Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Impedir el voto en Cataluña es "prácticamente imposible", dice su presidente

10/09/2014 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El presidente catalán, Artur Mas, advirtió este miércoles, en una entrevista concedida a la AFP, de que no se puede impedir a la población catalana decidir su futuro pese al rechazo del Gobierno español a la consulta independentista prevista en noviembre.

"Si la población catalana quiere votar sobre su futuro, es prácticamente imposible impedirlo para siempre", afirmó Mas, en un solemne salón de estilo gótico del palacio de gobierno en Barcelona, en la víspera una gran manifestación independentista con más de medio millón de inscritos. "Es absurdo pretenderlo y creo que el Estado español debe darse cuenta de eso", agregó.

Hasta hace poco nacionalista moderado, Mas se comprometió en 2012 a celebrar una consulta de autodeterminación en esta comunidad prevista para el 9 de noviembre aunque el Gobierno central se muestra resuelto a impedirla, argumentando que es anticonstitucional.

La consulta debe constar de una doble pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? ¿Quiere que sea un Estado independiente?".

Sin permiso ni acuerdo con el Gobierno central para llevarla a cabo, el presidente catalán convocará esta votación bajo el amparo de una ley de consultas populares que el Parlamento autonómico debe aprobar la próxima semana y que será previsiblemente recurrida por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional.

Presionado por algunos sectores independentistas, entre ellos sus aliados parlamentarios ERC, a convocarla de todos modos, el presidente catalán se mostró más cauteloso. "Tenemos que votar, pero tenemos que hacerlo con las garantías democráticas suficientes para que en el plano internacional este referéndum sea aceptado", afirmó.

- El ejemplo de Escocia -

Con poco margen de maniobra para llevar a cabo esta votación, Mas se muestra confiado en que el ejemplo de Escocia, que el 18 de septiembre celebrará un referéndum sobre la independencia acordado con Reino Unido, allane el camino de Cataluña. "Si una nación como Escocia puede votar, ¿por qué no Cataluña?", se preguntó el presidente catalán, convencido de que una victoria del independentismo en el norte de Gran Bretaña cambiaría la reticente postura de la Unión Europea sobre estos procesos.

"Si gana el 'yes' en el referéndum escocés, estoy convencidísimo de que van a empezar negociaciones rápidas entre Escocia, Gran Bretaña y la Unión Europea para asegurar que Escocia pueda quedarse dentro de la UE. Estoy seguro de que va a imperar el pragmatismo como siempre ha pasado en la UE", aseveró.

Hasta el momento, la Comisión Europea mantiene que, según los tratados comunitarios, la secesión de un territorio de un Estado miembro implica su salida automática de la UE y el inicio de un largo proceso de adhesión.

"No es pragmático tratar estas cuestiones políticas solo desde un punto de vista estrictamente legal", estimó Mas. "Hace falta encontrar una solución para que estas naciones que tienen una verdadera vocación europea puedan permanecer en la Unión Europea. No me imagino una Cataluña fuera de una Europa que hemos ayudado a construir", agregó.

Cataluña, con una fuerte identidad cultural propia ha vivido un importante auge del independentismo en los últimos años. Con 7, 5 millones de habitantes, una quinta parte de la riqueza española y amplias competencias en materia de educación, sanidad y seguridad, en Cataluña se ha extendido un sentimiento de maltrato económico y cultural por parte del Gobierno central.

Respondiendo a una manifestación masiva por la independencia el 11 de septiembre de 2012, día grande de la comunidad, Mas emprendió este proceso de autodeterminación encaminado a celebrar un referéndum sobre la secesión. Después de formar una cadena humana de 400 kilómetros en 2013, la movilización este año se prevé incluso mayor. Para esta ocasión, los independentistas quieren formar una V gigante convocando a los manifestantes vestidos con los colores rojo y amarillo de Cataluña en dos céntricas avenidas de Barcelona.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1114
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.