo, la cosa cambia. Los ahorros están para eso. ¿Pero cómo conseguimos tenerlos? No basta con reservar un poco de dinero de nuestro sueldo, o, mejor dicho, es importante analizar de qué manera podemos conseguir que nos sobre un poco de dinero de nuestro sueldo. Esa es la única forma de conseguirlo sin que nos llegue el agua al cuello.

Así volvemos a lo que hemos mencionado al principio: los caminos numerosos. Tenemos que aprender a ahorrar en todo y a cambiar hábitos de vida que nos conducen a despilfarrar en todos los ámbitos de la vida diaria.

Estamos hablando del ahorro en electricidad, para lo cual podemos controlar las luces que encendemos; el agua, en la que se impone cerrar siempre los grifos y vigilar cómo hacemos tareas domésticas como fregar; la cesta de la compra, que requiere alimentos perecederos; y un largo etcétera.

Si hacemos esto poco a poco, si conseguimos perseverar y sustituir esos hábitos dañinos por otros más sostenibles, no solo ahorraremos, sino que apenas notaremos en nuestra economía personal el impacto de solicitar un préstamo personal por los motivos que sea. Incluso podremos gastar en ocio sin sentirnos culpables.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Eduardo Fuentes (64 noticias)
Visitas:
2219
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.